lunes, 30 de septiembre de 2013

Joel Fry interpretará a Hizdahr zo Loraq en la cuarta temporada

Con el rodaje de la cuarta temporada de Juego de tronos en marcha desde hace ya varias semanas todavía sigue ampliándose el casting de nuevos personajes de la serie. Hace solamente unos días la cadena americana HBO confirmaba que el actor inglés Joel Fry (con un pequeño papel en la película 10.000) será el encargado de interpretar a Hizdar zo Loraq, un noble de la ciudad de Meereen y que aparecera en la trama de Daenerys en la Bahía de los Esclavos.
Los que hayais leído todos los libros recordareis que Hizdar zo Loraq no aparece hasta bien entrado Danza de Dragones, así que parece que los guionistas de la serie han decidido ir avanzando algunas de las tramas del quinto libro o al menos irán presentando muchos de los personajes que contribuyen a crear la enrevesada trama que el propio George Martin bautizó como el "nudo meereense" y que tanto trabajo le costó sacar adelante para publicar Danza de Dragones.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Citas célebres (5)

-La noche se avecina, ahora empieza mi guardia. No terminará hasta el día de mi muerte. No tomaré esposa, no poseeré tierras, no engendraré hijos. No llevaré corona, no alcanzaré la gloria. Viviré y moriré en mi puesto. Soy la espada en la oscuridad. Soy el vigilante del Muro. Soy el fuego que arde contra el frío, la luz que trae el amanecer, el cuerno que despierta a los durmientes, el escudo que defiende los reinos de los hombres. Entrego mi vida y mi honor a la Guardia de la Noche, durante esta noche y todas las que estén por venir.

Juramento de la Guardia de la Noche en la saga Canción de Hielo y Fuego, de George R. R. Martin.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Mapas de lugares que nunca existieron (1): la Tierra Media


