viernes, 3 de abril de 2015

Analizando el nuevo capítulo de Vientos de invierno

La gran sorpresa del día de ayer fue el nuevo capítulo de Vientos de invierno que nos regaló George R. R. Martin. Despúes de mucho tiempo sin saber nada de Sansa Stark, el escritor nos ha permitido echarle un más que interesante vistazo a la situación del Valle después de que la corte abandonara el Nido de Águilas en Festín de cuervos (¡hace ya ocho años!).
¿Analizamos lo más interesante que nos ha dejado el capítulo de Alayne?
 



En el capítulo asistimos a la celebración de un torneo en las Puertas de la Luna, que muy probablemente veamos en el primer episodio de la quinta temporada de Juego de tronos, pero de forma muy diferente. Para empezar en la serie no existe Harrold Hardyng, Harry el Heredero.
En el torneo participarán 64 caballeros para elegir a los que formarán la Hermandad de los Caballeros Alados, una guardia de élite para protejer a Robert Arryn. La idea surje de Sansa pero Robalito decide que serán ocho, porque quería tener más que Tommen con sus siete Guardias Reales.
Alayne, Meñique y Yohn Royce en el torneo.

Y sin embargo a pesar de que el pequeño Robert Arryn la mayoría de las veces tiene un comportamiento muy infantil, nos demuestras que es muy consciente de su situación:
Odio a ese Harry”, dijo Robalito cuando ella se fue. “Me llama primo, pero solo está esperando a que muera para que pueda tomar Nido de Águilas. Él cree que no lo sé, pero se equivoca”.


Es un hecho conocido por todos en el Valle que Alayne está prometida ya con Harry el Heredero. No deja de ser llamativo y una jugada muy atrevida, porque los Señores Recusadores podrían tomarselo como una causa más que válida para alzarse en armas contra Meñique. ¿Habrá pronto guerra en el Valle?

Sansa cada vez es más Alayne, y no le cuesta nada referirse continuamente a Petyr como su padre. Está aprendiendo a 'jugar' cada vez mejor. Aún así, hay frases que harán sangrar a los seguidores Stark:
Alayne amaba estar allí. Se sentía viva de nuevo, por primera vez desde que su padre… desde que Lord Eddard Stark había muerto.


En Festín de cuervos Cersei hablaba de una carta que le enviaba Meñique en la que apenas hacía referencia los problemas con los Señores Recusadores y en su lugar le pedía que le enviara unos "tapices viejos de Robert". Los tapices dieron lugar a más de una teoría sobre que pretendía Meñique, pero el nuevo capítulo demuestra que solo son parte de su forma de "sobornar" a Lord Nestor Royce y tenerlo en la mano:
Lord Nestor estaba mostrando a Lady Waxley sus preciados tapices, con sus entrenos de caza. Los mismos paneles habían colgado una vez en la Fortaleza Roja de Desembarco del Rey, cuando Robert se sentaba en el Trono de Hierro. Joffrey los había quitado y habían languidecido en un sótano hasta que Petyr Baelish acordó que se trajeran al Valle como un regalo a Nestor Royce. No solo colgaban bellamente, sino que el Gran Senescal se deleitaba en decir a todo aquel que le escuchara que una vez habían pertenecido a un rey.


Lyn Corbray sigue siendo un peligro. A pesar de que en Festín de cuervos Meñique asegura que está a sueldo suyo para hacerse pasar por su enemigo, Sansa no puede si no preguntarse si es un enemigo de verdad:

El veneno de su voz era tan denso que por un momento casi olvidó que Lyn Corbray era el títere de su padre, comprado y pagado por ello. ¿O no lo era? Quizás, en lugar de ser un hombre de Petyr haciéndose pasar por su enemigo, era en realidad su enemigo haciéndose pasar por su hombre haciéndose pasar por su enemigo.


Otro de los peligros en el Valle es Ser Shadrich, el Ratón Loco. Recordemos que este caballero errante sabe quién es Sansa, y que su intención es entregarla a Cersei para cobrar la recompensa que ofrecen por ella. Si Meñique sigue sin saber cuáles son sus verdaderas intenciones puede ser un peligro muy grande para sus planes en el Valle.
“Una buena melée es todo lo que un caballero errante puede desear, salvo que se encuentre una bolsa de dragones. Y eso no es muy probable, ¿no?
“Supongo que no".
 Te equivocas, Sansa. Shadrich ha encontrado su bolsa de dragones, y eres tú.


Sin embargo, puede que no todo sea tan fácil para Ser Shadrich, porque lo más esperanzador que nos deja el capítulo es que nos muestra que Sansa ha evolucionado mucho bajo la tutela de Meñique. Alayne tiene mucha más malicia de la que tuvo nunca la inocente Sansa Stark, como lo demuestra al picar a Lyn Corbray y sobre todo coqueteando con Harry el Heredero.
Ella deslizó un dedo sobre su mejilla. “Si alguna vez nos casamos, mandarás a Azufre de vuelta a su padre. Seré todo el picante que querrás.”
Sin ninguna duda, esta Alayne va a saber manejar a Harry. No en vano, ha tenido los mejores 'maestros': Petyr, Cersei, Joffrey... ¡Temblad Siete Reinos!



Meñique vuelve a demostrarnos que no deja nada al azar: hemos visto como controla que ninguna comida salga del Valle de Arryn, para sacar más beneficio en el futuro. Petyr Baelish sabe que cuando el invierno llegue a Poniente, un lugar arrasado por la guerra, el más poderoso y rico será el que controle las fuentes de provisiones.
(Os recuerdo que ya en Danza de dragones Jon Nieve planea usar el dinero que le preste el Banco de de Hierro de Braavos para comprar provisiones en el Valle. Tiene pinta de que la vida se va a encarecer aún más en los Siete Reinos).



Pero puede que algo sorprenda al maestro de las tramas y los engaños. Durante el banquete, nos dejan caer un dato casi banal que puede ser muy importante de cara al futuro:
La tarta había requerido cada limón del Valle, pero Petyr había prometido que mandaría traer más de Dorne.
Si los barcos mercantes traen limones de Dorne también traerán noticias del sur, y puede que pronto Meñique se entere de que en la Bahía de los Naufragios ha desembarcado un ejército invasor. Quién sabe, quizás hasta oiga decir que  a su cabeza está... ¡un Targaryen!. Un nuevo participante del 'juego de tronos' que puede coger por sorpresa a Petyr Baelish y que puede trastocar todos sus cuidadosos planes.



BONUS TRACK: Petyr Baelish siempre tendrá muy presente a Ned Stark, como podemos intuir por esta conversación sobre Yohn Royce:
"¿Y está Ser Harrold con ellos?”
“Lo está.” Lord Belmore se río. “Nunca pensé que Royce le dejaría venir. ¿Es ciego o solamente estúpido?
Es honorable. Algunas veces significa lo mismo", dijo Meñique.

¿Qué os ha resultado interesante a vosotros de este nuevo capítulo de Vientos de invierno?

2 comentarios:

  1. No sé quién ha traducido el capítulo, pero Saffron en inglés es Azafrán en español

    ResponderEliminar
  2. No sé quién ha traducido el capítulo, pero Saffron en inglés es Azafrán en español

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...