viernes, 25 de noviembre de 2022

Reseña: Historias de Xuya, de Aliette de Bodard

SINOPSIS: Hace siglos, China llegó al continente americano antes de que lo hiciera Occidente, y con ello consiguió la hegemonía mundial. Ahora, imperios galácticos confucianos se expanden por un universo en el que los planetas son administrados por eruditos, y las naves espaciales inteligentes no solo conviven con los humanos sino que forman parte de sus propias familias.
Historias de Xuya nos sumerge en este fascinante universo futurista de inspiración vietnamita a través de dos historias que mezclan la ciencia ficción y el género de misterio e investigación.
En La maestra del té y la detective, una nave de carga con un pasado traumático sobrevive como maestra artesana de infusiones para hacer los viajes espaciales más llevaderos. Cuando la excéntrica detective Long Chau entra en su despacho solicitando sus servicios, no podrá sospechar que pronto se verá envuelta en una peligrosa investigación de asesinato.
En Siete de infinitos, Vân es una erudita de origen pobre que se gana la vida como tutora de una joven rica, gracias el mnemoinplante artificial ilegal que oculta. Bosque sombrío es una nave mental, pero también una notoria ladrona y maestra del disfraz. Tras encontrar un cadáver misterioso en los aposentos de la pupila de Vân, ambas se ven arrastradas a seguir un rastro de codicia y asesinato que las llevará a enfrentarse a los secretos que ocultan y a sus fantasmas del pasado.


RESEÑA: La ciencia ficción siempre está dispuesta a abrirnos las puertas de futuros lejanos y asombrosos que nos trasladen a los límites de lo imaginable, que nos hagan emocionarnos con las tragedias y glorias de la existencia humana. La obra de Aliette de Bodard, ganadora de premios tan relevantes como el Nebula, el Locus o el British Science Fantasy, es un buen ejemplo de lo que se puede lograr cuando imaginación y emoción se entrelazan para llevar al lector hasta futuros lejanos entre las estrellas.
A través de diversas obras ha ido desarrollando su propia realidad alternativa con el llamado universo de Xuya, una ucronía donde China descubre América mucho antes que España, provocando así una línea temporal alternativa que se prolonga hasta bien entrado el siglo XXII. Toda esta ambientación le sirve de base para sus historias de ciencia ficción, donde nos ofrece una llamativa fusión de tecnología futurista y sociedades profundamente deudoras de los usos y costumbres de las culturas orientales. (Quién quiera conocer con más detalle el universo de Xuya le recomiendo la lectura de este artículo de La Nave Invisible).

