jueves, 6 de junio de 2013

George R. R. Martin explica la Boda Roja (spoilers)

El capítulo “The rains of Castamere” no ha dejado indiferente a nadie, como bien pueden dar fe los comentarios generados en las redes sociales y las páginas dedicadas a Juego de Tronos. No en vano los sucesos de Tormenta de Espadas quizá sean los más poderosos de toda la saga y los seguidores de George R. R. Martin llevamos años debatiendo si la boda en los Gemelos es una genialidad del autor, una crueldad innecesaria o un harakiri de la propia saga al acabar de golpe con varios de los personajes principales. Sinceramente, todavía no lo tengo muy claro, pero desde luego lo que nadie puede dudar es que George Martin es un valiente.

Precisamente en una extensa entrevista realizada por la revista americana Entertainment Weekly el autor de los libros explica cuáles fueron sus sentimientos y sus motivaciones en el momento de escribir la impactante escena que pudimos ver en el último capítulo. A muchos les interesará que se oculta tras la Boda Roja y que pretendía Martin.


EW: ¿En qué momento del proceso de escritura supiste que ibas a matar a Robb y a Catelyn?

GRRM: Lo supe casi desde el principio. No el primer día, pero más o menos. He dicho muchas veces que me gusta hacer de mi ficción algo impredecible y que haya un suspenso considerable. Maté a Ned en el primer libro y eso impactó a mucha gente. Lo hice porque todos creían que él era el héroe, y que puede llegar a meterse en problemas pero de alguna manera va a escapar. Lo siguiente predecible sería que su hijo mayor lo vengara. Todos iban a esperar eso. Entonces fue que la muerte de Robb se convirtió en lo siguiente que tenía que pasar.

EW: Canción de Hielo y Fuego supera todas las expectativas del lector y se desvía de cualquier otra estructura de fantasía. Dicho esto, ¿deberían los fanáticos esperar un final feliz?

GRRM: He dicho muchas veces que planeo un final agridulce.

EW: ¿Qué tipo de reacciones has recibido de los lectores durante estos años acerca de esta escena?

GRRM: Extremas. Positivas y negativas. Esa escena fue la más difícil que haya tenido que escribir. Sucede a las dos terceras partes del libro, pero la salteé cuando llegó el momento de escribirla. Luego de que el libro estuvo terminado, volví y la escribí. Fue como asesinar a dos hijos. Traté de hacer sentir al lector como si lo estuviese viviendo. Así como lloras a un amigo cuando muere, debes llorar a un personaje de ficción. Te debe importar. Si alguien muere y simplemente vas a buscar más pochoclo, es algo muy superficial.

EW: ¿Por qué crees que tiene una reacción tan poderosa? Robb no era uno de los personajes con punto de vista y Catelyn nunca fue, realmente, un personaje demasiado querido.

GRRM: Es una pregunta interesante. No sé si tengo una buena respuesta. Tal vez por la manera en que lo hice. Es muy fuerte en varios niveles. Es traición. Es un festín de bodas. Robb se ha reconciliado con Frey piensas que lo peor ya pasó. Luego aparece todo de la nada. También hay personajes secundarios que mueren, cientos de hombres Stark. Mucha gente muere, no solo dos personas.
Para mí,  que Robb y Catelyn sean familia lo hace peor. Y Catelyn ha sufrido tanto y perdido tanta gente que la rodeaba, y piensa que perdió más de lo que en realidad perdió. Y luego pasa esto.
También tiene la oportunidad de apelar. Está ese rehén que asesina. No es un hijo que Frey particularmente valore. Por lo cual su acto no dignifica nada. Pero sin embargo lo hace, hay mucho poder en esa acción también.

EW: Estoy seguro que sé la respuesta a esto, pero ¿Alguna vez te arrepentiste de escribir la escena?

GRRM: No. No como escritor. Es probablemente la escena más poderosa de todos los libros. Me costó algunos lectores, pero gané muchos más. Va a ser muy duro verlo en la serie. Va a ser una noche dura, porque yo adoro a esos personajes también. Y en una serie llegas a conocer a los actores y a sentir afecto por ellos. Richard Madden y Michelle Fairley han hecho un trabajo magnífico.

EW: ¿Qué les dirías a los lectores que están conmocionados por esta escena?

GRRM: Depende de lo que ellos digan. ¿Qué le puedes decir a alguien que te dice que no va a leer nunca más tus libros? La gente lee mis libros por distintas razones y lo respeto. Algunos leen por placer. Y algunos de mis antiguos lectores me han dicho que sus vidas son difíciles, sus madres están enfermas, sus perros han muerto, y leen ficción para escapar de eso. No quieren que los abofeteen en la cara con algo horrible. Y leen cierta clase de ficción dónde el chico siempre obtiene a la chica y los buenos ganan y reafirman que la vida es justa. A veces todos queremos eso. Por eso no juzgo a aquellos que quieren leer cosas así. Pero ese no es el tipo de ficción que yo escribo, en la mayoría de los casos. Y sobre todo en Canción de Hielo y Fuego. Trata de ser más realista acerca de cómo es la vida real. Tiene alegría, pero también dolor y sufrimiento. Creo que la mejor ficción es aquella que captura la vida en su parte clara y oscura.


EW: Uno de mis elementos favoritos de la escena de la Boda, es que introduces la idea del “Pan y la Sal” y lo aceptamos como lectores. Luego rompes tu propia regla y uno piensa “Claro, no iban a seguir SIEMPRE esa tonta tradición.”

GRRM: Eso es robado de la historia. Las leyes de hospitalidad eran reales en los Años Oscuros. Un invitado y un anfitrión no podían hacerse daño aunque sean enemigos. Violar esa ley los “condenaba para toda la eternidad.”

EW: ¿Qué hay de la Boda Roja? ¿Está basada en historia real también?

GRRM: La Boda Roja está inspirada en algunos eventos reales de la historia Escocesa.  Uno es el caso de “La Cena Negra.” El Rey de Escocia estaba combatiendo con el clan de los Douglas Negros. Él se les acercó para hacer las paces. Uno de los integrantes del clan fue al Castillo de Edimburgo y se realizó un gran festín. Hacia el final del mismo, los hombres del Rey comenzaron a tocar un tambor. Le llevaron un plato con una cabeza de un jabalí negro, el símbolo de la muerte y supo lo que significaba. Lo llevaron al patio del castillo y lo asesinaron. Otro evento es la Masacre de Glencoe. El clan MacDonald pasó la noche junto con el clan Campbell mientras se suponía que la ley de hospitalidad se aplicaba. Pero los Campbell comenzaron a matar a todo MacDonald que pudieran agarrar. No importa cuánto pueda inventar, hay cosas en la historia que son así de malas o peores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...