martes, 31 de octubre de 2017

Cinco recomendaciones para la noche de difuntos


Aunque todavía no ha llegado el frío del otoño, poblado de humedad y lluvia, la noche de las ánimas o noche de los difuntos sigue siendo una fecha perfecta para elegir una lectura terrorífica con la que dejar vagar la mente hacia los rincones más oscuros. Quizá mejor que una novela o una historia extensa esta fecha tan significativa es mucho más propicia a los relatos o novelas cortas, siempre con un aire de añejas leyendas que leer al lado de una buena hoguera.
Estoy seguro que tenéis vuestras propias historias predilectas para la noches del 31 de octubre, esos relatos, novelas o ficciones a las que acudís regularmente en busca de una buena dosis de escalofríos. Yo también, así que aquí os dejo cinco relatos o novelas cortas que estoy seguro que os proporcionarán una buena escusa para arroparos hasta arriba y disfrutar con las pesadillas nocturnas. Como veréis varios de ellos aparecen en antologías recientes, donde comparten espacio con otras historias igual o más perturbadoras, así que os enlazo las reseñas más extensas que hice en su momento.
¡Que los disfrutéis!... si es que podéis. 


LOS TRES IMPOSTORES. Arthur Machen es uno de esos autores victorianos a cuya obra merece acercarse cada cierto tiempo. Tiene ese sabor de fin de siglo XIX, donde la razón y lo sobrenatural todavía compartían espacio en las calles iluminadas por farolas de gas, y donde todo (desde lo más asombroso a lo más terrible) podía ocurrir. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en Los tres impostores, publicada originalmente en 1895 y donde Machen construye a través de una serie de episodios hilvanados una historia poblada de horrores (una técnica episódica que también explota con maestría en su célebre  e igualmente recomendable El gran dios Pan, escrita unos cinco años antes).
Pero si por algo merece la pena sumergirse en Los tres impostores es porque entre sus páginas nos encontramos con dos de los relatos más oscuros y perturbadores surgidos de la imaginación de Machen. El capítulo 3 de la obra (o "La aventura del hermano desaparecido") es conocida también como El sello negro, y en ella el escritor galés se aprovecha los mitos y leyendas sobre seres sobrenaturales de su tierra natal para imaginar un mundo oculto de terrores sobrenaturales en los asombrosos parajes naturales galeses. Un obra que influenció profundamente en los Mitos de Cthulu de H. P. Lovecraft, y que anticipa el horror cósmico con una narración donde nos encontramos con antiguas ruinas, criaturas ancestrales, extraños mensajes jeroglíficos y sacrificios humanos en un entorno natural que se torna poco a poco opresivo y perturbador. (Si os provoca unas buenos escalofríos y os quedáis con ganas de más buscad también su relato La pirámide luminosa, que funciona perfectamente como una historia interralacionada o paralela).
El otro fragmento destacable de Los tres impostores es el capítulo 6 ("El recluso de Bayswater"), también conocido como La novela del polvo blanco. Aquí Machen apuesta por una ambientación moderna y urbana, donde una joven se enfrenta con preocupación a los siniestros cambios que se producen en su apocado y apacible hermano cuando este empieza a tomar una nueva medicación. Una historia con una evidente influencia de El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, pero en la que Machen apuesta por un final mucho más truculento y repulsivo.





LOS SAUCES. En 1907 Algernon Blackwood escribió esta obra maestra de la ambientación terrorífica, un relato o novela corta que no llega a las 100 páginas pero que todo aficionado al terror psicológico debería leer porque logra penetra tan profundamente en la imaginación del lector que nunca más veréis un bosque con los mismos ojos. En Los sauces el autor inglés nos narra el viaje dos personajes anónimos que descienden en canoa el río Danubio por puro placer. Lo que parecen unas jornadas de asueto al aire libre empieza a tornarse un descenso al corazón de las tinieblas. Con un ritmo pausado por seguro, Blackwood va construyendo poco a poco un in crescendo de intranquilidad y amenaza sobrenatural que rodea a los dos protagonistas conforme se internan cada vez más en una paisaje cada vez más despoblado y ajeno a lo humano. La maestría del narrador inglés le permite tornar un lugar soleado y apacible como es el cauce del gran río europeo en un entorno oscuro y maligno, con la naturaleza como una fuerza que escapa a nuestra comprensión y que demuestra la vardadera fragilidad de la existencia humana. 