J. R. R. Tolkien.

Si existe algo que todos los aficionados a la literatura fantástica encontramos siempre tremendamente interesante es un mapa. Se podría llegar a decir que la cartografía de un lugar inventado es uno de los requisitos indispensables de la fantasía moderna posterior a Tolkien y Robert Howard. Un mapa siempre hace que la imaginación del lector vuele libre, que recorramos su geografía de montañas afiladas, ríos interminables, ciudades ciclópeas y florestas impenetrables aún antes de haber pasado la primera página de la novela en cuestión. Los mapas son una gran ayuda para sumergirse en el mundo inventado y darle sensación de autenticidad, para ayudar al narrador a hacer desaparecer parte de la incredulidad del lector ante lo que nos van a contar.
El mismo J. R. R. Tolkien era consciente de ello y dedicó muchas horas de trabajo a la confección de mapas precisos para sus historias y para que las descripciones geográficas que nos brindan tanto los personajes como el narrador tuvieran un apoyo incontestable desde puntos de vista no estrictamente literarios. Aunque el escritor inglés reconocía en una de sus cartas (número 144 de las editadas por Humphrey Carpenter) que el trabajo había sido a la inversa, primero el mapa, luego la historia: "Atinadamente empecé con un mapa, e hice que la historia encajara en él (por lo general con un escrupuloso cuidado de las distancias). El otro modo de proceder en relación con los mapas está lleno de confusión e imposibilidades; de cualquier modo, resulta fatigoso componer un mapa a partir de una historia..."
Las 'Tierras Salvajes'.
A pesar del gran esfuerzo que les dedicaba, Tolkien reconocía su escasa habilidad con la materia cartográfica (el mismo afirmó que sus mapas eran “menos elegantes” que los que realizó su hijo). Aun así disfrutaba al dejar vagar su pluma dibujando accidentes geográficos, así como observando el trabajo resultante. Muchos de los personajes de sus novelas gozan de este mismo sentimiento hacia la cartografía y las descripciones geográficas plasmadas en planos. Por ejemplo, ya en El Hobbit nos enteramos de que a Bilbo Bolsón "le encantaban los mapas, y en el vestíbulo colgaba uno enorme del País Redondo con todos sus caminos favoritos marcados en tinta roja".
Mapa de Thror.
La historia de El Hobbit, a pesar de su brevedad y al hecho de que puede ser entendida perfectamente sin necesidad de ningún mapa, incluye de hecho dos que realizó el propio Tolkien. Uno es de las Tierras Salvajes, el primer nombre que tuvo la Tierra Media en la narrativa publicada de Tolkien, y que solo sirve para seguir el recorrido final de la aventura de Bilbo Bolsón, Gandalf y los trece enanos. El otro es mucho más interesante porque es una “copia” del mapa de Thror que en la historia utilizan los enanos para poder entrar en Erebor sin que el dragón Smaug se entere. El mapa en sí es bastante simple y esquemático pero Tolkien aprovechó para incluir grafías rúnicas que nadie puede entender, pero que no obstante ayudan a sumergir al lector en un mundo que parece tener sus propios idiomas. Un elemento más para suprimir la noción de incredulidad.
La Comarca.
En El Señor de los Anillos, debido a su mayor extensión (tanto temática como en número de páginas), la cartografía también sufrió un incremento proporcional. Pero afortunadamente para el profesor Tolkien entonces contaba con la ayuda de su hijo mayor, Christopher, que fue el encargado de copiar y pasar a limpio las decenas de mapas que había esbozado de forma bastante tosca el escritor durante la redacción de su magna obra. Así pues la trilogía cuenta con un gran mapa que muestra todas las tierras del oeste, la Tierra Media en toda su extensión, de la que el anterior mapa de las “tierras salvajes” solo es menos de una cuarta parte. Muchos de los lugares que aparecen reflejados en el mapa principal nunca son mencionados en el transcurso de la narración, pero aun así ayudan a crear la impresión de estar ante una historia real (algo que siempre envuelve a la Tierra Media durante todo El Señor de los Anillos) y a afianzar la sensación de profundidad que tanto apreciaba Tolkien.
Rohan, Gondor y Mordor.
Pero además hay varios mapas más detallados de otros lugares donde transcurre gran parte de la acción, como uno de la Comarca de los hobbits en el que podemos observar de un solo vistazo decenas de nombres de lugares y accidentes geográficos que apenas tienen importancia en la narración, o un mapa de Rohan, Gondor y Mordor lleno de curvas de nivel y distancias exactas por el que podemos seguir a la perfección los últimos tramos de la odisea de los miembros de la Comunidad del Anillos.
Comparando este último mapa con el mapa de Thror de El Hobbit podemos observar la evolución de la propia narrativa de Tolkien: de una historia con apenas medio centenar de personajes y lugares pasó a una historia épica, con casi mil localizaciones y multitud de personajes principales. En definitiva, Tolkien logró que los mapas de la Tierra Media que acompañan El Hobbit y El Señor de los Anillos no fueran una simple ‘guía de viaje’ de los héroes sino un elemento mucho más importante al ayudar a afianzar la sensación de profundidad de su mundo imaginario haciéndolo mucho más real para millones de lectores de todo el mundo.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Joe Abercrombie candidato a los premios David Gemmell Legend

Los seguidores del escritor Joe Abercrombie estamos de enhorabuena. El prolífico autor inglés ha sido anunciado como candidato a ganar el premio David Gemmell Legend  a mejor novela del año por su última obra, Red Country (de próxima aparación en nuestro país con el título de Tierras rojas). Asimismo, también son candidatos al premio los ilustradores Didier Graffet y David Senior responsables de la portada inglesa de Red Country (portada que la editorial española Runas ya ha confirmado que utilizará cuando edite la novela).

Los premios David Gemmell Legend se entregan en honor al escritor de literatura fantástica David Gemmell (1948-2006), y se celebran desde el años 2008. Estos premios se han dado a conocer este año en la convención Nine Worlds GeekFest, que se celebra en Reino Unido, y las votaciones se pueden emitir hasta el 30 de septiembre. Todo aquel que quiera votar por Abercrombie puede hacerlo en este enlace. Los ganadores se darán a conocer en la apertura de la World Fantasy Convention, la cual tendrá lugar esta vez en Reino Unido, concretamente en la ciudad de Brighton del 31 de octubre al 3 de noviembre (cuando también se entregarán los World Fantasy Awards).
El premio al mejor libro del año no puede dejar indiferente a nadie: una réplica a escala de Snaga, el hacha con el que uno de los personajes de David Gemmell del "Ciclo de Drenai" reparte leña en las novelas, y además sus filos están decorados con el nombre del autor y del título de su novela. Joe Abercrombie ya ganó este premio en el año 2009 por su novela La mejor venganza (traducción del título original Best served cold, un título mucho más brutal y acorde con estilo del autor inglés), ambientada en el mismo mundo de su trilogía La Primera Ley, con la que se dio a conocer.

