viernes, 15 de mayo de 2015

La Larga Noche (4)

En la tercera parte de este ensayo recopilatorio sobre la Larga Noche os presentaba las posibles pruebas de que el mandoble Albor de la casa Dayne fuera el arma con la que el último héroe/Azor Ahai se enfrentó a las hordas de los Otros. Esto nos lleva a plantearnos si, a pesar de ser el Norte de Poniente donde mejor se han conservado las leyendas y mitos relacionadas con la Larga Noche, no debemos buscar en el Sur las respuestas a lo que ocurrió hace milenios.
Rascando en ciertas referencias oscuras que encontramos en la enciclopedia El Mundo de Hielo y Fuego podemos llegar a encontrarnos con una nueva forma de ver la lucha contra los Otros en la Larga Noche.
La Batalla por el Amanecer.
En este otro artículo que escribí hace tiempo os hablaba extensamente del origen de Torrealta, la fortaleza de la casa Hightower en Antigua. Sus cimientos más antiguos fueron puestos en la lejana Edad del Amanecer, en Isla Batalla. Lo más interesante es que según El Mundo de Hielo y Fuego la isla que se encuentra en la desembocadura del río Vinomiel se conoce por ese nombre desde tiempos antiguos pero en ningún registro conservado consta el por qué de esa denominación.
¿Qué batalla se libró allí? ¿Cuándo? ¿Entre que señores, que reyes, o que razas?
Isla Batalla (T. Nasmith).
Igual de misterioso es el origen de la propia Torrealta, porque la base sobre la que en siglos posteriores se construyó la fortaleza-faro de la casa Hightower es una antigua fortaleza cuadrada, de piedra negra, que debió alzarse muchos milenios atrás.
¿Quién lo construyó? ¿Cuándo? ¿Por qué? La mayoría de los maestres aceptan la sabiduría común que declara que es de construcción Valyria, porque sus enormes muros e interiores laberínticos son todos de roca sólida, sin ninguna pista de uniones o mortero, y no hay marcas de cincel de cualquier tipo, un tipo de construcción que se ve en otros lugares, sobre todo en los caminos del Feudo Franco de Valyria, y el Muro Negro que protege el corazón del casco antiguo de Volantis.
Si esto fuera así, supondría que los Valyrios llegaron a Poniente mucho antes de crear el puesto avanzado de Rocadragón, y mucho antes que los Primeros Hombres o los Ándalos. Sin embargo, los maestres no logran ponerse de acuerdo en que motivó la construcción de esta antigua forteleza:
¿Vinieron en busca de comercio? ¿Eran esclavistas, quizá buscando gigantes? ¿Buscaban aprender la magia de los niños del bosque, con sus verdevidentes y sus arcianos? ¿O había algún propósito más oscuro?
La duda persiste entre los maestres de la actualidad, a pesar de que muchos de ellos viajaron hasta Valyria antes de su desaparición en busca de respuesta (ninguno la encontró, se nos dice). 
Debido a este misterio, solo podemos movernos entre especulaciones. Por ello es muy interesante la cita que aparece de lo que insinúa el septón Barth (Mano del Rey durante cuarenta años en el reinado de Jaehaerys I, y autor de la muy nombrada, y criticada, Dragones, anfípteros y guivernos. Historia antinatural):
La afirmación del septón Barth de que los Valyrios llegaron a Poniente porque sus sacerdotes profetizaron que la Maldición del Hombre [Doom of Man] surgiría de la tierra más allá del mar Angosto con seguridad se puede descartar como una tontería, al igual que muchas de las creencias y suposiciones más extrañas de Barth.
Los maestres de la Ciudadela son hombres que desprecian la magia y las profecías, así que no es de extrañar que en El Mundo de Hielo y Fuego siempre se muestren desdeñosos con los escritos del septón Barth. De hecho, la mayoría de sus libros fueron quemados durante el reinado de Baelor el Santo por considerarse heréticos.
Sin embargo, si juntamos estas piezas dispersas nos queda un nuevo panorama: en Valyria los sacerdotes son capaces de predecir una terrible catástrofe que surgirá de la "tierra más allá del mar Angosto", en Poniente. (Recordemos que los mismos Targaryen se marcharo de Valyria a Rocadragón porque Daenys la Soñadora tuvo un sueño en el que vió como era destruida Valyria).
Para prevenir la catastrofe que se cerniría sobre el mundo, envían una expedición que tomaría tierra en Isla Batalla y fundaría un puesto avanzado valyrio.
Una vez la amenaza de los Otros y la Larga Noche se extiende por Poniente, los valyrios le hacen frente sin éxito. (Recordemos que en las leyendas los Otros están a punto de lograr vencer). Si esta teoría fuera cierta, significaría que los dragones no son tan efectivos contra los Otros como habíamos suspuesto muchos lectores de Canción de Hielo y Fuego.
Es entonces cuando entran en contacto con los niños del bosque y sus verdevidentes, y gracias a su poder logran dar con la solución para acabar con los Otros: una piedra de "poderes mágicos" caída en lo que luego sería Campoestrella (muy cerca de Isla Batalla). Con ella y las habilidades de forja de los valyrios crean un mandoble que se convierte en el arma definitiva contra la amenaza de la Larga Noche. Albor, una espada muy diferente a las armas valyrias pero con las mismas características del acero valyiro.
Por lo tanto, en el último reducto de Isla Batalla pudo tener lugar la confrontación entre los dos ejércitos en lo que en las leyendas pasaría a conocerse como la Batalla por el Amanecer.

Pero, por supuesto, todo esto es pura especulación. Como hemos visto los datos al respecto son fragmentarios y oscuros (como no podría ser de otra manera sobre un suceso que ocurrió hace más de 8.000 años). Si los valyrios tenían registros escritos de lo que ocurrió entonces, se perdieron en la Maldición.


Toda esta teoría tiene como base el hecho de que la estructura de Isla Batalla fuera de origen valyrio. Pero ¿y si no es así? ¿Nos habla El Mundo de Hielo y Fuego de otra civilización tan poderosa y milenaria como para dejar restos en Poniente antes de la llegada de los Primeros Hombres? Pues resulta que sí.


QUINTA Y ÚLTIMA PARTE

SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER

2 comentarios:

  1. Tiene mucho sentido que los Dayne sean descendientes de los valyrios (ojos purpura)! Que exelente

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...