⇒ RESEÑA





LA SOMBRA SOBRE INNSMOUTH. Ninguna lista de recomendaciones de horror y terror es una selección buena si falta el nombre de Howard Phillips Lovecraft. El autor de Providence tiene una larga serie de relatos y novelas cortas plagados de horrores, tanto humanos como sobrenaturales, que mantendrán a cualquier lector temblando hasta altas horas de la noche de ánimas. Pero si me tengo que quedar con un relato ambientado en sus imprescindibles Mitos de Cthulhu ese sería sin duda su novela corta La sombra sobre Innsmouth. Fue la primer obra que leí de su particular mitología del horror cósmico, y la experiencia todavía palpita por mi cabeza tantos años después.
Esta obra, escrita en 1931 pero publicada en 1936, nos presenta el misterioso, aislado y decadente pueblo costero de Innsmouth. El anónimo protagonista del relato nos asegura al inicio del mismo que nos desvelará las verdaderas razones por las que esta villa se encuentra ahora totalmente aislada del resto del mundo. En una narración que arranca como un sencillo viaje de turismo rural hacia la costa de Massachusetts se irá volviendo progresivamente un descenso hacia la decadencia y la podredumbre que se oculta en este apartado lugar, donde el anónimo protagonistas acabará siendo perseguido por los seres más aborrecibles. Una intensa narración repleta de todos los elementos que caracterizan al horror cósmico de Lovecraft y que os hará mirar el mar con unos ojos muy diferentes, os lo aseguro.
(Podéis encontrar diversas ediciones de esta novela corta en español, pero os recomiendo la antología Los mitos de Cthulhu de Alianza Editorial, que reúne algunos de los relatos más importantes de Lovecraft junto con la obra de aquellos autores que le influyeron y aquellos que continuaron y expandieron su mitología).






DUELO. El maestro del horror cotidiano y moderno es sin duda Richard Matheson. El escritor norteamericano supo aprovechar como pocos la ambientación realista de los barrios de clase media de EE. UU. y sus quehaceres cotidianos para convertirlos en el lugar donde moran las pesadillas más insospechadas. Quizá uno de los relatos más conocidos de Matheson, con el permiso de la historia que da título a esta antología de Gigamesh, sea Duelo (y en el que se basó Steven Spielberg para realizar su magistral debut cinematográfico con El diablo sobre ruedas).
Un conductor que realiza un tranquilo viaje por las soleadas y solitarias carreteras de California adelanta a un viejo cochambroso camión. Lo que parece un acto normal y corriente se convierte en una cacería sobre ruedas en la que nuestro protagonista es la pobre víctima que sufre el acoso de este monstruo implacable de acero y óxido. Una magnífica muestra de la sencillez y maestría de Matheson como narrador, con una historia donde lo cotidiano se torna angustioso y perturbador.

RESEÑA


NIÑO MALO. El gran tótem del horror moderno es sin duda Stephen King, un autor cuyos méritos literarios muy pocos pueden poner en entredicho. De su ficción corta se puede elegir al azar un relato cualquiera con la absoluta seguridad de que nos dejará una sensación de angustia y horror bien dentro del cuerpo.
Para esta selección me quedaré con una de sus traducciones más recientes, que podemos encontrar dentro de la antología El bazar de los malos sueños. Se trata de la novela corta Niño malo en la que King nos relata una historia protagonizada por un hombre condenado a muerte que la víspera de su ejecución se sincera con su abogado defensor para confesarle las verdaderas razones que le llevaron a cometer asesinato. El escritor norteamericano nos mete de lleno en la vida de este torturado criminal y en como sus extraños encuentros con un niño cada vez más siniestro y sobrenatural lo van hundiendo en una espiral de pérdida y locura. Todo ello con el telón de fondo de la clásica vida de la clase media americana (desde los años 60 hasta la actualidad) que tan bien se le da recrear a King.

RESEÑA


¿Qué os parecen estas recomendaciones?
¿Tenéis algún título reservado para pasar miedo esta noche?

Seguir el blog en FACEBOOK y TWITTER

1 comentario:

  1. Interesantes recomendaciones. Le tengo muchas ganas a las dos últimas antologías.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...