La lista de nominados para los premios, en sus distintas categorías, son:
Legend Award (Mejor novela)
  • Joe AbercrombieRed Country (“Tierras rojas” en Runas)
  • Jay KristoffStormdancer (Pan Macmillan UK)
  • Mark LawrenceKing of Thorns (Harper Collins UK)
  • Helen LoweThe Gathering of the Lost (Orbit)
  • Brent WeeksThe Blinding Knife (Orbit), “La daga de la ceguera” en Fantascy
Morningstar Award (Mejor primera novela)
  • Saladin AhmedThrone of the Crescent Moon (Gollancz & DAW)
  • Miles CameronThe Red Knight (Gollancz)
  • John GwynneMalice (Pan Macmillan UK)
  • Aidan HarteIrenicon (Jo Fletcher Books)
  • Jay KristoffStormdancer (Pan Macmillan UK)
Ravenheart Award (Mejor ilustración para una portada)
  • Didier Graffet (dagas) y David Senior (mapa), por Red Country (“Tierras rojas” en Runas), de Joe Abercrombie (Gollancz)
  • Dominic Harman, por The Legion of Shadow (“La legión de las sombras” en Mundos Épicos), de Michael J. Ward (Gollancz)
  • Neil Lang, por Stormdancer, de Jay Kristoff (Pan Macmillan UK)
  • Clint Langley, por Besieged, de Rowena Cory Daniells (Solaris)
  • Silas Manhood, por The Blinding Knife (“La daga de la ceguera” en Fantascy), de Brent Weeks (Orbit)
  • Stephen Youll, por The Black Mausoleum, de Stephen Deas (Gollancz)

martes, 17 de septiembre de 2013

Citas célebres (4)

"Sí. Frío, duro y cruel. Así es el Muro, y así son los hombres que lo patrullan. Nada que ver con los cuentos que te contaba tu niñera. Nosotros nos meamos en los cuentos y también en la niñera".


Donal Noye de la Guardia de la Noche, en Juego de tronos de George R. R. Martin.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Conferencia de Steven Erikson en el Celsius 232

Steven Erikson en el Celsius 232.
El pasado mes de agosto se celebró en la ciudad de Avilés el festival Celsius 232, dedicado a la fantasía y la ciencia ficción y al que asistieron varios de los escritores de fantasía moderna más importantes, entre los que se encontraban Steven Erikson (autor de la saga de Malaz, el libro de los caídos) o Joe Abercrombie (autor de la trilogía La Primera Ley). Ambos escritores compartieron con los asistentes al festival su visión sobre la literatura fantástica. Gracias al blog El rincón de Koreander (aquí) podemos conocer la opinión del canadiense sobre la figura del héroe en el mundo moderno o las conversaciones que mantiene con George R. R. Martin cuando ambos se encuentran (impagable la pregunta con la que le responde Martin), así como los comentarios de Joe Abercrombie, que también estaba presente en el acto, sobre personajes tan míticos como Gandalf.


