miércoles, 30 de septiembre de 2015

La Nueva Sombra: la secuela de El Señor de los Anillos que Tolkien descartó

¿Una secuela de El Señor de los Anillos? La idea que a primera vista suena como algo totalmente descabellado, le estuvo rondando por la cabeza al mismísimo J. R. R. Tolkien durante bastante tiempo. El creador de la Tierra Media, a pesar de haber dejado bien atados todos los cabos de su historia a la conclusión de El retorno del Rey, parece que siempre estuvo dispuesto a explorar un poco más allá. En los Apéndices de su obra magna nos dejó una cronología que llegaba hasta la muerte del rey Aragorn bien entrada la Cuarta Edad... pero ¿qué ocurrió después? ¿Podría ser el lugar adecuado para ambientar una nueva historia de la Tierra Media?
Sin duda el profersor de Oxford debió plantearse que ya que El Señor de los Anillos había crecido como una secuela no buscada de El Hobbit, explorar en la dirección en la que todavía no había escrito nada podía dar un buen resultado creativo.
De esos pensamientos nació La Nueva Sombra. Los que hayáis leído la amplia y enrevesada Historia de la Tierra Media (la serie de volúmenes escritos por Christopher Tolkien recopilando, ordenando y explicando el proceso creativo de su padre durante las décadas que le llevo escribir El Señor de los Anillos y El Silmarillion) ya habréis oido hablar de este breve intento de ir más allá en el legendarium del profesor. No está claro cuando empezó a trabajar Tolkien en esta historia, pero por los indicios recopilados por su hijo debió de ser a finales de la década de los 50.
John R. R. Tolkien.
En una carta del 13 de mayo de 1964 (Cartas nº 256) Tolkien hablaba así de La Nueva Sombra:
Empecé, por cierto, una historia cuya acción se sitúa unos 100 años después de la Caída [de Sauron], pero resultó a la vez siniestra y deprimente. Como tratamos de Hombres, es inevitable que nos centremos en el rasgo más lamentable de su naturaleza: su rápida saciedad con el bien. De modo que la gente de Gondor, en tiempos de paz, justicia y prosperidad, se volvería descontenta e inquieta -mientras que los dinastas que descendían de Aragorn se convertirían solo en reyes y gobernantes- como Denethor o aun peor. Descubrí que en época tan temprana se había dado una cosecha de proyectos revolucionarios en torno a un centro de religión satánica secreta; mientras que los niños gondorianos jugaban a ser Orcos y se divertían haciendo daño.
En efecto, La Nueva Sombra (tal y como se puede leer en Los pueblos de la Tierra Media) está ambientada hacia el final del gobierno del rey Eldarion (el hijo de Aragorn y Arwen). Tolkien llegó a escribir tres versiones de esta historia, y como es habitual en su forma de trabajar estas distintas versiones varían en pequeños detalles y nombres de los personajes, y hasta su  misma cronología pasa del año 105 de la Cuarta Edad al 220 CE.




El protagonista del relato se llama Borlas de Pen-arduin, hijo de Beregond. (Como recordaréis Beregond es el soldado de Gondor que acompaña a Pippin en Minas Tirith en El retorno del Rey). El relato se inicia con Borlas hablando con el joven Saelon (amigo de su hijo) en su casa de las Emyn Arnen sobre los rumores de que los jóvenes de Gondor están comenzando a jugar a ser Orcos, atacando árboles sin razón y haciendo "cosas de orcos". Esto llena de consternación al anciano Borlas, uno de los pocos gondorianos que todavía recuerda "la Guerra del Anillo como una sombra de su primera infancia". 
 
La Nueva Sombra está ambientada en el Gondor de la Cuarta Edad.


