viernes, 10 de junio de 2016

Reseña: Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes, de Richard Matheson

SINOPSIS: Si Nacido de hombre y mujer, y otros relatos espeluznantes recogía los primeros trabajos de Matheson y abarcaba solo un lustro (1950-1954), este segundo volumen compila relatos escritos a lo largo de los siguientes diecisiete años (1955-1971). Hasta que decidió abandonar el formato, sus cuentos le abrieron acceso a publicaciones cada vez más mayoritarias; mientras tanto, su carrera como guionista despegaba. 
Y es precisamente gracias a las versiones audiovisuales como sus relatos se han vuelto más conocidos. Desde Serling, Corman y Fisher, pasando por el mismísimo Hitchcock, hasta Spielberg o un triunfante George Miller, sus cuentos han constituido una fuente de inspiración continuada para el cine y la televisión y han dejado una huella indeleble en varias generaciones. 


RESEÑA: El 'blurb' (la breve frase promocional) que adorna la contraportada de Pesadillas a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes corre a cargo de Neil Gaiman, y el escritor inglés resume a la perfección el titán creativo que fue Richard Matheson: «Era un gigante y todos conocéis sus relatos, aunque no lo sepáis.» Lo cierto es que es casi imposible no haberse topado nunca con una historia surgida de la imaginación del prolífico escritor norteamericano, porque dejó de su huella en multitud de producciones audiovisuales y son centenares los películas y series que beben de sus relatos. De hecho solo hace falta ojear el apéndice final que acompaña este volumen antológico y que recoge la lista completa de películas y series de televisión que adaptan sus relatos o directamente cuentan con guión del escritor.
¿Por qué este gran éxito a la hora de trasladar los terrores y miedos humanos en historias escritas o audiovisuales? Por una razón muy sencilla: Matheson no busca un terror sobrenatural o excepcionalmente ajeno al ser humano. No, sus terrores y amenazas están a la vuelta de la esquina, son historias que al leerlas podemos imaginarnos fácilmente envueltos en dichas situaciones. Y es que como el propio Matheson explica en uno de sus comentarios sobre sus relatos: "Así es el mal en realidad. No se trata de monstruos, ni de demonios, ni de esa clase de cosas. Es lo que ocurre todos los días en nuestro propio vecindario".
Y esto es lo que nos encontramos en gran cantidad en Pesadilla a veinte mil pies. La segunda parte de la recopilación de la obra corta de Matheson publicada por Gigamesh reúne el trabajo del escritor desde 1955 a 1971, un total de 43 relatos de una gran variedad temática pero con una premisa muy clara: esto podría pasarle a usted. Con una visión irónica el autor de Nueva Jersey nos muestra el 'American Way of Life' de una forma retorcida y cargada de humor negro, donde lo perturbador encuentra refugio en los barrios más acomodados, tiene el rostro abúlico del vecino de al lado, se esconde en la cabina de un camión cualquiera o llega para perturbar la paz de familias idílicas.
Richard Matheson sabe como atrapar al lector desde el primer párrafo, arrastrándolo página tras página sin remedio (un ejemplo soberbio de ello lo tenemos en Un poco de agua donde el autor consigue que el lector tenga el corazón en un puño con una joven que sale del cine con sed y trata de encontrar un poco de agua). Gran parte de ese éxito narrativo recae también en lo visuales que son todas sus historias y que explican la facilidad con la que podían ser trasladadas a la pantalla (grande o pequeña).
El escritor también tiene hueco en sus relatos para los terrores más clásicos, pero los fantasmas, vampiros y demás criaturas horrorosas de Matheson llegan con un refrescante soplo de aire fresco gracias a la visión irónica, cargada de humor negro, que el escritor destila. Cabe destacar también el marcado trasfondo erótico-sexual de algunos de sus relatos, consecuencia directa de haber sido publicados en Playboy. Pero por suerte para el lector no se queda ahí, porque Matheson ofrece una divertida visión de las relaciones de género o de la vida de pareja que golpea directamente en el estómago a la visión idílica que nos ofrece el cine o la televisión de la época.
Pero si Pesadilla a veinte mil pies es sin duda un auténtico placer se debe a que nos permite encontrarnos con los relatos más conocidos e icónicos de Matheson (aquel que da título a la antología en el que el terror perturba un vuelo nocturno, el Duelo magistralmente transformado en película imprescindible por un jovencísimo Steven Spielberg, o ese Acero con guiños al estilo del mismísimo Ernest Hemingway). Además, todos y cada uno de los relatos viene acompañado de un breve comentario final del propio Richard Matheson en el que explica el origen de la historia o algún punto interesante relacionado con la escritura del relato. Una ocasión perfecta para meterse en la cabeza del maestro y que este no desvele sus "trucos de magia".
Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes es una apasionante recorrido por la visión de un maestro del relato corto, con horrores cotidianos que perturban y conmueven al lector por su cercanía al día a día. Lo horroroso/asombroso/terrorífico encuentra acomodo en las situaciones y ambientes más cotidianos, perturbando para siempre las vidas de los protagonistas... y de aquellos que nos sumergimos en las páginas creadas por Richard Matheson sin poder evitarlo. Una antología que se devora a una velocidad implacable, debido a la maestría con la que el escritor de Nueva Jersey se mete en el bolsillo a un embelesado lector que pide más y más, y que no saldrá decepcionado de las páginas de este imprescindible volumen recopilatorio.


VALORACIÓN 9/10

FICHA
Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes
Richard Matheson
Gigamesh
544 páginas
30 euros

4 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. Hace mucho que no leo relatos cortos, sobre todo de un género como el terror, del que me declaro apasionado!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rul! Pues si quieres volver a leer algo, esta antología de Matheson seguro que no te decepciona. Se devora más que se lee, perfecta ;)

      Eliminar
  2. Tengo muchas ganas de probar estas dos antologías, solo que los precios de Gigamesh me matan. No he leído nada del autor pero, las críticas de sus obras que han caído en mis manos han sido siempre positivas. Gracias por tu opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego la lectura merece la pena, Matheson se mete al lector en el bolsillo en seguida y lo lleva por donde quiere.
      Gracias por comentar! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...