TRANSCRIPCIÓN DE LA CONFERENCIA:
"La verdad es que me apetecía hablar del concepto de género y del concepto de la fantasía, porque muchas veces en este tipo de charlas en Canadá o cuando tengo entrevistas con periodistas me preguntan acerca de la relevancia de la fantasía como género, de la relevancia de la fantasía para la sociedad en general, y es una pregunta sobre la que llevo bastante tiempo reflexionando.
La Ciencia Ficción puede justificar su relevancia para la sociedad de una manera muy sencilla, tiene una relevancia cultural. Cuanto más progresa el ser humano, cuanto más evolucionamos, cuanta más tecnología tenemos y más interactuamos con esa tecnología, más sentido tiene que nos preguntemos a través de la Ciencia Ficción cómo es nuestra relación con el mundo, con la ciencia que nos rodea y con el futuro.
En el caso de la Fantasía, la situación es totalmente distinta. La fantasía tiene una relevancia desde una perspectiva diferente y esas reflexiones me llevaron a replantearme una cuestión adicional, que tiene que ver con el concepto de Héroes, y de ahí que entronque con la charla de Joe de hace un par de días. Hoy en día, en la industria del ocio, tanto en el cine como en la televisión, como en el cómic, como en la adaptación de los superhéroes de la gran pantalla, hay un elemento constante que cada vez se ve más y más, y que se mencionó en la charla… que es el concepto de héroe.
A lo largo de la última década, a lo largo de mi carrera como escritor, he ido viendo cómo se producía un cambio fundamental en el concepto y en el paradigma del héroe. El héroe hoy en día es cada vez más un sociópata, un tipo que es un elemento casi ajeno a la sociedad. Tenemos héroes como James Bond.
Pensemos en James Bond, pensemos en Daniel Craig, pensemos en la expresión que puede tener Daniel Craig como James Bond mientras está haciendo la colada, y recoge sus smokings en la tintorería, plancha la camisa y limpia y lustra los zapatos. Imaginaros en todo momento la cara de Daniel Craig mientras está haciendo eso, y luego imaginaros a Daniel Craig mientras le raja la cara a alguien y se lo carga. ¿Hay alguna diferencia en la expresión? Y eso es algo que vemos cada vez más y más. Otra pregunta, ¿alguien querría tener a James Bond de vecino?
Uno de los elementos recurrentes que vemos cada vez más hoy en día, es que nuestros héroes tienden a vivir en una bancarrota moral. Eso es lo que nos están presentando en muchas de las adaptaciones y en muchas de las películas. Ironman es un multimillonario que tiene una vida prácticamente resuelta.
-ALERTA DE SPOILER de la segunda película de Ironman-
En la segunda película se nos cuenta básicamente la historia de como el padre de Tony Stark construye una especie de reactor o de armadura con un científico ruso. Los dos colaboran juntos hasta que el norteamericano decide robar la armadura al ruso, abocándole a una vida de pobreza, de desesperación y destruyéndole completamente. El hijo de este científico ruso se construye con cuatro piezas una armadura semejante a la de Ironman, y quiere vengarse del tipo y de la familia que acabó con su padre…
-FIN DE SPOILER-
Realmente quién es el héroe aquí, porque el concepto que se nos presenta es bastante extraño. Yo creo que la fantasía épica sobre todo, y aquí llegamos por fin a la fantasía, tiene ese elemento de cuestionarse quiénes son realmente los héroes. La fantasía épica desciende en mi opinión de La Iliada, y cuando pensamos en los protagonistas de los episodios de La Iliada, cuando pensamos por ejemplo en la guerra de Troya, y por favor no penséis en Brad Pitt, al plantearnos quién es el héroe vemos que el héroe no es Aquiles con todo su poder, ni el astuto y taimado Ulises u Odiseo. El verdadero héroe de La Iliada es Héctor.
Héctor es el héroe en el episodio de Troya, porque es quien tiene los motivos más puros para actuar, desde luego muy diferentes a los que tiene Aquiles, y a mí me parece que este tipo de héroes ya no se ven, o por lo menos para la gran pantalla, tienen una imagen muy repetitiva. Si vais a ver determinados tipos de películas de acción, si miráis los trailers, imagino que estaréis hartos de ver como hay un héroe o héroes que van caminando hacia el espectador con sus rostros impasibles, que no se alteran lo más mínimo, mientras a sus espaldas se produce una explosión enorme que derrumba un edificio. Eso lo habréis visto en multitud de ocasiones, y parece que sea una cualidad que se asocia a la condición del héroe hoy en día. Es algo que parece inherente a los héroes, este tipo de destrucción y de explosiones. La fantasía, sobre todo, tras el 11 de septiembre, ha caído en la tendencia de crear entornos en los que el fin justifica los medios, una y otra vez, una y otra vez.
El fin siempre justifica los medios.
Parece que se produzca una especie de ritualización por parte de la industria del ocio con este tipo de comportamientos. Película, tras película, tras película nos encontramos siempre con este tipo de arrebatos de violencia, y no vemos nunca las consecuencias de esos actos de violencia. No se ven nunca los cadáveres en la calle, ni los muertos en las aceras. Puedes ver películas como Los Vengadores y ves como se derrumba la mitad de Nueva York y no hay un solo muerto en pantalla. Puedes ver Man of steel y pasa tres cuartos de lo mismo. Parece que estén apagando la sensibilidad o atenuando, amortiguando la sensibilidad de los espectadores.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Citas célebres (3)

"Primeros en entrar, últimos en salir"