En el volumen que la editorial Red Key Books ha publicado con el título Historias de Xuya nos encontramos con dos novelas cortas diferentes tituladas ‘La maestra del té y la detective’ (2018) y ‘Siete de Infinitos’ (2020). En ambas se nos muestra los elementos más destacables de este universo a través de dos tramas que beben del género detectivesco para presentarnos a unos personajes que tienen que hacer frente a los dilemas que les plantean sus propias sociedades al tiempo que plantan cara a las deudas de sus vidas pasadas y a los miedos que las atenazan.
Abre el tomo ‘La maestra del té y la detective’ nos presenta a una nave mental venida a menos, que después de una gran guerra espacial trata de ganarse la vida como creadora de infusiones que ayudan a enfrentar las consecuencias más desagradables del viaje por el espacio profundo. Cabe apuntar que las estas “naves mentales” son uno de los elementos habituales y más destacables de este universo de ciencia ficción: se trata de personas que son gestadas y nacen de madres humanas pero cuyas consciencias acaban siendo transferidas a gigantescas naves espaciales. Esto los convierte en entes longevos, capaces de manifestarse como avatares humanos, y dotados de grandes habilidades y conocimientos, que suelen quedar estrechamente unidas a las familias de las que nacieron.
‘La hija de la sombra’, nuestra nave mental protagonista, será contactada por la extravagante Long Chau que desea su ayuda para poder viajar a un rincón concreto del espacio profundo, en busca de algo poco habitual. La extraña y distante relación entre la nave mental y su cliente se irá volviendo más misteriosa y peligrosa conforme la primera descubra lo que busca Long Chau en lo más remoto del espacio. Ambas acabarán embarcadas en una investigación criminal que las obligará a tratar de dejar de lado las diferencias de sus personalidades.
"La vida ni es sencilla ni cómoda. Sin embargo, a veces resulta posible enderezar las cosas, hacer que parezca como si todo tuviera sentido."
Y es que si no tenemos en cuenta el misterio detectivesco, el principal motor de la historia lo encontramos en la relación entre sus dos protagonistas principales. ‘La hija de la sombra’ se nos presenta como una antigua nave de guerra que todavía guarda las heridas mentales del conflicto, un trauma que todavía sigue arrastrando mientras trata de sobrevivir con los exiguos ingresos que logra conseguir con un trabajo por debajo de sus habilidades. La investigadora Long Chau por su parte es la arquetípica detective, una persona con una mente fría y calculadora que siempre le permite ir un paso por delante de su compañera (y del lector). Resulta evidente la inspiración (y el homenaje) de Bodard, que reinterpreta a su gusto los personajes de Sherlock Holmes y el doctor Watson, la mente fría y el veterano de guerra que unen sus caminos para desentrañar un enigma y lograr conseguir una justicia que nadie parece interesado en lograr.
Las dos protagonistas irán rastreando las pistas de una oscura trama criminal, que les permitirá descubrir una parte poco edificante de su propia sociedad al tiempo que se conocen mejor a si mismas. Cada una será capa de entender así mejor a su compañera de aventura y restañar en parte las heridas que ambas portan con ellas. Porque ambos personajes tienen sus propios traumas por culpa de una sociedad y una cultura que está lejos de ser perfecta, y que es sumamente implacable con los que tratan de romper el orden establecido o no logran los objetivos marcados.
La otra parte del volumen la conforma ‘Siete de Infinitos’, donde conocemos a Vân, una humilde tutora que intenta prosperar dando clases a una chica de clase pudiente. Su existencia saltará por los aires cuando un cadáver aparezca en su propia casa, durante una de sus lecciones. Con la ayuda de la nave mental ‘Bosque sombrío’, una antigua malhechora que trata de pasar desapercibida como alguien sin importancia, buscarán solución al enigma de una muerte que nadie logra explicar.
Las dos protagonistas principales de esta segunda novela corta son personajes que viven al borde de la legalidad y de la normalidad, en la frontera de lo que se considera socialmente aceptable. Ambas ocultan secretos que las convertirían en carne de presidio: una ha creado su propio mnemoimplante, algo ilegal y que le sirve para potenciar sus conocimientos y habilidades como tutora; mientras que la otra tiene un sonoro pasado como líder de una banda de delincuentes y trata de pasar desapercibida a toda costa.
Como en el relato previo, más allá del enigma criminal que detona la acción y guía toda la trama, es la interacción entre los dos personajes principales lo que funcionan como eje central de la atención del lector. Vân y Bosque sombrío tienen personalidades muy diferentes pero ambas cargan con un mismo peso: sus vidas están basadas en mentiras, guardan un secreto que no pueden confiar a nadie más. Por eso aunque las dos se sienten atraídas, tratan de mantener las distancias para no hacer saltar sus acomodadas realidades y no acabar siendo detenidas por sus actos ilegales.
Y es que toda la trama amorosa entre estas dos estafadoras de distinto tipo se desarrolla en un mundo donde las férreas y estrictas reglas del orden social establecido cercan estrechamente cualquier tipo de disidencia. Vân y Bosque sombrío ofrecen, cada una, su propia forma de romper con las normas político-sociales que lo gobiernan todo, y luchan por prosperar en los límites de lo legal. Juntas irán desentrañando una vieja historia de traiciones y lucha contra el sistema que ha acabado desembocando en las muertes que rodean a ambos personajes, y que le permite a Bodard mostrarnos los distintos y fascinantes elementos que conforman su llamativo universo de ciencia ficción.


EN CONCLUSIÓN: Las dos novelas cortas reunidas en Historias de Xuya nos muestran la exuberancia y originalidad del universo de ciencia ficción de Aliette de Bodard. Con dos historias de misterio detectivesco, ambos relatos sirven para mostrarnos los elementos principales de su universo, donde la tecnología más avanzada convive con sociedades surgidas de las culturas orientales como la china o la vietnamita. Naves mentales, bots, hábitats espaciales, implantes de memoria y viajes por el espacio profundo pueblan una sociedad cuya estructura mental y cultural bebe de las civilizaciones y tradiciones asiáticas. 
Con estos cimientos la sociedad futura imaginada por Bodard es el telón de fondo para las historias de unos personajes dispuestos a romper con las reglas e imposiciones, con protagonistas fuertes y decididas que luchan contra sus propios traumas y errores del pasado para seguir adelante, madurando y creciendo como personas.
Tanto ‘La maestra del té y la detective’ como ‘Siete de Infinitos’ son relatos donde la ciencia ficción se hibrida con el género policíaco, con tramas detectivescas que permiten mostrarnos el lado más oscuro e implacable de esta sociedad futura. Ello no le impide que su narración se centre sobre todo en las emociones y sentimientos de sus personajes, en sus complicadas relaciones interpersonales. Todo ello nos deja unas historias de narración pausada y sutil, con un rico y atractivo trasfondo, regadas con una pequeña pizca de acción y misterio pero primordialmente centradas en las relaciones entre sus personajes principales, que van de la amistad al interés amoroso.


VALORACIÓN

FICHA
Historias de Xuya
Aliette de Bodard
Red Key Books
Traducción de María Pilar San Román
Tapa blanda con solapas, 223 páginas
19,95 euros


COMPARTIR en

No hay comentarios:

Publicar un comentario