lunes, 11 de junio de 2018

Steven Erikson: "La magia en Malaz crea una cultura sin sesgo de género"

El pasado mes de mayo Steven Erikson estuvo en Francia asistiendo al Festival 'Les Imaginales', una convención anual dedicada a la literatura fantástica que tiene lugar en Épinal. El autor canadiense había sido invitado con motivo del relanzamiento en nuestro país vecino de su saga Malaz, el Libro de los Caídos, que (igual que ha ocurrido en España) ha sido recuperada por la editorial Leha después de una primera publicación, inconclusa, en manos de una editorial diferente. (Ya os mostré hace tiempo la espectacular portada francesa para la nueva edición de Los jardines de la Luna, a cargo de Marc Simonetti).
Durante su estancia en Francia, Erikson ha asistido a diversas charlas con sus lectores y ha concedido entrevistas a varios medios franceses, y entre estas últimas me ha llamado la atención la entrevista realizada por la web JustAWord (entre otras cosas porque está disponible en inglés).
Os traduzco algunos de sus fragmentos más interesantes.



MALAZ PARA NUEVOS LECTORES
"La saga es una historia de un mundo alternativo, un mundo donde existe la magia. Es un tipo de narración en la que para empezar te sumerges en eventos históricos. Afortunadamente, hay una sensación de que la vida continúa después de la saga tanto como que existe vida antes de la saga. Realmente no tiene un principio y un final, es más una pieza o un fragmento de la historia. Como arqueólogo y antropólogo, quería abordarla con muchas perspectivas y puntos de vista posibles en términos de interpretación de la historia. De eso trata, en parte, la historia.
En segundo lugar, la inspiración fue la Ilíada, el tipo de relato donde los dioses participan activamente en el reino de los mortales. De la misma manera, quería que muchos personajes tuvieran los pies en el suelo como ladrones y personas que viven en la calle. Entonces, puedes seguir los niveles de poderes y ascender hasta los dioses. Por supuesto, la mayoría de la gente piensa que los dioses controlan todo, pero yo quería revertir eso para que el ladrón callejero pueda hacer caer a los dioses, y esto funciona en ambos sentidos."





SOBRE EL ORIGEN DE MALAZ Y SU CREACIÓN CON IAN C. ESSLEMONT
"Jugamos al rol toda la historia de trasfondo. Comenzamos con Dungeons and Dragons y pasamos al GURPS (sistema de juego de rol universal y genérico) de Steve Jackson. Básicamente mejoramos la historia. Eso nos dio las bases del mundo y a continuación pasamos a las novelas. Luego, Ian tomó una parte de la historia para escribir sus novelas (hizo seis que encajan en la serie de diez libros que he escrito yo). Básicamente, nos contactamos entre nosotros solo para asegurarnos de que coincidiéramos en los personajes, la ortografía, los nombres y ciertos detalles en los que podíamos estar de acuerdo según nuestra memoria. Luego él escribiría sus libros y yo escribiría los míos. En lo que respecta a nosotros, nos mantuvimos fieles a la atmósfera del mundo de Malaz. No importaba qué estilo usáramos. Se complementaban el uno al otro."



La senda de Mael, por Lauren St. Onge.

SOBRE LA CREACIÓN DEL SISTEMA MÁGICO DE LAS SENDAS

"Se desarrolló orgánicamente. Estábamos adaptando el sistema de magia del juego a algo que queríamos explorar en un mundo de fantasía. Las sendas son, en cierto sentido, planos de existencia, pero también tenían aspectos. Así que, si piensas en los cuatro elementos de los que hablarían los griegos (Fuego, Aire, Agua y Tierra) unimos capacidades mágicas a estas cosas y las llamamos sendas. Luego, agregamos Sombra y Luz, Vida y Muerte. Todos ellos tenía aspectos. Si recurres a la senda de Vida, entonces puedes hacer cosas como curar. Pero también queremos que el sistema mágico sea igualitario, por lo que se basó en la disciplina, la investigación y la determinación. La magia estaba ahí para estar disponible para cualquiera. Como antropólogos pensamos: "¿Cómo cambia eso las culturas que los rodean?". Se nos ocurrió que crearía una cultura sin sesgo de género, por lo que no habría jerarquías de poder basadas en el género. No los mantendría porque no habría forma de imponer una estructura de poder sobre el género. Entonces, se convirtió en un mundo sin sexismo y fue muy interesante explorarlo."


