miércoles, 21 de junio de 2017

Reseña: The Black Company, de Glen Cook

SINOPSIS: "Somos la última de las Doce Auténticas compañías. Hemos sobrevivido más de un siglo a las demás, pero me temo que nos encontremos en nuestro ocaso. Siento que ésta puede ser la última misión. Una página de historia está a punto de pasar, y una vez lo haga, las grandes hermandades guerreras quedarán destruidas y olvidadas." Pero el soldado se equivocaba...



RESEÑA: En 1984 el norteamericano Glen Cook trabajaba para General Motors en una planta dedicada al ensamblado de automóviles. Su trabajo mecánico y repetitivo le permitía dejar vagar con libertad su mente, lo que acabó permitiéndole plantearse numerosas cuestiones sobre la forma de narrar la fantasía moderna. ¿Por qué la fantasía de tono épico siempre tenía que escindir de una forma tan clara e inequívoca los bandos? ¿Por qué un lado bueno y luminoso acaba enfrentándose siempre al mal más abyecto y oscuro? ¿Acaso la vida es tan simple, tan sencilla, tan clara? Estas preguntas, que ahora parecen el pan de cada día de las obras de autores tan célebres como Steven Erikson, George R. R. Martin o Joe Abercrombie, ya las puso sobre el papel Glen Cook con su primera novela fantástica a mediados de la década de los ochenta.
The Black Company, publicada originalmente en 1984 y primera entrega de una saga que se ha prologado hasta la actualidad (y con adaptación televisiva en camino), nos presenta a un grupo de curtidos y descreídos mercenarios, tan brutales como cínicos. Aunque antaño eran una de las más célebres y grandes compañías de guerreros alquilados, ahora solo son un pálido reflejo de su antigua gloria. Tratan de sobrevivir aceptando los contratos de cualquiera que necesite sus servicios, sin importar cuáles son sus objetivos o si su contratador es un tirano o un asesino. El que paga, manda.
Durante la novela veremos como la Compañía Negra marcha hacia el Norte, donde la misteriosa hechicera conocida como la Dama gobierna con puño de hierro un grandioso imperio. Solo osan enfrentarse a su tiránico domino un puñado de rebeldes, que confían en una extraña profecía que asegura que la Rosa Blanca (¿una diosa? ¿una hechicera? ¿una guerrera sobrehumana?) se encarnará en forma humana para llevarlos a la victoria. Pronto la Compañía Negra tendrá que cruzar sus aceros con ellos para asegurar el dominio de la Dama sobre todo el frío y salvaje Norte.
"No somos héroes. Somos duros. Somos tercos. Tratamos de honrar nuestro compromisos. Pero no morimos por causas perdidas. [...] Luchamos por dinero y por un orgullo indefinible. Las políticas, las éticas, las moralidades son irrelevantes."
Cook nos presente un relato con un marcado tono coloquial, donde su concisión narrativa, rapidez y cambio constante de lugar/escena puede incluso entorpecer un poco la lectura, descolocando al lector. La narración desde el punto de vista del cirujano y cronista de la compañía, Croaker (Matasanos en la traducción española), nos acerca en primer plano a las vicisitudes a las que enfrentan él y sus compañeros de armas. El escritor norteamericano nos mete de lleno en una guerra sucia, brutal y despiadada, al más puro estilo La Chaqueta Metálica de Stanley Kubrick o Platoon de Oliver Stone, pero con una sencilla y exitosa ambientación fantástico. Cook se aleja de las fantasías idealistas y nos presenta a dos bandos enfrentados que son igual de despiadados y brutales en sus métodos. Tanto la tiránica Dama (que vive en su propia "Torre Oscura" pero curiosamente rodeada de un vergel paradisíaco) como esos 'luchadores por libertad' que son los rebeldes emplean los mismos formas sangrientas de someter a sus enemigos. ¿Acaso importa quién se alce con la victoria, nos planteará repetidamente Cook durante la lectura?
"El mal es relativo, cronista. No puedes sujetar ninguno de sus signos. No puedes tocarlo, o probarlo, o cortarlo con una espada. El mal depende de donde te coloques, apuntando con tu dedo acusador".
La Compañía Negra nos mete en el día a día de este pelotón, con soldados a los que conocemos por sus apodos y sus rarezas, con un puñado de magos entre ellos en los que confiar para tratar de salir vivos de cada nueva batalla o emboscada. (Nota: ¿Os recuerda a algo, malazanos? El propio Steven Erikson no se cansa de reconocer su eterna deuda con la fantasía bélica escrita por Glen Cook). En diversas ocasión incluso contarán con la ayuda de alguno de los terribles "Diez que Fueron Tomados", los poderosos hechiceros al servicio de la Dama, tan inhumanos como misteriosos (y que no se cansarán de demostrarnos con su forma de actuar lo injusta que es siempre la guerra con los inocentes y los que menos se merecen enfrentarse a sus consecuencias).
En definitiva La Compañía Negra es una interesante dosis de fantasía bélica, con un humor negro y una visión sumamente realista y adulta de la fantasía que hoy día quizá no parece tan llamativa, pero que coloca a Glen Cook como uno de los primeros autores en plantearla en el género a comienzos de los 80. La narración cercana, coloquial y en primera persona nos acerca en primer plano a la dura existencia de los soldados de esta banda mercenaria, que se enfrenta a la muerte en una lucha brutal, despiadada e injusta. Cook nos muestra que los bandos de cualquier guerra se parecen profundamente, y que ambos están condenados a convertirse en "rostros de la muerte" sin importar lo justo, elevados y gloriosos que sean los ideales que persiguen. "Que puta que es la guerra", que diría Kubrick.


VALORACIÓN 8/10

FICHA
The Black Company (Chronicles of the Black Company, 1)
Glen Cook
Tor
Rústica sin solapas, 320 páginas
8,99 dólares

5 comentarios:

  1. Llevo mucho tiempo viéndolo en librerías y deseando echarle el guante, porque la propuesta, aunque a día de hoy quizá no sorprenda a muchos, me atrae cosa mala. Eso sí, creía que se trataba de un volumen único y no de una saga (y tan longeva, además), lo cual me echa bastante atrás; lástima, porque me apetece bastante una lectura que no se extienda ad infinitum. De todos modos, la sigo teniendo en cuenta con muchas ganas para mis próximas aventuras literarias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña sobre esta saga que es poco conocida y merece más reconocimiento. Plantó temas que 10 años después otros autores volverían el pan de cada día actualmente en el género.

    Yo he llegado a leer hasta Sueños de Acero porque fue los que pude conseguir cuando murió la Factoría de Ideas. La verdad es que si bien los primeros tres son los mejores, el resto va mejorando el estilo directo de Cook

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. La primera trilogía me gustó mucho, luego la cosa ya decae bastante. Además, a Cook le debemos parte del buen hacer de Erikson con sus personajes y también un poco ese tono oscuro con el que otros autores nos deleitan en sus actuales obras.

    Saludos y buena reseña.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, tendré que hacerme con ella! Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  5. Me llama mucho la atención esta saga. Fantasía bélica con un tono oscuro y realista. Tengo que ponerme a ella.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...