martes, 10 de mayo de 2016

Juego de tronos 6x03: Oathbreaker

Después de una larga espera el cadáver más famoso de los Siete Reinos, dejado a descansar en una fría celda del Castillo y puesto a punto por la estilista de R´hllor, se he levantado, ha dejado algunas caras torcidas a su paso, ha impartido justicia/venganza y le ha pasado el muerto de la defensa de Poniente a aquellos que se jugaron el cuello por él. Si, Oathbreaker (Perjurio) ha hecho añicos algunas palabras pronunciadas ante lo más sagrado para un norteño fiel a los antiguos dioses, pero también ha amenazado con romper nuestras mandíbulas bostezantes en un capítulo anodino y con un ritmo bastante lento. Solo lo que pasa en el Muro, en Invernalia y la visión de Bran logran salvar la función en un episodio que pasa sin pena ni gloria en comparación con los dos primeros de la temporada.


EL MURO. Después de la "puesta a punto" del cadáver de Jon Nieve gracias a la estilista Melisandre su resurrección nos ha traído de vuelta a un desconcertado bastardo. Normal, ya que Jon recuerda a la perfección como fue apuñalado y sabe que estaba más muerto que el honor en los Gemelos. Pero si él está sorprendido, el resto de habitantes del Castillo Negro directamente están a punto de salir a correr: fantástica la cara entre espantada y desconcertada de Davos, así como el miedo respetuoso de los demas hermanos negros (salvo Edd el Penas, que casi parece que esperaba ver vivo de nuevo a Jon).




La única que se sale de la norma es Melisandre, que después de un par de episodios bastante pachucha ha vuelto a lo suyo: que si el Príncipe que fue prometido, que si tienes que salvar el mundo de la oscuridad... ¡Cuidado, Jon, que esta no te la quitas de encima ni con agua caliente!
Sin embargo aunque Nieve se ha levantado bastante descolocado no ha tardado en tomar las medidas oportunas contras los traidores. En un acto de justicia/venganza el Lord Comandante ha colgado a todos aquellos que urdieron su caída: desde ser Alliser hasta el pequeño niño rata Olly. Espero que esta ejecución múltiple haya satisfecho vuestras ansias de sangre, porque parece que las de Jon si.

Lo que me sigue chirriando (y no por inesperado) es la facilidad con la que Jon rompe su palabra y abandona la Guardia de la Noche. Si, ya se que juró que su guardia duraría hasta "el dia de su muerte" y eso ya pasado, pero no soy capaz de imaginar a Jon tirando la toalla en su lucha contra la terrible amenaza que hay al otro lado del Muro. Si algo ha demostrado el bastardo es que tiene la fuerza suficiente para volver a levantarse y continuar luchando... Espero que entre Davos y Melisandre lo hagan recapacitar para que encabece de nuevo la defensa de los reino de los hombres.
¿Y cómo podría ser eso?, es la pregunta que todos nos hacemos. Solo queda otro camino para el ex Lord Comandante y ese lleva a Invernalia. ¿Acaba de nacer Jon Stark?




LA TORRE DE LA ALEGRÍA. Sin duda era la visión más esperada de la temporada y debo reconocer que las sensaciones que me ha dejado el viaje a las marcas dornienese ha valido la pena.Ya sabíamos que el escenario elegido (el castillo de Zafra en Guadalajara) era todo lo impresionante y grandioso que necesitaba un momento tan mítico, y que la conversación entre los norteños y ser Arthur Dayne ha estado cargada de frases resonantes (con la salvedad de ese "os deseo suerte para las guerras venideras" que me ha sonado muy ñoño en boca de uno de los mejores guerreros de Poniente).
Sin duda la lucha ha estado magníficamente coreografiada (en un momento se convierte en un uno contra cuatro de lo más espectacular), pero me sobraba esa Dayne-dos-espadas y sospechaba que Albor sería tan poco impresionante como lo fue Hielo en la primera temporada. Eso si, me ha encantado el realismo desmitificador con el que han resuelto la batalla y como Howland Reed ha apuñalado por la espalda a Dayne (impagable la cara de desconcierto de Bran). Como todos sabemos, en combate no hay sitio para los gestos bonitos ni el honor.
Queda por ver si en lo que resta de temporada tendremos alguna visita más a la Torre de la Alegría, y si seremos testigos del "Prométemelo, Ned". Conociendo lo poco amigos de sugerir que son Benioff, Weiss y compañía (y el rumbo que está tomando la trama de Jon Nieve) no me extrañaría que en los próximos episodios acompañemos a Ned Stark en su subida a la Torre.



EN EL MAR, VAES DOTHRAK, MEEREEN, DESEMBARCO DEL REY y BRAAVOS. Todas estas tramas las reúno en el análisis de hoy porque aquí tenemos una buena dosis de lo que se llama "capítulo de transición" y que apuesto que a mas de uno le habrá costado dar una cabezadita en mitad del episodio.
Han vuelto Sam y Elí, lo que nos ha permitido disfrutar (?) viendo a nuestro fanegas favorito echando por la boca todo lo que había comido desde que ha llegado al Muro. También ha aprovechado para recordarle a la chica que no podrá estar con él en Antigua y que estará mejor en Colina Cuerno con su padre. Si, ese mismo que le hizo elegir entre ser destripado como un ciervo o unirse a la Guardia de la Noche. (No se yo si es buena idea, la verdad....) Lo único que temo ahora es que vayamos a pasar más tiempo en Colina Cuerno que en Antigua.

