lunes, 11 de diciembre de 2017

Reseña: Artemisa, de Andy Weir

SINOPSIS: Jazz Bashara es una criminal… O al menos lo parece. La vida en Artemisa, la primera y única ciudad de la Luna, es difícil si no eres un turista adinerado o un multimillonario excéntrico. Así que hacer un poco de contrabando de lo más inofensivo no cuenta, ¿verdad? Sobre todo cuando hay que pagar deudas y tu trabajo como transportista apenas paga el alquiler. 
De pronto, Jazz ve la oportunidad de cambiar su destino cometiendo un delito a cambio de una lucrativa recompensa. Y ahí empiezan todos sus problemas, pues al hacerlo se enreda en una auténtica conspiración por el control de Artemisa que le obliga a poner en peligro su propia vida…



RESEÑA: Tras el enorme éxito que supuso para Andy Weir su novela debut, El marciano, el escritor norteamericano regresa al espacio para su segunda novela. En esta ocasión Artemisa apuesta por una localización un poco más cercana como es la Luna pero al mismo tiempo nos lleva más lejos en el tiempo hasta un futuro en el que la colonización humana ya ha establecido la primera urbe selenita. Un puesto avanzado en el Sistema Solar que funciona como un moderno 'resort' turístico para los más ricos y afortunados, y que todavía mantiene la mayoría de los pros y las contras de cualquier ciudad humana, y donde los currantes no tienen nada fácil ganarse la vida.
Eso lo sabe bien la protagonista de la novela, la joven Jazz Bashara que malvive como porteadora en Artemisa, esta asombrosa ciudad lunar. Su mísero trabajo apenas le permite sobrevivir, así que redondea sus ingresos con un trabajo 'freelance': contrabandista. Sus contactos le permiten introducir en la Luna todo tipo de materiales y objetos deseados para los más ricos, y gracias a ello sueña con conseguir el suficiente dinero para disfrutar de una nueva y acomodada vida.
Todo cambiará para Jazz cuando uno de sus clientes preferentes le ofrezca un trato que no podrá rechazar: una gran cantidad de dinero a cambio de realizar un sabotaje. ¿Cómo resistirse cuando eres una chica inquieta que no se cansa de tomar decisiones equivocadas? A partir de entonces, Jazz tendrá que luchar cada segundo de su vida, sin tener muy claro quienes son sus aliados y quienes sus enemigos...
Weir nos mete en una urbe lunar pequeña, que es un simple puesto avanzado para que la gente haga turismo, repleto de hoteles y bares, con excursiones hasta el lugar del primer alunizaje del Apolo XI, y con un puñado de avariciosas empresas lucrándose a su costa. Sin embargo, más allá de esto el autor apenas nos muestra una ambientación con elementos que pueden fascinarnos o sorprendernos, y es inevitable sentir como su entorno palidece ante 'novelas lunares' mucho más potentes como la reciente trilogía lunar de Ian McDonald.
Más allá de esto Artemisa es una aventura ligera, con mucho ritmo, una protagonista incansable (tanto en lo físico como en sus decisiones: siempre eligiendo mal), y que juega con una trama de ambiciones corporativas, traiciones y avaricia. Una vez más Weir apuesta por una historia trufada con bastantes toques de humor, aunque reconozco que frente al divertido punto de vista del protagonista de El marciano la personalidad de Jazz ha acabado por resultarme muy cargante. (En serio, siempre haciéndose la listilla maleducada frente todos los que la rodean cuando en realidad todo el embrollo es por tu culpa, no es la actitud más correcta). Tampoco ayuda que sepa absolutamente de todo o que tenga la mente de un genio, pero que esté malgastando su vida como una simple porteadora con un miserable sueldo.
Sólo me ha llevado a encariñarme un poco más con ella la relación que mantiene Jazz con su padre Ammar, un creyente y devoto musulmán que no comprende la vida elegida por su hija, desperdiciando su intelecto y tan alejada de todo lo que le ha enseñado. Sin embargo, esto no es óbice para que este hombre tan tradicional deje todo de lado cuando tenga que ayudar a su hija... y no será el único. La chica rebelde descubrirá que no está tan sola como cree en esta fría luna, y que tiene a su lado a un puñado de personas dispuestas a arriesgarlo todo por ella.
Aunque Artemisa goza de un planteamiento interesante y se desarrolla a un ritmo veloz, la historia no llega a ser lo suficientemente original como para atrapar al lector con la fuerza que lo hacía El marciano. La urbe lunar no llega a tener la potencia de otras propuestas actuales (es inevitable ver como palidece ante el gran trabajo hecho por Ian McDonald en su trilogía lunar) y se queda en una historia que se devora a un gran ritmo pero que sabe a poco. Mucha acción, con una narración muy audiovisual donde Weir sigue colando su consideralbe dosis de datos técnicos y científicos, pero cuya protagonista se vuelve un poco inaguantable y que se convierte en una experta en meter en un gran embrollo a todos los que se preocupan por ella.


VALORACIÓN 6/10

FICHA
Artemisa
Andy Weir
Nova 
Traducción de
Rústica con solapas, 378 páginas

3 comentarios:

  1. Enserio, me vais a matar...Leo una reseña que la pone de notable, luego otra de suficiente, después otra de notable alto y ahora la tuya de bien.

    Ya podríais poneros un poco de acuerdo, que no sé si leerlo o dejarlo pasar XD

    Saludos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no es la primera vez que lo veo, me parece que con El marciano también ocurrió algo parecido y hubo reseñas muy dispares.
      En definitiva, si quieres una aventura lunar sin mucho trasfondo y bastante acción, te gustará. Si buscas una novela con una ambientación que te sorprenda y con cifi más hard, buscate Luna de McDonald que es mucho más satisfactoria. Espero que te sirva de ayuda.
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Luna de McDonald me pareció un telefilm de A3 un domingo por la tarde...Ni me he acercado a la segunda parte ni creo que lo haré.

      Al final he empezado el libro, y es lo que dices, entretenido por ahora, pero sin más.

      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...