martes, 17 de noviembre de 2015

Rebels 2x06: Wings of the Master

Si hay algo en lo Dave Filony y el esquipo de las series de animación de la franquicia Star Wars son especialmente hábiles es en homenajear a los grandes maestros que dieron vida a la trilogía original. En Wings of the Master (Alas del Maestro) ha sido el particular agradecimiento a ese genial ilustrador que fue Ralph McQuarrie (diseñador de la gran mayoría de personajes, naves y escenarios de esta galaxia muy, muy lejana), que ha cedido su nombre a un particular constructor de cazas.

El arranque del sexto episodio de Rebels nos demuesta que no todo pueden ser victorias para los rebeldes. Cuando el escuadrón Fénix se dispone a entrega suministros en el asediado planeta Ibaar las fuerzas del Imperio les causan las suficiente bajas como para obligarlos a retirarse. Sin embargo, Hera insiste en volver a intentarlo y es entonces cuando el capitán Rex se acuerda de un viejo amigo al que no le caen bien los imperiales. Un mon calamari bastante particular llamado Quarrie (McQuarrie).

Hera parte en su busca, acompañada de Sabine, Zebb y Chopper. Cuando llegan al planeta Shantipole descubren porque la mayoría de pilotos lo evitan: sus descomunales tormentas eléctricas son capaces de freir a cualquier nave que se acerque. Solo la gran habilidad de Hera les permite llegar de una pieza hasta donde vive el solitario Quarrie.

Sin embargo, el constructor calamari se muestra reacio a permitir que cualquiera se ponga a los mandos de su nueva creación. Hera deberá demostrarle que es la persona adecuada, y eso nos permitirá a nosotros conocerla un poco mejor. Aís la twi'lek le explica a Quarrie siempre ha soñado con la libertad de volar, incluso en los momentos en que su vida cuelga de un hilo perseguida por incontables naves enemigas. Hera también nos recuerda parte de la historia de su planeta, como los combates entre la Antigua República y los Separatistas en Ryloth (de los que fuimos testigos en la lejana primera temporada de Las Guerras Clon. Os recomiendo que os veais el arco de la batalla de Ryoth, para descubrir alguna conexión más con Rebels).

Finalmente, Quarrie cede y deja que Hera se ponga a los mandos de su espectacular B-Wing... y es entonces cuando descubrimos que todavía no sabe si puede volar. ¡Pero vaya si lo hace! El caza que vimos en El retorno del jedi demuestra que es justo lo que necesitan los rebeldes: rápido, versatil y con la suficiente potencia de fuego. Y como se dice en el capítulo: si una nave es capaz de volar en Shantipole podrá hacerlo en cualquier situación.
Y desde luego la situación de los rebeldes es verdaderamente apurada, porque lo que queda del escuadrón Fénix ha vuelto al ataque en Ibaar y si no reciben ayuda, seguramente el Imperio acabará con ellos. Así que, después de solventar los típicos problemas galácticos con la hipervelocidad, nuestros protagonistas se plantan en Ibaar para demostrar a los imperiales que van en serio. La prueba con el nuevo B-Wing es todo un éxito y logran romper el bloqueo para entregar los suministros en el planeta.

Wings of the Master nos ha permitido conocer un poco mejor a Hera, que se ha ganado su puesto como lider indiscutible del escuadrón Fénix, así como la historia de uno de los cazas más míticos de la trilogía original. Además, ha permitido que Rebels homenajée al gran artista que fue Ralph McQuarrie, sin el cual sería dificil entender Star Wars tal como es hoy dia, y cuya visión sigue influyendo en esta galaxia muy, muy lejana incluso después de muerto.


¿Que os ha parecido a vosotros Wings of the Master?
También en FACEBOOK y TWITTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...