Pero su preocupación aumenta aún más cuando en la conversación surge un nombre: Herumor. No se dice mucho de él, pero al parecer encabeza un grupo secreto en el mismo corazón de Gondor: 
"No son muchos aún, para oponerse a todo el pueblo de Gondor, pero su número está creciendo. No todos están contentos desde que murió el Gran Rey, y menos aún son los que tienen miedo."
El nombre Herumor es muy interesante. En quenya significa 'Señor oscuro' o 'Señor de la oscuridad', y es precisamente el nombre que en De los Anillos del Poder y la Tercera Edad tiene un numenoreano negro que se hizo muy poderoso entre los Haradrim en tiempos de Gil-galad en la Segunda Edad.
Pero por causa del poder de Gil-galad, estos renegados, señores a la vez poderosos y malignos, moraron casi todos lejos al sur; dos había, sin embargo, Herumor y Fuinur, que crecieron en poder entre los Haradrim, un pueblo grande y cruel que habitó en las amplias tierras al sur de Mordor más allá de las desembocaduras del Anduin. 
Evidentemente, es muy poco probable que sean el mismo personaje. En todo caso en La Nueva Sombra Herumor parece estar relacionado de alguna manera con un extraño suceso ocurrido recientemente en Ethir Anduin, el delta que forma la desembocadura del río Anduin
-Ha habido algunos problemas en el Ethir: han desaparecido unos cuantos marineros, y también un pequeño navío de la Flota. [...] A pocos les satisfizo la versión oficial; eran hijos de pescadores. Y hace mucho tiempo que no hay tormentas en la costa.
Finalmente, Borlas es invitado por Saelon (que parece saber más de lo que dice) a participar en una reunión secreta que tendrá lugar esa misma noche y a la que ambos deberán asistir vestidos totalmente de negro. Aunque en un principio Borlas parece reacio a acompañarlo, finalmente se decide por una razón:
Quizá si me he conservado tanto tiempo ha sido con este propósito: que una persona todavía viva, con la mente sana, recuerde lo que ocurrió antes de la Gran Paz. El aroma tiene una larga memoria. Creo que aún sería capaz de sentir el antiguo Mal, y reconocerlo como lo que es.
 El relato se interrumpe en el momento en que Borlas entra en su casa a oscuras:
De repente lo olió, o creyó olerlo, aunque le pareció que iba de dentro hacia fuera: sintió el antiguo Mal y lo reconoció como lo que era.
Nunca sabremos que encontró el anciano Borlas en su casa en las Emyn Arnen, a orillas del Anduin. Tolkien, después de tres revisiones de este breve relato (la última de ella bastante entrada la década de  1960) lo abandonó completamente, tal y como explica en la carta citada más arriba (Cartas, nº 256 de mayo de 1964):
Podría haber escrito una historia de acción sobre el plan, su descubrimiento y reducción, pero solo habría sido eso. No valía la pena el intento.
Tolkien incide en esta misma explicación en una carta escrita en 1972, unos quince meses antes de su muerte, a su amigo Douglas Carter (Cartas, nº 338):
No he escrito nada que vaya más allá de los primeros años de la Cuarta Edad. (Excepto el comienzo de un cuento que supuestamente se refiere al fin del reino de Eldarion unos 100 años después de la muerte de Aragorn. Luego descubrí, por supuesto, que la Paz del Rey no contendría cuentos dignos de contarse y que sus guerras tendrían poco interés después del derrocamiento de Sauron, sino que casi con seguridad se produciría por entonces una cierta inquietud, consecuencia -segun parece- del inevitable hastío que el bien produciría entre los Hombres: habría sociedades secretas que practicarían cultos oscuros y otros dedicados a los Orcos entre los adolescentes).
Sin duda, Tolkien entendió que la historia que estaba pergeñando no tendría la suficiente épica y grandiosidad que merecía su retorno a la Tierra Media. La historia de oscuros cultos relacionados con los orcos y la maldad calando entre los hombres de Gondor no tenía la misma fuerza que la de la lucha contra la oscura amenaza de Sauron. El mismo Tokien reconoce que no "valía la pena" solo para contar una historia de como se descubría un complot antigondoriano y era reducido.
Sin duda, la apenas esbozada figura de Herumor es lo más llamativo que nos deja  La Nueva Sombra, y sería interesante ver como la habría desarrollado Tolkien. ¿Quién era Herumor? ¿Un gondoriano interesado en las tradiciones más sombrías de Mordor? ¿Un haradrim que intentaba hacer caer el reinado de Eldarion? ¿Un antiguo adorador de Sauron?
Nunca sabremos cual habría sido la decisión de J. R. R. Tolkien al respecto, pero los amantes de la Tierra Media siempre podremos volver a recorrer sus caminos guiados por las palabras de el profesor de Oxford.


