martes, 29 de marzo de 2016

Reseña: Delbaeth Rising. Camino de Odio, de Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco

SINOPSIS: Una vieja fe resurge y no admite competencia. Verdaderas fortunas y un poder como nunca antes ha conocido el Reino se están amasando bajo la bandera de Aron, dios de los khalusitas. Su líder, Gumbald el Rubio, ha conseguido ascender de simple mercenario a hombre de confianza del rey.
Pero otro ascenso se está llevando a cabo desde los pozos de lucha. Elfo, loco, gladiador, héroe: Delbaeth el Cortador, última esperanza del consejero real para salvar el trono. Acompañado del mediano Ratón, Delbaeth desatará una tormenta de acero y sangre sobre las hordas de sacerdotes racistas que están persiguiendo a las criaturas no humanas.
Conoce a un héroe diferente y sumérgete en una Fantasía cruda y adulta. Aquí encontrarás hechizos, paisajes increíbles, conspiraciones, pero sobre todo combates. Muchos, muchos combates. Contempla, lector ávido de aventuras, el ascenso del Cortador.
Bienvenido al CAMINO DE ODIO
.


RESEÑA: No cabe duda de que la impresionante portada que Darya Kuztenosava ha hecho para la novela escrita a cuatro manos por Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco llama la atención del amante de la fantasía desde el primer momento. Pero es que si además te enteras de que los dos autores españoles han apostado por darle un tono de fantasía grimdark a su Delbaeth Rising: Camino de Odio es inevitable sentir curiosidad por el resultado.  Y lo cierto es que esta primera incursión en las aventuras del elfo loco deja muy buen sabor de boca, cumpliendo con las expectativas de encontrarse con una historia plagada de personajes oscuros y llena de violencia despiadada.
Camino de Odio nos pone en la piel del brutal elfo gladiador Delbaeth, que lleva más de 100 años como campeón invicto en los pozos de combate de Velarburgo. Allí todos le conocen como el Cortador (algo que el lector tendrá ocasión de comprobar más de una vez a lo largo de las más de 300 páginas de la novela), pero su suerte se truncará de una forma violenta e inesperada dejándolo al borde de la muerte. Es entonces cuando hace acto de presencia el misterioso Laurentius de Volge, un mago que rescatará al moribundo elfo para embarcarlo en una misión clave para el destino del mundo.
Pero tranquilos, porque este inicio tan típico del género fantástico rápidamente tomará un oscuro rumbo debido a la personalidad descarnada, directa y brutal de Delbaeth. A pesar de que tiene a su lado para guiarle al inteligente Ratón, un mediano de pocas palabras pero al que se le coge pronto cariño, nuestro elfo protagonista no conoce otra forma de vida que la violenta lucha sobre la arena de los coliseos y cada vez que se enfrenta a un problema toma el camino más corto: el del acero en la mano. Sangrientas luchas sin cuartel y combates hasta el último aliento, donde la piedad es una palabra desconocida, se suceden durante la aventura en la que el elfo loco completamente desatado demostrará su potencial como máquina de matar. Un Delbaeth que se puede codear sin  ningún problema con otros bárbaros del grimdark como Logen Nuevededos o Karsa Orlong.
Y es que en su misión el particular duo de aventureros, muy diferentes en personalidad y objetivos (uno bocazas y propenso a la violencia, el otro silencioso y calculador), tendrá que enfrentarse al odio irracional de los habitantes del reino. Gran parte de la culpa de esta situación lo tendrán las Hojas Huérfanas, una compañía mercenaria al servicio del rey Galdron que están extendiendo entre sus vasallos la fe del dios Aron. El mensaje radical de sus devotos les obliga a acabar con todos aquellos seres que consideran monstruosos, es decir, todoas aquellas criaturas que no son humanas.
Entre las Hojas Huérfanas encontramos a los principales enemigos de Delbaeth y Ratón: su misterioso líder que se hace llamar Gumbald el Rubio, y sobre todo al esquivo Decoyen. Si el primero intriga desde su misma presentación por su poder y su importante posición junto al rey Galdron, el segundo divertirá profundamente al lector por sus particulares habilidades que le convierten en el espía perfecto. He de reconocer que me ha gustado particularmente este último, y que he disfrutado bastante de los fragmentos de la historias dedicados a su persecución tras las sangrientas huellas de Delbaeth y Ratón.
La única pega que puedo ponerle a esta entretenida obra es que he encontrado un pelín falto de tensión el final. Sin duda el último tramo sorprenderá al lector, pero una vez llegados a la situación en la que se ven envueltos en las últimas páginas Delbaeth, Ratón y el hechicero Laurentius la verdad es que esperaba que los autores se explayaran más detalladamente en la violenta conclusión de la singladura de los héroes de Delbaeth Rising.
Pero dejando de lado esto, lo cierto es que Camino de Odio es una novela que arrastra al lector por sus páginas sin piedad, con personajes con los que es fácil encariñarse a pesar de que se tratan de una panda de asesinos despiadados y oscuros que cualquier persona normal desearía tener cuanto más lejos mejor. El principal peso de la acción lo llevan Delbaeth y Ratón, una pareja que con sus llamativas contradicciones hará pasar un buen rato a los lectores mientras disfruta de grandes dosis de acción cafre y brutal, trufadas de un humor cómplice plagado de guiños al lector habituado al género fantástico. Los autores prometen más aventuras del brutal elfo si los lectores acompañan, y desde este blog espero que así sea porque lo cierto es que no conviene hacer enfadar a Delbaeth el Cortador.


VALORACIÓN 8/10

FICHA
Delbaeth Rising. Camino de Odio
Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco
Ronin Literario
361 páginas
19,90 euros

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por la reseña, y como parte responsable me alegro mucho de que hayas disfrutado con las aventuras de Delbaeth, Ratón, y claro que sí, Decoyen.

    Es cierto que sacrificamos parte de la tensión final, pero solo lo hicimos para poderos ofrecer una segunda novela apoteósica :)
    Ojalá que os merezca la pena la espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte a comentar! Aparte de la gran pareja que forman Delbaeth y Ratón, Decoyen es el otro gran personaje de la novela, me ha encantado.
      Sobre el final, es que me quede con ganas de que recibiera lo suyo cierto personajes xD Espero con ansia entonces la segunda parte
      ¡Saludos y larga vida a Delbaeth!

      Eliminar
  2. Hola :) Desde que vi la portada atrae muchísimo la historia, se ve llena personajes oscuros y violencia despiadada, con épicos combates y una historia entretenida. Una pequeña pena lo de la tensión final, pero si es el único pero, me dan un poquito más de ganas de leerla. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocayo! Es una lectura muy entretenida, y a ti que también te gusta Abercrombie lo vas a disfrutar.
      Sobre el final... es que después de lo que ocurre uno espera más :O Pero bueno, como el propio Victor Blanco promete que la siguiente entrega lo compensará, la esperaremos con ansía :)
      Saludos!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Un placer! Y a darle caña a esa continuación, que hay ganas ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...