jueves, 22 de febrero de 2018

Reseña: La Orfíada, de Víctor Conde

SINOPSIS: Dos reinos de una Antigüedad mítica se enfrentan en esta ambiciosa novela épica en la que héroes a medio camino entre lo divino y lo humano se jugarán en el campo de batalla el destino de toda la humanidad. 
Mientras los titánicos ejércitos del mítico Kan Magnus hacen temblar la tierra en su avance para tomar la capital del Gran Reino, el legendario héroe Hesión debe partir en compañía de su amada Eithne en una búsqueda sagrada que podría significar la renovación de la alianza con los antiguos Dioses y el resurgimiento de la magia en el mundo. Lo que Hesión desconoce es que él también es una marioneta en las intrigas palaciegas que están a punto de desatar una ola de sangre y odio en el reino...


RESEÑA: No cabe duda de que el origen de la literatura fantástica se puede rastrear hasta el corazón de los mitos grecolatinos, con sus historias pobladas de héroes y dioses, y destinos trágicos. Tanto la Ilíada o la Odisea siguen resonando en la épica fantástica moderna, así que no es de extrañar que el canario Víctor Conde haya vuelto su mirada a estas influencias literarias para construir su última novela fantástica: La Orfíada.
Desde su mismo arranque Víctor Conde nos la presenta con un juego metaliterario, asegurando al lector que se encuentra ante la adaptación en prosa de una obra real, un poema épico creado por el aedo Autólico de Sandria. Así pues a lo largo de la obra nos encontraremos diferentes notas a pie de página que nos aclaran las referencias del poema original, algunos elementos del 'legendarium' del Gran Reino o un extenso apéndice que se puede consultar online para conocer mejor el transfondo histórico legendario de este mundo.
Como Homero o Virgilio antes que él, Autólico ha compuesto los 27 cantos de su obra para trasladarnos un trágica historia, heróica y oscura, protagonizada por el noble guerrero Hesión y su amada, la sacerdotisa Eithne. Todo ello transcurre en el Gran Reino, un mundo que mezcla las culturas del mundo griego clásico con las de los pueblos de las grandes llanuras europeas, y que se encuentra enzarzado en un conflicto interminable con el todopoderoso Kan Magnus.
Sin duda lo que más llama la atención del lector es el estilo literario de la obra, con un lenguaje elevado, cuidado y mimado al detalle, con cada palabra elegida con sumo esmero. Tampoco pasarán desapercibidos al lector los continuos guiños al estilo homérico, con epítetos y formulas clásicas que retrotraen a la Ilíada. Aunque es cierto que conforme avance la novela nos encontramos con otros tramos de la obra con donde el lenguaje descienda más a lo terrenal, durante la mayor parte de su extensión nos encontramos con una novela que apuesta por la épica más elevada y los destinos trágicos.
Aún así es interesante que Conde apueste por insertar en la trama motivos más modernos o que es difícil encontrar en la épica clásica (como las tensiones raciales del Gran Reino, que acaban desembocando en un terrible genocidio). Lo que no se aleja de la épica más clásica es el destino trágico del héroe protagonista, que se verá arrastrado a realizar actos horribles por un poder superior o que justificará todo en nombre de la venganza.
El corazón de la novela se encuentra en el enfrentamiento final entre el Gran Reino y los ejércitos del Kan Magnus que, más allá de las influencias homéricas de la aristía, se desarrolla sin excesivas sorpresas para el lector habituada a la fantasía (de hecho, debo reconocer que la "gran batalla" final se me ha hecho un poco redundante al ser un calco poco disimulado del esquema del enfrentamiento en el Pelennor de J. R. R. Tolkien).
Eso sí, me ha gustado mucho más el desenlace por el que apuesta Víctor Conde para su héroe que, aunque un poco desconectado del estilo de la mayor parte de la obra, nos muestra una faceta mucho más realista de las verdaderas consecuencias de toda guerra. En el podremos ser testigos de la huella que la muerte y la destrucción dejan en todo soldado y guerrero, y la difícil búsqueda de una redención alejado del campo de batalla. Dificil, pero no imposible.
La Orfíada es un viaje a la fantasía épica de inspiración más clásica, sobre todo en su desarrollo estilísco, con grandes héroes que se enfrentan a un destino trágico. Al mismo tiempo nos muestra un reino lleno de debilidades humanas y conflictos muy terrenales, donde las envidias y miedos entre los diferentes bandos son la mayor amenaza. Todo ello es narrado con un preciosismo y un cuidado extremo por las palabras que convierte cada una de las luchas de la novela en aristías homéricas, y las pérdidas de los personajes en elegías trágicas. No en vano toda la historia nos llega desde el punto de vista de un poeta, ese Autólico de Sandria que deja su pátina sobre cada personaje y suceso de La Orfíada.


VALORACIÓN 


FICHA
La Orfíada
Víctor Conde
Fantascy
Rústica con solapas, 608 páginas

2 comentarios:

  1. Justo estoy a mitad del libro, así que no he mirado mucho la reseña para no comerme spoilers, pero por ahora estoy de acuerdo con tu nota, esta bien, pero no me entusiasma, a ver si la segunda parte va a mejor.

    Ya te contaré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. He leído la novela hasta el final y tanto la ambientación descomunal como los datos elaborados en el Apéndice, elevan la novela a una mayor valoración.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...