¿Os hubiera gustado que Tolkien publicara esta historia? ¿Creéis que acertó al descartarla? ¿Que tipo de secuela os gustaría que hubiera escrito para El Señor de los Anillos?
TAMBIÉN en FACEBOOK y TWITTER

9 comentarios:

  1. Se escucha bien, y seguro que si Tolkien hubiese querido desarrollar esta idea a fondo algo bueno iba a salir, por no decir algo sobresaliente. Ahora bien, me da un poco la impresión de que el maniqueismo de la obra tolkeniana no le permitio desarrollar este cuento con matices mas grises de lo acostumbrado, vamos! mas parecido a Martín XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices la historia le pega más a un autor moderno, como Martin o Abercrombie, que hubiera explotado más los matices y hubiera aprovechado ese Gondor donde sus propios habitantes están divididos. Me gustaría leerlo

      Eliminar
  2. No tenía ni idea de esta historia y la verdad es desolador ver cómo la gente se aburre de la paz y el bien. Pero aunque creo que hubiera podido ser interesante, no veo a Tolkien escribiendo este tipo de historia. Después de El Hobbit y ESDLA y las grandes batallas y luchas contra el bien y el mal que cuenta, entiendo que una confabulación contra el rey con cultos oscuros le pareciera que no merecía la pena ser contada. Tolkien tenía una voz para grandes sagas y esta no lo parece, pero creo que en manos de otro se podría sacar algo jugoso. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego hasta el propio Tolkien reconoce que era una historia muy pobre para volver a la Tierra Media, es una curiosidad que nos indica también lo crítico que era con su propio trabajo. Eso sí, no me importaría ver esta historia tratada por un autor moderno más oscuro, como George Martin o Joe Abercrombie. Ese Gondor convertido en su propio enemigo les pega :)

      Eliminar
  3. Yo también prefiero que no la escribiera, por las razones que el mismo Tolkien adujo. En cambio, sí que me gustaría leer más precuelas, historias que sólo estuvieran esbozafas y fueran completadas, como ya ocurrió con "Los Hijos de Húrin".
    Pero en fin, Tolkien está muerto, de modo que nos conformaremos con lo que tenemos. De lo que sí estoy segura es que no quiero que otro autor continúe o complete el universo Tolkien, como ya hicieron en el pasado con Rebeca, Jane Eyre, Drácula o Peter Pan. Todos ellos, fan-fictions mediocres en el mejor de los casos. Que las cosas se queden como están.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si que es una pena: las historias que esbozó o la versión final y definitiva del Silmarillion que nunca llegó a acabar, son historias que ojalá Tolkien hubiera podido finalizar para dejar una obra redonda. Habrá que esperar a que nos las narre el propio profesor en las Tierras Imperecederas :)

      Eliminar
  4. Acabo de releer el texto. Ahora entiendo quizás un poco más la historia de Tolkien. Canción de hielo y fuego me parece superior en el punto de que muestra a los personajes más bien grises, sus lados buenos y malos. En cambio siempre pensé que en Tolkien era más notable el dualismo entre el bien y el mal. Pero releyendo esto, me di con que quizás ese dualismo tan marcado que encuentro se debe a la presencia de los elfos. Tal vez la partida de los elfos tenga un vínculo con la decadencia de los hombres. Hubiera sido interesante leer esta historia.

    ResponderEliminar
  5. Hola:
    En algún lugar he leído que esa continuación —que más bien parece un bulo, aun siendo verdad— narraba la muerte de Frodo, de Bilbo y de Sam en las tierras imperecederas (pues Sam también fue admitido, al haber sido portador). Hablaba de la visita de Gimli a ese mismo lugar —el único Enano al que se le otorgó ese privilegio— junto con Legolas; allí, volvía a contemplar por última vez la belleza de la dama Galadriel, de la que tan profusamente quedó enamorado.
    Al parecer, el reino de Gondor caía en decadencia a causa de la corrupción, que tan natural es en los Hombres.
    Por otro lado, Melkor terminaba huyendo de la Tierra de los Eldar y resurgía de nuevo el Mal.
    Entonces, se abría un nuevo decorado de batallas y guerras en la que participaban los Valar (pues no olvidemos que Melkor era uno de ellos).
    A Tolkien, esta historia se le antojó demasiado siniestra y, por eso, la abandonó.
    Verdad o mentira, es lo que he leído. Si hallo la fuente, la publicaré por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste es el enlace:

      https://hipertextual.com/2016/07/tolkien-senor-de-los-anillos-final

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...