martes, 12 de febrero de 2019

Reseña: La primera y última nieve, de Max Gladstone

SINOPSIS: Cuarenta años después de la guerra civil que desterró a los antiguos dioses, la ciudad de Dresediel Lex sigue marcada por las cicatrices de aquel conflicto, especialmente visibles en el distrito de Skittersill, donde la clase marginal sigue siendo víctima de la corrupción y las desigualdades. Allí, manifestaciones, huelgas y motines son comunes debido a las malas condiciones de trabajo y de vida de sus habitantes. Con el objetivo de negociar la paz y recuperar el control de la zona, el Rey de Rojo contrata a la hechicera Elayne Kevarian, que para ello debe fraguar una tregua con Temoc, un sacerdote de los viejos dioses y un líder popular del distrito. A pesar de que ambos están dispuestos a dejar de lado sus diferencias, hay fuerzas que se escapan a la influencia de ambos y que no tienen ningún interés en mantener la paz deseada…
Con un pie en la mejor tradición de la literatura fantástica y otro en un futuro post-industrial, este primer volumen en la serie The Craft Sequence supone la mejor puerta de entrada a un mundo no tan diferente de nuestro mundo actual, donde la economía global rige la vida de las ciudades, la magia se resiste a ser enterrada como un eco del pasado y en el que asistimos a una lucha épica para construir una sociedad más justa.


RESEÑA: La saga The Craft Sequence, formada en total por cuatro novelas de lecturas independientes, fue iniciada por Max Gladstone en 2012 y concluida en 2016 con esta La primera última y nieve que se publica ahora en español. El propio autor estableció que la cronología interna de la historia permite la lectura de la novela como precuela de las anteriores entregas y por eso Planeta ha optado por este orden de publicación tan poco ortodoxo.
¿Y que nos trae esta saga de fantasía urbana? Nos lleva hasta la grandiosa ciudad de Dresediel Lex, antaño lugar donde los dioses recibían adoración y sangrientos sacrificios humanos, pero que tras una despiadada guerra han sido derrotados y casi exterminados. El nuevo mundo que se ha alzado de sus cenizas ha otorgado el poder a una nueva generación de magos y hechiceros, que controlan ahora la economía y la sociedad, pero son muchos los que todavía anhelan un retorno a los antiguos modos. Además la convulsa Dresediel Lex sigue poblada de conflictos sociales y desigualdades que parecen a punto de convertirse en guerra abierta en el barrio de Skittersill.
En el corazón de esta lucha de intereses se encuentra la hechicera Elayne Kevarian. La que fuera una guerrera más de la antigua guerra con los dioses, ahora forma parte de los servicios jurídicos del todopoderoso Rey de Rojo, virtual señor de Dressediel Lex. Su dominio sobre la ciudad no puede permitir el desafío de aquellos que consideran que sus derechos y libertades están siendo dejados de lado. A la cabeza de este nuevo movimiento popular que le planta cara se encuentra Temoc, el último de los grandes guerreros águila que lucharon por los dioses... y perdieron. El sacerdote trata de encontrar un nuevo camino para adorar a sus sangrientas deidades, pero puede que la tensión creciente no le permita cumplir con sus deseos.
Con estas mezcla de dioses, magia, conflictos sociales, luchas económicas y traiciones empresariales Max Gladstone nos ofrece un fresco sobre las consecuencias de la guerra y las interminables tensiones entre las diferentes capas sociales de una convulsa urbe moderna. Por desgracia, el inicio de la novela peca de demasiado lento, en exceso engorroso mientras nos presenta a los diversos miembros de las facciones enfrentadas y el complejo juego de intereses económicos que se desenvuelve en el barrio de Skittersill. Afortunadamente a mitad de la obra, con el conflicto estallando en todas las tramas, La primera y última nieve se vuelve más ágil y entretenida para el lector.
La ciudad de Dresediel Lex es un lugar sumamente llamativo, donde las gigantescas pirámides de los antiguos dioses se mezclan con los rascacielos flotantes de los nuevos hechiceros. Sin duda la parte más fascinante de la novela es la que nos retrotrae a los antiguos modos de vida y la guerra que acabó con los dioses. Gladstone se inspira en el rico y fascinante mundo mesoamericano para darle trasfondo a su imaginario universo: principalmente en la cultura mexica precolombina (con su abigarrado panteón de dioses sedientos de sangre y sacrificios humanos) y en su colapso posterior al contacto con los españoles. En el mundo de Gladstone los dioses han sido dejado de lados, casi olvidados y desvanecidos, cuando la nueva generación de hechiceros y magos se hicieron con el poder tras la guerra pero solo esperan una nueva dosis de sangre para volver a despertar.
Su última esperanza recae en sus antiguos acólitos y devotos, que siguen recordándolos y añorándolos. Es aquí descolla con fuerza el sacerdote Temoc, sin duda alguna el personaje más interesante de toda la novela. Es el último de los grandes sacerdotes guerreros, empeñado en tratar de llevar una vida normal con su familia mientras busca una nueva forma de mantener el culto vivo. Sin embargo, el empuje de todos aquellos a los que considera que tiene que defender lo arrastrará a una espiral imparable, donde se encontrará debatiéndose entre lo que considera justo y lo que parece sensato.
El último tramo de la obra es una dinámica lucha de poderes, donde la magia explota por fin por todo lo alto y aunque es cierto que Gladstone parece sacarse alguna sorpresa de la manga por el simple hecho de impactar, logra mantener al lector enganchado hasta le final. Y aunque funciona como obra independiente, deja unos cuantos cabos sueltos en su conclusión que sirven de hilo conductor para lo que podemos esperar en las siguientes entregas de esta saga de fantasía urbana.
Con La primera y última nieve nos encontramos con una fusión de magia, hechiceros, dioses agonizantes y luchas de poder con la economía y los conflictos sociales. Aunque la novela tiene un primer tercio en exceso lento, logra mantener el interés gracias al uso de diversos elementos de las culturas mesoamericanas y la magia, y a un par de personajes (sobre todo Temoc y no tanto la teórica protagonista Elayne) que conectan con el lector. A partir de su ecuador, la crisis estalla y la historia avanza de una manera mucho más ágil hasta su conclusión. Y aunque la novela funciona como lectura independiente, deja colgando los suficientes hilos argumentales como para que el lector sienta la necesidad de seguir profundizando en las siguientes entregas de The Craft Sequence.

VALORACIÓN
FICHA
La primera y última nieve (The Craft Sequence, 1)
Max Gladstone
Planeta
Traducción de Rogelio Alejandro Romero Álvarez
Tapa dura, 544 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...