Lema de los Abrasapuentes en la saga Malaz: el Libro de los Caidos

martes, 10 de septiembre de 2013

Cambios de actores en Juego de tronos


Dean Charles Chapman.
Durante el último mes se han producido varios cambios en los actores que interpretarán a determinados secundarios durante la cuarta temporada de Juego de tronos, que ya ha iniciado su rodaje en tierras de Islandia y Croacia.
El papel del príncipe Tommen Baratheon, hermano menor de Joffrey, será interpretado a partir de ahora por Dean Charles Chapman, un actor ligeramente mayor que el anterior intérprete Callum Wharry. Lo curioso del asunto es que este joven actor de 15 años ya había aparecido en la tercera temporada de la serie, concretamente interpretando a Martyn Lannister, uno de los dos prisioneros del Joven Lobo ejecutados por Rickard Karstark en Aguasdulces.
Michiel Huisman.
Otro cambio de rostro será el del mercenario Daario Naharis, que abandonó los Segundos Hijos y entró al servicio de Daenerys Targaryen. Al parecer los productores no quedaron del todo satisfechos con el trabajo del actor Ed Skrein, que lo interpretó en los episodios finales de la tercera temporada, y en la cuarta será sustituido por el holandés Michiel Huisman.
La montaña
Finalmente, y para seguir con una tradición no escrita de los productores, la Montaña que Cabalga cambiará de cara una vez más. Si en la primera temporada lo interpretó el terrorífico Conan Steven y en la segunda el decepcionante Ian White, esta cuarta temporada el encargado de darle vida al mayor de los Clegane será Hafþór “Thor” Björnsson. Sin experiencia anterior como actor pero elegido “el hombre más fuerte de Islandia” con solo 24 años en 2011 y con una altura de 2,06 metros es de esperar que de la talla para interpretar a Gregor Clegane de cara a uno de los momentos más importantes y esperados de la próxima temporada.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Citas célebres (2)

—¿Cuántos años teníais cuando os llevaron a la guerra?
—Pues sería de la edad de vuestro chico, más o menos —respondió Meribald—. Sí, demasiado joven, pero todos mis hermanos partían; no quise quedarme atrás. Willam me dijo que podía ser su escudero, y eso que no era caballero, sólo un pinche armado con un cuchillo de cocina que había robado en la taberna. Murió en los Peldaños de Piedra sin llegar a asestar un golpe. Se lo llevó la fiebre, igual que a mi hermano Robin. A Owen lo mató un golpe de maza que le abrió la cabeza, y a su amigo Jon Pox lo ahorcaron por violación.
—¿La guerra de los Reyes Nuevepeniques? —preguntó Hyle Hunt.
—Así la llamaban, aunque no vi ningún rey, ni gané un penique. Pero era una guerra. Era una guerra.

Festín de cuervos, de George R. R. Martin.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Reseña: El último argumento de los reyes, de Joe Abecrombie



SINOPSIS: El rey de los hombres del Norte se mantiene y sólo hay un guerrero que le pueda detener. Su viejo amigo y su enemigo más antiguo: ha llegado la hora de que el Sanguinario vuelva a casa… Glokta está librando una lucha secreta en la que nadie está seguro y nadie es de fiar. Y como sus días de guerrero están lejos, utiliza las armas que le quedan: chantaje, tortura… Jezal dan Luthar ha decidido que la gloria es demasiado dolorosa y prefiere una vida sencilla con la mujer a la que ama. Pero el amor también puede ser doloroso y la gloria tiene la desagradable costumbre de aferrarse a un hombre cuando menos la desea… El Rey de la Unión ha muerto, los campesinos se rebelan y los nobles luchan por su corona. Sólo el primero de los Magos tiene un plan para salvar el mundo, pero esta vez hay riesgos. Y no hay un riesgo más terrible que romper la Primera Ley…

