martes, 3 de diciembre de 2019

Qué difícil es ser Dios de los hermanos Strugatski se publica esta semana

Uno de los grandes clásicos de la literatura fantástica rusa regresa a las librerías esta semana en una edición renovada. La editorial Gigamesh ha decidido traernos, con una traducción directa del ruso,  la novela de los hermanos Arkadi y Borís Strugatski Qué difícil es ser Dios. Esta nueva edición en formato tapa dura llegará a las librerías este jueves 5 de diciembre. 
La novela escrita originalmente en 1964 fue concebida por los hermanos Strugatski como un mero divertimento de fantasía medieval sin pretensiones, pero acabó convirtiéndose en todo un manifiesto contra el totalitarismo de la época dentro y fuera de la Unión Soviética, y sólo logró esquivar la censura gracias al tono fantástico. En su obra los hermanos Strugatski nos presentan un mundo de tono vagamente medieval donde reflexionan sobre temas como el papel del hombre para decidir su futuro o las contradicciones y sinsentidos del poder establecido.
Gigamesh recupera así Qué difícil es ser Dios en formato tapa dura, con traducción revisada y directa del ruso a cargo de Raquel Marqués, y una nueva portada diseñada por Alejandro Terán para la renovada colección Gigamesh Breve.

Qué difícil es ser Dios se publica en tapa dura, tiene 344 páginas y se puede comprar por 16 euros.

SINOPSIS 
La novela más universal de los maestros de la ciencia ficción rusa. 
Don Rumata de Estor es un aristócrata con una posición de privilegio en la corte de Arkanar, un prohombre cuya compañía es tan codiciada como su alcoba y de quien se cuentan hazañas milagrosas. Pero mientras que se desenvuelve con soltura entre duelos e intrigas palaciegas, se siente impotente a la hora de entender los mecanismos de represión que embrutecen el reino. Y su tragedia personal es que, como observador, sabe que no puede ni debe influir en el curso de los acontecimientos. 
Disfrazada con desfachatez de novela de intriga y aventuras, y tan ágil como chispeante en ese sentido, Qué difícil es ser dios se abre ante el lector como una muñeca rusa, revelando capas y más capas de sugerencias y connotaciones que la han convertido en una de las cumbres de la literatura soviética. Ofrece un análisis certero sobre el totalitarismo y, a la vez, una reflexión vívida e incisiva sobre el papel que, como su personaje, se veían obligados a representar los propios autores para sortear la censura. Un clásico complejo y apasionante que presentamos en todo su esplendor en su primera traducción directa del ruso al castellano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...