A Daenerys la hemos visto regresar a la mítica Vaes Dothrak (rodada en esta ocasión en el desierto de Almería) para conocer a sus nuevas "compañeras de trabajo", las viudas de los Khals (y para dejarnos claro que fue Emilia Clarke la que les cantó las cuarenta a los guionistas por su manía de tenerla siempre desnuda ¡Bien hecho, Emilia!).
Mientras tanto en Meereen nos han regalado una intrascendente escena con Tyrion dedicado a hacer el bufón. Por suerte Varys ha sacada a relucir su exquisita mezcla de tipo que amenaza/persuade para aclararnos quién está detrás de los Hijos de la Arpía: los señores de ciudades esclavistas como Yunkai, Astapor y Volantis. Sin duda es una buena noticia que empiecen a presentarnos este frente anti-Targaryen, lo que despierta mis esperanzas de que veamos un asedio a Meereen como en Danza de dragones.
En Desembarco del Rey hemos podido ver de nuevo a Qyburn en su cámara de los horrores subterránea dedicándose a reunir a su alrededor los 'pajaritos' del eunuco. Como no podía ser de otra manera vuelven a estar al servicio de Cersei, que sigue empeñada en su obcecada venganza. Eso si, los avispados guionistas ya nos han dejado caer (en boca de Jaime) como de espectacular sería ver a Ser Robert Strong (al que todo el mundo llama Gregor como si tal cosa) luchando contra el campeón elegido por la fe. ¡La 'CleganeBowl' está en camino!
Pero sin duda el momento de mayor vergüenza ajena del capítulo ha venido cuando el Consejo en pleno ha despreciado los gemelos Lannister y a su gigantesco perro guardián. Ni Kevan Lannister ni la Reina de las Espinas le soportan más tonterías a Cersei y Jaime, que se han quedado sin más compañía que su monstruoso guardaespaldas. ¿Empezará a descabezar gente ser Robert Strong?
En Braavos más de lo mismo que hemos tenido esta temporada. El entrenamiento de Arya para convertirse en Nadie sigue siendo una repetitiva tunda de palos a la ciegita, pero por suerte para los televidentes el estricto Hombre Bondadoso ha decidido devolver la vista. Esperemos que esto haga que a partir de ahora gane en interés esta trama.



INVERNALIA. Solo lo ocurrido en la sede del Guardián del Norte se sale de lo anodino de las anteriores tramas gracias a un par de retornos inesperados. Jon Umber (el hijo del Gran Jon, asesinado en la Boda Roja) ha llegado a Invernalia para pedir la ayuda de los Bolton contra los salvajes que han cruzado el Muro, y que mejor manera de hacerlo que llevarle un par de regalitos a Ramsay.
Es así como volvemos a encontrarnos de nuevo con Rickon Stark, que ha dado otro estirón que ríete del de Bran, y la gran Osha. Como recordaréis partieron hacia Último Refugio buscando la ayuda de los Umber, pero parece que la cosa no ha ido como esperaban. Para empezar le cortaron la cabeza a Peludo y ahora los entregan al mayor psicópata al norte del Cuello.
Aunque tras la desaparición de Roose Bolton parecía que la trama de Invernalia podía perder fuelle ahora mismo la cosa pinta de lo más interesante. ¿De verdad han sido traicionados por los Umber o forma todo parte de una enrevesada conspiración norteña? Espero con todas mis ganas que así sea porque si no el futuro pinta muy oscuro para el Stark y la salvaje...




¿Qué os ha parecido a vosotros Oathbreaker?
También en FACEBOOK y TWITTER

4 comentarios:

  1. De momento el capítulo más flojo de la temporada con diferencia. Sólo se salva la pelea de Ned y Dayne, el resto me ha parecido de risa a nivel de guion. La postproducción de esta serie es espectacular y los exteriores siguen siendo maravillosos.

    ResponderEliminar
  2. No se a ustedes pero me ha parecido el episodio mas interesante y entretenido hasta ahora...con excepcion de la mayoria de los dialogos de la mitad del episodio. Del resto fantastico, inesperado, emotivo, especial. Se sintio como los episodios de las primeras temporadas.

    ResponderEliminar
  3. Lastima el dialogo entre ned y la guardia real, le resto mucha épica a la escena. le pelea muy buena

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido que el capitulo tiene mucho mas nivel de lo que le ameritan, el "vayanse a la mierda" de jhon con la guardia me parecio encajar muy bien, la pelea entre ned y dayne fenomenal pero pudo haber sido mejor, sobre todo por la espada del amanecer, se quedo cortisima y la aparicion de rickon stark y peludo vuelvo nada sorprendio

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...