RESEÑA: Muchos críticos han alabado a Joe Abercrombie por ser capaz de coger los manidos tópicos de la fantasía moderna y darles la vuelta a su antojo. Desde luego el autor inglés es un experto en presentarnos a unos personajes que nos resultan bastante reconocibles y arquetípicos (el buen mago, el joven héroe, el cruel tullido,…) para después demostrarnos que jugábamos con cartas trucadas y que en su historia nadie es lo que aparentaba. Por eso cuando el lector concluye El último argumento de los reyes la cara de sorpresa está asegurada.
Esta tercera y última parte de La Primera Ley continúa la historia solo unos meses después del final de Antes de que los cuelguen. La guerra en el Norte contra las despiadadas tropas de Bethod y su bruja sigue su sangriento curso; mientras tanto la extraña compañía unida por el mago Bayaz regresa a Adua después de su infructuosa búsqueda de la Semilla en los confines del mundo, y en la capital de la Unión el inquisidor Glokta “trabaja” de la única manera que conoce para conseguir el mayor número posibles de apoyos de cara a la elección del futuro rey.
Abercrombie logra una última parte de la trilogía bastante entretenida, con numerosos momentos de acción desbocada, enfrentamientos sangrientos y luchas por la supervivencia de todos los personajes principales, un terreno en el que se nota que el escritor se mueve a sus anchas. Sus descripciones de las batallas siguen siendo magistrales, muy detalladas, claras y visuales (casi cinematográficas), algo que (por desgracia para los lectores) en muchas otras novelas del género es utilizado demasiado pero de forma muy torpe.
Las distintas tramas desarrolladas a lo largo de las novelas anteriores son recogidas en El último argumento de los reyes y cerradas sin ninguna fisura. Abercrombie fue sembrando de numerosos datos y pistas las páginas de las dos primeras partes de la trilogía que son aclarados en la parte final y que encajan a la perfección. Lo que se le exige a toda última parte de una trilogía, vamos. Por ejemplo (y hablo de  información muy comprometida para la trama de La Primera Ley así que ¡sal de aquí ahora mismo si todavía no te la has terminado!): se aclaran las verdaderas intenciones de Bayaz respecto a la Unión y su enfrentamiento con el Imperio Gurkhul.  Resulta que desde el principio Bayaz ha estado manejando los hilos de las vidas de varios de los protagonistas, como Jezal dan Luthar, Ferro o Logen Nuevededos, con el único fin de enfrentarse a sus enemigos milenarios y derrotarlos. Al final no llega a quedar del todo claro que los motivos del mago sean los mejores de cara al tan socorrido bien común, y desde luego Bayaz puede ser considerado el opuesto total a Gandalf (con su soberbia y prepotencia el mago calvo entra directamente en el podio de “supuestos protagonistas buenos que resultan ser unos auténticos cabrones”).
Sin embargo si tengo que elegir entre todos los protagonistas de la saga me quedo con el salvajismo hosco y sincero de Logen y Ferro, probablemente los dos más carismáticos en el tramo final de la trilogía. Logen Nuevededos regresa al Norte para cobrarse venganza pero muy pronto descubre que la frase de “críate fama y échate a dormir” es absolutamente cierta. Todos temen al Sanguinario y la mitad de sus supuestos amigos y aliados estarían más que dispuestos a matarlo para cobrarse antiguas deudas de sangre. No es difícil identificarse con sus intentos de cambiar y convertirse en un hombre mejor, así como compartir su desazón al descubrir que para él eso es algo sencillamente imposible.
Logen Nuevededos.
No obstante se nota que Abercrombie disfruta desatando la barbarie, la sangre y la muerte, y Logen es su hombre. La defensa desesperada de los norteños contra el rey Bethod y el desafio y combate consiguiente de Nuevededos con el Temible son dos de los mejores momentos de la trama norteña. La habilidad con la que el autor inglés ensambla los distintos puntos de vista en estos momentos dejando siempre la acción en el punto álgido y obligando al lector a pasar página tras página para averiguar que ocurre es digna del mejor George Martin.
Pero para auténtico estallido de fuegos artificiales tenemos el final. La terrible batalla de Adua también está muy bien narrada, aunque quizá sea demasiado largo y Abercrombie podía haber abreviado en número de páginas y ganar con ello en velocidad. Aún así el combate atrapa al lector gracias a lo que ya he comentado: Abercrombie logra utilizar los diversos puntos de vista de los protagonistas con bastante agilidad y ensamblándolos unos a otros con bastante dinamismo, dándonos una visión muy completa de la ataque a la capital de la Unión y de la desesperada defensa de la misma. De esta parte destacaré la transformación que sufre el personaje de Jezal dan Luthar desde el primer libro de la saga, acabando por convertirse en un rey más que decente durante la guerra, muy humano y cercano al sufrimiento de su pueblo, aunque pierda bastante ante el lector por su humillación final ante el orgulloso y prepotente Bayaz.
Bayaz es quizá el único personaje que resulte triunfante en el enfrentamiento final, logrando saldar todas sus cuentas y con un plan que le resulta redondo (gracias a la “casualidad” de encontrar en el último momento la Semilla, posiblemente otro de los momentos más tramposos de Abercrombie tras el engaño final de Antes de que los cuelguen que ya comenté en la reseña correspondiente).
Ardee y Glokta.
Solo el gran Sand dan Glokta se mantiene al mismo nivel del mago calvo, demostrando que lo que muchos considerarían desventajas se convierten para el inquisidor en motivos para luchar con más ganas. Con su inteligencia y desprecio por el sufrimiento (propio y ajeno) culmina su viaje derrotando a sus múltiples enemigos, en la posición más poderosa posible dentro de la Unión, y junto a uno de los personajes femeninos más bellos, independientes y luchadores de la literatura fantástica: la imprevisible Ardee.
En definitiva, una trilogía sumamente entretenida, con grandes momentos de acción muy bien narrados, diálogo impecables, un humor negro que golpea al lector constantemente y varios personajes más que sobresalientes (especialmente Logen y Glokta). Cierto que Abercrombie podría haber mejorado esta última parte aligerándola de páginas y de ciertos puntos donde se nota una sobreabundancia de paja y acciones innecesarias, pero incluso así La Primera Ley se merece un notable alto.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Citas célebres (1)

