lunes, 21 de mayo de 2018

Reseña: El libro de Joan, de Lidia Yuknavitch

SINOPSIS: En un escenario futuro no muy lejano, la Tierra es un paisaje desolado y en guerra permanente. Jean de Men, líder de una sangrienta revuelta de la que resultó vencedor, ha convertido el planeta en un entorno radioactivo que ha modificado genéticamente a prácticamente toda la humanidad. Solo se guía por la avaricia y el poder; cualquier intento de resistencia que discuta su dominio es rápidamente aplastado, por lo que ya no existe ninguna oposición a su dictadura: los últimos rebeldes, expulsados de la Tierra, orbitan ahora alrededor del planeta en una plataforma espacial, CIEL, una suerte de cárcel en la sobreviven grabando sus recuerdos –la historia de una guerra apocalíptica– en su cuerpo, convertido en el pergamino que explicará el último gran relato de la humanidad. Son seres sin género, delgados y pálidos, la expresión perfecta de una derrota militar y biológica.
Pero Christine, que un día fue mujer y participó en la última revuelta contra Jean de Men, tiene la clave de la supervivencia de toda la especie inscrita en su piel: palabra a palabra, ha ido recogiendo la historia olvidada de Joan de Dark –trasunto apocalíptico de Juana de Arco–, que plantó cara a la tiranía y cuya proeza y martirio, ahora recuperable a través del cuerpo profundamente modificado de Christine, volverá a ser un revulsivo para reconquistar el planeta, la libertad y el futuro: una vez más, comenzará la rebelión. 
El libro de Joan es la primera incursión de Lidia Yuknavitch en la ciencia-ficción. Con un estilo elegante y agudo, mezcla el género popular de la space opera con la complejidad filosófica del cyberpunk, añadiendo interesantes dosis de teoría feminista y transhumanista. Un título esencial en la creciente lista de novelas de anticipación –de la que participan autoras como Naomi Alderman o Kameron Hurley– que abordan cuestiones como la reafirmación femenina y la necesidad de afrontar el futuro teniendo en cuenta una cuestión trascendental: tarde o temprano habrá que superar las convenciones de género y dar paso a una noción líquida y metamórfica de la humanidad, a la que solo podrán salvar el amor y el arte.


RESEÑA: La raza humana ha destruido casi por completo el planeta Tierra, reducido a un mero terrón de arena radiactiva, y ha tenido que escapar al espacio para sobrevivir... al menos, los más ricos y afortunados. Tras una guerra entre un tiránico opresor, Jean de Men, y una luchadora calificada de ecoterrorista y hereje, la heroica Joan de Dark, la civilización está completamente bajo el yugo implacable del primero. Su tiranía se impone sobre toda forma de vida y de pensamiento.
Este es el paisaje, desolador y opresivo, que nos presenta la norteamericana Lidia Yuknavitch en El libro de Joan, una novela ambientada solo unas décadas en el futuro. Lo que queda de la humanidad vive en el CIEL, un estación espacial suborbital donde los seres humanos han mutado hasta convertirse en seres asexuados, frágiles y blanquecinos. Una de la supervivientes es Christine Pizan, que en medio de esta sociedad involucionada comienza a recordar los sucesos posteriores a la ecocatástrofe que los obligó a abandonar la Tierra y el trágico destino de Joan de Dark.
Con una narración fragmentaria y con saltos constantes entre puntos de vista, lugares y momentos (gran parte de la historia es una reconstrucción del pasado de Joan de Dark contado por Christine en forma de "injertos cutáneos", el nuevo arte del futuro espacial), el lector irá descubriendo poco a poco los entresijos de un mundo opresivo, que ha reconstruido la historia a su antojo, y digno de la peor pesadilla totalitaria. A lo largo de toda la novela, Yuknavitch insiste en el papel del arte como arma contra la tiranía, la única manera válida de hacer frente a los que quieren acabar con los que no piensan como ellos.
Pero sin duda el gran punto fuerte de la novela es la imaginativa construcción de este mundo arrasado por los conflictos bélicos y las catástrofes geológicas, con una mínima parte de la humanidad exiliada en una miserable estación espacial. La vida en el espacio ha convertido a los seres humanos en criaturas asexuadas, lo que ha convertido el sexo (de nuevo) en un tema tabú y perseguido. El nuevo líder imperial persigue todo rastro de lo feminino (y en un intento de apropiarse al precio que sea de la maternidad, arrabatándola con métodos realmente horribles) para borrar todo su rastro de la historia; pero en su contra se alza la poderosa figura de Joan de Dark, mito imborrable para todos los que le ofrecen resistencia.
Sin embargo con una narración tan fragmentada, orientada muchas veces por lo onírico o lo surreal, se acaba haciendo un poco cuesta arriba, al menos para el que esto escribe. No cabe duda de que Yuknavitch ofrece un potente mensaje, que nos advierte en contra del poder de la imagen en el mundo actual o sobre el peligro que conlleva la destrucción de la naturaleza, pero todo ello rodeado de una narración plagada de simbolismos y figuras llamativas entre las que el lector pierde un poco el sentido completo de la historia.
El libro de Joan nos arrastra hasta un futuro oscuro y deprimente, donde la raza humana se enfrenta a la extinción y donde la Tierra es un vertedero radiactivo. Con la humanidad controlada por un tiránico líder, dispuesto a borrar todo rastro de lo femenino o del sexo, solo un puñado de "rebeldes" siguen tratando de oponerse a él, liderados por el recuerdo de la heroica Joan de Dark y con el arte subversivo como escudo. Una narración que aunque nos ofrece potentes momentos o imágenes, se vuelve un poco errática por su misma estructura y el uso de los puntos de vista que hace la autora.

VALORACIÓN

FICHA
El libro de Joan
Lidia Yuknavitch
Alpha Decay
Traducción de Albert Fuentes
Tapa blanda, 312 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...