EL PESO DE LA HISTORIA EN MALAZ
"Tanto Cameron como yo, como arqueólogos, podemos llegar a un paisaje y podemos ver la profundidad del tiempo en ese paisaje. Queríamos un sentido del tiempo profundo que recorriera todo este mundo también, así que hay capas de existencia, niveles de experiencia que se remontan a miles de años. Lo que lo hizo interesante fue que hay personajes que realmente han experimentado todas esas capas. Entonces podríamos explorar las perspectivas a largo plazo de la humanidad. Muy a menudo, eso es algo difícil para cada uno de nosotros porque tenemos vidas cortas. Solo podemos pensar en términos de, tal vez, una o dos generaciones. ¡Pero imagina a alguien que pueda pensar en términos de diez mil años! ¿Cuál es su punto de vista sobre la historia? ¿Cuál es su visión sobre la condición humana? Eso fue muy interesante de explorar."
[...]
"Las vidas normales están atrapadas en las corrientes de sus vidas y de la historia. Puede que no estén de acuerdo, pero están siendo arrastrados por esa corriente. Un imperio como cualquier otra cosa, como un país por ejemplo, tendrá diversos puntos de vista, opiniones e incluso sensibilidades con respecto a la lealtad. La idea de la segunda novela fue ver cómo hasta una gran guerra o rebelión finalmente se reduce a un soldado a tu lado y ese fue el tipo de aproximación a Las puertas de la Casa de la Muerte."


El mundo de Malaz, por Corporal Nobbs.

SOBRE EL CAMBIO DE LOCALIZACIÓN EN LOS TRES PRIMEROS LIBROS
"Hay un poco de historia detrás de eso. Después de terminar mi primer borrador de Los jardines de la Luna, comencé con lo que se convertiría en Memorias de Hielo. Pensé que ese era el segundo libro. En aquel entonces, no teníamos ordenadores como los que hay ahora. Estaba usando un procesador de textos que tenía un disquete que solo tenía 64 kB de memoria. Así que, necesitaba varios disquetes para construir una novela y ... ¡los perdí!
¡Tenía alrededor de 350 páginas de Memorias de Hielo y las perdí todas! Estaba tan decepcionado que pensé: "No puedo sentarme y comenzar ahora a reescribir 350 páginas".
Por lo tanto, dejé esa historia a un lado y escribí Las puertas de la Casa de la Muerte, que se convirtió en la segunda novela. Es totalmente por accidente que el orden de los tres primeros libros es lo que es."
[...]
"Los jardines de la Luna tardó ocho años en encontrar un editor, así que cuando terminé Los jardines..., inmediatamente comencé con Memorias de Hielo. Calcula tal vez siete años más la escritura de Las puertas de la Casa de la Muerte, lo que hace otros ocho años entre la primera versión perdida de Memorias de Hielo y cuando regresé a ella. Eso fue tiempo suficientemente largo como para poder reinventar la historia entonces."

Llegada a Daruhjistan, por Marc Simonetti.
SOBRE LA FANTASÍA Y LOS PREJUICIOS DEL MUNDO REAL
"Lo que queríamos hacer, Cameron y yo, era explorar cómo sería un mundo si tuviera magia y dioses reales. Una vez que haces eso, te das cuenta de que tenemos una tradición aquí en la Tierra que coincide con ese tipo de cosas como Homero, La Ilíada, la Odisea, Gilgamesh y tal vez incluso Beowulf. Esas historias plantean la presencia de dioses, espíritus y monstruos como algo dado. Eso hace que tus sensibilidades sean muy extrañas cuando las leemos. Porque pensamos: "¿Creyeron estas personas las historias que estaban contando o las tomaron y las convirtieron en metáforas y significado simbólico? ¿Realmente pensaban que estas cosas existían en un sentido literal?"
Al explorar y crear un mundo de fantasía donde estas cosas existen en un sentido literal, pudimos explorar algunos aspectos de la condición humana que no podemos conseguir directamente en este mundo.
Es como casi si a través de la saga de Malaz y el mundo de fantasía que creamos, pudiéramos reexaminar cosas como Beowulf, Gilgamesh y la Ilíada. Al menos, eso me parece fascinante porque me permitió prescindir de mi escepticismo acerca del escenario de Ilíada y todo lo demás. Eso fue realmente muy agradable.
Juego de tronos y mucha fantasía épica tradicional a menudo crean un tipo de sensibilidad eurocéntrica. Sería una versión fantástica de Europa. Una de las cosas que queríamos evitar era toda esa idea porque a veces uno podía terminar trayendo una suposición cruzada del mundo real al de fantasía. Queríamos prescindir de estas suposiciones. La suposición principal para el escenario de la fantasía eurocéntrica era el patriarcado y no queríamos el patriarcado en este mundo. Otra suposición sería que hay bárbaros en el norte, hordas en el este, hay un sur decadente... Todas estas cosas pueden llegar a un escenario de fantasía y nosotros, Cameron y yo, incluso en nuestro juego de rol no quisimos cosas así, no nos gustó. Simplemente es traerse los prejuicios.
En este mundo de Malaz, es una especie de mundo de daltónicos. Al hacerlo, podemos inventar culturas muy específicas para las regiones geográficas sin tener que pensar en culturas reales que sean similares. Podemos inventar las nuestras propias."

FUENTE


Seguir el blog en FACEBOOK y TWITTER

1 comentario:

  1. Desde el principio me descolocó que Siete Ciudades estuviera al Norte y Malaz al Sur. Porque claro, Siete Ciudades "era" África y Malaz "era" Europa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...