"En esta vida nunca se tienen suficientes cuchillos".

Logen Nuevededos, en la trilogía La Primera Ley de Joe Abercrombie.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Reseña: Drácula, de Bram Stoker



SINOPSIS: Jonathan Harker viaja a Transilvania para cerrar un negocio inmobiliario con un misterioso conde que acaba de comprar varias propiedades en Londres. Después de un viaje preñado de ominosas señales, Harker es recogido en el Paso de Borgo por un siniestro carruaje que le lleva, acunado por el canto de los lobos, a un castillo en ruinas. Tal es el inquietante principio de una novela magistral que alumbró uno de los mitos más populares y poderosos de todos los tiempos: Drácula.

RESEÑA: Dice la leyenda que el escritor irlandés Bram Stoker murió el 20 de abril de 1912 susurrando las palabras “strigoi, strigoi” mientras señalaba un punto vacío de la habitación donde agonizaba. Strigoi en rumano significa espíritu maligno, espectro o vampiro. Sea o no verdadera la anécdota, lo cierto es que esta creación de Stoker, el vampiro Drácula, fue el que lo hizo mundialmente famoso y gracias al que ha perpetuado su nombre en la historia de la literatura.
Drácula se publicó en Londres en 1897, a finales de la época victoriana y con el siglo XX alboreando en el horizonte, y es sin duda una obra que se encuentra con un pie en cada uno de estos dos momentos históricos: el siglo XIX donde todavía era posible creer en fantasmas y monstruos surgidos de oscuros castillos abandonados propios del terror gótico, y el siglo XX lleno de las promesas de la ciencia y el uso de la razón. En Drácula, Stoker es capaz de conjugar ambos elementos con gran maestría para crear uno de los grandes personajes de la novela de terror: el vampiro.
La novela de Stoker carece de un único narrador principal y en su lugar utiliza diversos diarios personales o supuestos recortes de prensa para contarnos la historia, una historia en la que el principal protagonista es el único que no tiene voz narrativa propia: el conde Drácula. Es este el que domina todas y cada una de las páginas de la novela, aun cuando su presencia real es mínima. Su oscura figura se cierne como una amenaza sobre el Londres victoriano y los protagonistas desde el mismo momento en que recibe a Jonathan Harker en su solitario castillo de los Cárpatos rumanos.
Vlad Tepes, el empalador.
Mucho se ha escrito sobre la figura real que inspiró a Bram Stoker el personaje de Drácula. Se ha hablado de Vlad Tepes el Empalador, un héroe nacional desde la época de Ceaucescu y que ha pasado a la historia por la crueldad que desplegaba con sus enemigos, pero lo cierto es que no existen pruebas de que Stoker supiera mucho del personaje histórico aparte del hecho de encontrar su apelativo “Draculea”, el demonio o el hijo del dragón, en un libro sobre los principados de Valaquia (la actual Rumanía) y que le llevó a tomar la decisión de cambiar el nombre del vampiro original de su novela del poco llamativo “conde Wampyr” al mítico conde Drácula.
La primera parte de la novela podría ser clasificada de típica historia gótica. Conocemos a Jonathan Harker que viaja desde Londres hasta un perdido castillo de los Cárpatos para cerrar un negocio inmobiliario con el misterioso conde Drácula, un anciano que vive apartado del mundo. Harker es la representación típica del hombre moderno inglés, escéptico y racional, que pronto descubrirá que en la lejana y casi medieval Centroeuropa las cosas son muy diferentes. Los Cárpatos son un lugar rural de pequeños poblados en mitad de despoblados de kilómetros de extensión, dominado por las creencias supersticiosas en stregoica, vrolok o strigois (brujas, hombres lobo y vampiros). Stoker logra sumergirnos con gran realismo en este mundo de amenazas nocturnas que apenas podemos atisbar.
