viernes, 3 de diciembre de 2021

La saga Escuadrón continúa con Citónica de Brandon Sanderson

La saga juvenil Escuadrón tiene desde esta semana disponible en español su tercera novela. Después de la publicación de Escuadrón (aquí mi reseña) y de Estelar, el incansable Brandon Sanderson sigue desarrollando la historia de Spensa con Citónica, que el sello Nova ha puesto a la venta este 2 diciembre. La novela nos lleva de vuelta al universo de ciencia ficción donde la mermada Fuerza de Defensa Desafiante trata de asegurar la supervivencia de la humanidad contra las fuerzas de la todopoderosa Supremacía. Como las dos novelas anteriores la traducción corre a cargo de Manu Viciano y la obra se ha publicado con las características detalladas a continuación.

Citónica se publica en tapa blanda con solapas, tiene 456 páginas y se puede comprar por 19,90 euros (y en ebook por 6,64 euros).


SINOPSIS 
La esperada continuación de Escuadrón y Estelar, la épica saga de Brandon Sanderson sobre una chica que viaja más allá de las estrellas para salvar el mundo que ama de la destrucción.
La vida de Spensa como miembro de la Fuerza de Defensa Desafiante dista mucho de ser normal y corriente. Demostró ser una de las mejores pilotos de caza estelar en el enclave humano de Detritus y salvó a su pueblo del exterminio a manos de los krells, la enigmática especie alienígena que los tenía prisioneros desde hace décadas. Por si fuera poco, viajó a años-luz de distancia de su hogar como espía infiltrada en la Supremacía, a un lugar donde descubrió que había toda una galaxia más allá de su pequeño y desolado planeta natal.
Ahora la Supremacía, el gobierno galáctico empecinado en dominar toda vida humana, ha desatado una guerra a escala galáctica. Y Spensa ha visto las armas que pretenden emplear para terminarla: los zapadores, unas antiguas y enigmáticas fuerzas alienígenas que pueden arrasar sistemas estelares enteros en un instante. Spensa sabe que, por muchos pilotos con los que cuente la FDD, no hay manera de derrotar a ese depredador.
Sin embargo, Spensa es citónica. Se enfrentó a un zapador y percibió algo siniestramente familiar en él. Y quizá, si logra descubrir lo que es ella misma, podría ser algo más que solo otra piloto en la guerra. Podría salvar la galaxia.
Pero la única manera de que Spensa descubra su verdadera naturaleza es dejar atrás todo lo que conoce y entrar en la ninguna-parte, un lugar del que muy pocos han regresado jamás.


COMPARTIR en

No hay comentarios:

Publicar un comentario