Por eso, cuando finalmente llegamos al castillo de Drácula estamos preparados para ser testigos de la existencia de una criatura que la lógica de la razón apenas podría imaginar: un vampiro, un ser maligno con siglos de existencia a sus espaldas, alimentándose de la sangre de miles de desgraciados. Paso a paso Jonathan Harker descubrirá que ha entrado por propia voluntad en la guarida de un demonio sin piedad, porque a diferencia del Drácula de Coppola un vampiro enamorado, el vampiro de Stoker es una criatura maligna sin otra intención que viajar el corazón de la civilización occidental para ampliar su coto de caza.
Así pues Stoker saca a una criatura típica de la novela gótica para llevarlo al centro mismo del mundo victoriano, el Londres de finales del siglo XIX. Este es otro de los grandes aciertos de la novela y que explica en gran medida su éxito. Al lector de la época debió fascinarle esa criatura sanguinaria vagando por las pobladas calles de la city londinense en busca de nuevas víctimas (como una contrapartida ficticia del todavía cercano Jack el destripador, que aterrorizó Londres apenas unos nueve años antes, no lo olvidemos).
Para darle más realismo a la historia Stoker incluye en la narración supuestos recortes de prensa, logrando momentos de gran vistosidad como la llegada de Drácula a la costa de Whitby en medio de la peor y más terrorífica tormenta de la historia de Inglaterra. Asimismo, el diario de bitácora de la goleta fantasma Deméter debería figurar como uno de los mejores fragmentos de terror gótico escritos por Bram Stoker.
En Londres se desarrolla el corazón de la trama de la novela. Aquí por fin se desvela la verdadera amenaza que es Drácula para el mundo moderno y conocemos al otro gran personaje de la historia y contrapunto exacto del monstruo, el doctor Van Helsing. El sabio holandés posee una personalidad avasalladora y una voluntad inflexible, y desde su primera aparición demostrara que es el único con las habilidades suficientes para plantar cara a Drácula.
Aun así  el vampiro acabará con la vida de la dulce e inocente Lucy Westenra (imagen perfecta de lo que el conservador Stoker consideraba una mujer ideal, al igual que Mina Harker, sometidas ambas a fuertes personalidades masculinas, como no podría ser de otra forma en una novela del siglo XIX) y esta acabara convertida en una lujuriosa y sensual bebedora de sangre a la que los protagonistas darán caza para liberarla de su tormento en vida (o en no-muerte, como diría Van Helsing). Las visitas nocturnas al cementerio de Highgate, en el barrio de Hampstead, y la persecución de la vampira Lucy son también buenos ejemplos de lo bien que maneja Stoker los resortes del terror gótico en la que fue su mejor obra.

A partir de entonces la novela da un giro total, y de una historia de terror y misterio pasa a convertirse en una novela de aventuras, o en una persecución policiaca, en la que los protagonistas se lanzan a la caza del monstruo que huye de vuelta a su ancestral morada en los Cárpatos. Drácula huye del Londres victoriano derrotado y no le queda más remedio que regresar al mundo al que pertenece, lleno de supersticiones y miedos irracionales. Toda una declaración de principios de Stoker: puede que existan monstruos ancestrales que apenas logramos entender, nos dice el escritor irlandés, pero el mundo moderno y civilizado acabará con ellos. Cuando el siglo XX llegue el último reducto de estos terrores será el límite de la civilización, inculto y supersticioso.
En definitiva Drácula es una novela optimista, en las que las fuerzas del bien logran derrotar al mal ancestral representado por el conde. Los protagonistas logran imponer su lógica y sus razonamientos para encontrar a Drácula y acabar con él cuando está a punto de alcanzar su refugio en los Cárpatos. Una novela que representa a la perfección una  época de la historia y que nos deja varios momentos muy logrados de terror gótico, así como a un personaje irrepetible a la altura de otros mitos de la literatura como Frankestein o Hyde. Toda una delicia perderse entre sus páginas y sumergirse en las abandonadas tierras de los Cárpatos o en el bullicioso Londres nocturno, lugares ligados ya para siempre a la oscura sombra del conde Drácula.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...