lunes, 10 de marzo de 2014

Aegon y la conquista de los Siete Reinos

El pasado domingo el escritor George R. R. Martin anunciaba en su blog personal que por fin había terminado de escribir The World of Ice and Fire, el libro que pretende ser una enciclopedia histórica de los Siete Reinos, el mundo imaginario donde se desarrolla su saga Canción de Hielo y Fuego. Los textos del libro en cuestión estarán escritos desde el punto de vista de los maestres, aquellas personas que atesoran más conocimiento en Poniente, y a través de ellos podremos aclarar muchos periodos oscuros de la historia anterior a los sucesos de Juego de tronos, motivo por el que todos los seguidores de Canción esperamos que el libro llegue pronto a las librerias.

Pues bien, a pesar de que el libro no se publicará hasta el próximo otoño George Martin ha leído fragmentos del mismo en distintas convenciones de literatura fantástica y las transcripciones de sus lecturas han aparecido publicadas en internet. Hoy os traigo la traducción que el forero Jon Nieve de Asshai.com realizó del resumen de la lectura que hizo Martin en la Worldcon de 2012. El escritor aprovechó el evento para presentar la narración de uno de los eventos más importantes de la historia de Poniente: la conquista de los Siete Reinos por Aegon el Conquistador. Recuerdo que el texto es solo un resumen de lo que leyó Martin, así que lo que encontraremos en The World of Ice and Fire será mucho más extenso y detallado.



AEGON Y LA CONQUISTA DE LOS SIETE REINOS
El relato comienza explicando que hay una controversia acerca del comienzo del reinado de Aegon. Los años anteriores constan como BC= Before Conquest (Antes de la Conquista) y los posteriores como AC= After Conquest (Después de la Conquista). De todas maneras, hay un lapso de tiempo de dos años entre que Aegon desembarca en el Aguasnegras y que es coronado en Antigua por el Septon Supremo. El debate continúa sobre cuándo debería comenzar el nuevo calendario.
En Valyria, había dos grandes Casas rivales que luchaban por el poder. La Casa Targaryen, de todas maneras, no era considerada una familia poderosa. Daenys la Soñadora, la hija del señor de la Casa Targaryen, predijo la Maldición y convenció a su padre para abandonar Valyria. Su padre, Aenar, llevó a su familia a Rocadragón junto con sus 5 dragones. En Valyria fue visto como una señal de debilidad. La Maldición ocurrió 12 años después de que Aenar marchara a Rocadragón.
Los Targaryen gobernaron Rocadragón durante los siguientes 100 años, los cuales fueron llamados los Años de Sangre. Cuatro de los dragones murieron en Rocadragón, dejando sólo a Balerion. De todas formas, dos huevos eclosionaron y nacieron Vhagar y Meraxes. Su hijo Gaemon el Glorioso (hermano y marido de Daenerys) gobernó después de Aenar y fue seguido por:
* Aegon y Elena: Hijos de Gaemon, que gobernaron juntos.
* Maegon: Hijo de Aegon y Elena.
* Aerys: Hermano de Maegon.
* Aelix, Baelon y Daemon: Hijos de Aerys.
* Aerion: Hijo de Daemon.
El año 27 BC, Aegon el Conquistador nació de la unión de Lord Aerion Targaryen y Lady Valaena de la Casa Velaryon. Más tarde se casó con sus dos hermanas, Visenya y Rhaenys. Esto fue considerado inusual, aunque algún precedente había de ello. Las historias a menudo cuentan que Aegon jamás puso pie en Poniente antes de la Conquista, pero hay evidencias de que viajó al sur e incluso podría haber visitado Lannisport.
En esta época, había guerras en las tierras de los ríos y el Dominio. Los dos Señores más beligerantes eran Harren el Negro (gobernante de las Islas del Hierro) y Argilac el Arrogante. Harren estaba a punto de acabar la construcción de su enorme castillo y se decía que estaba preparado para nuevas conquistas. Argilac había empezado a temer a Harren, así que propuso una alianza a Aegon. Se dice que pretendía crear una zona de contención entre él y Harren. Ofreció a Aegon la mano de su hija, además de tierras como dote. Aunque algunas de esas tierras estaban en esos momentos en poder de Harren el Negro. Aegon rechazó la oferta y en cambio ofreció la mano de su mejor amigo y hermano bastardo, Orys Baratheon. Argilac tomó la respuesta como un grave insulto y cortó las manos del mensajero. Se las envió a Aegon con un mensaje: "Estas son las únicas manos que recibirás". Aegon convocó a sus vasallos y tuvo un Consejo con ellos y con sus hermanas. Cuando acabaron enviaron cuervos a cada uno de los gobernantes en los Siete Reinos. Les informó que "Sólo habrá un único rey" y que aquellos que doblaran la rodilla mantendrían sus tierras y títulos. Los que no lo hicieran así, serían destruidos.
En ese momento los siete gobernantes eran los siguientes:
Torrhen Stark, Rey en el Norte.
Ronnel Arryn, Rey del Valle, un joven cuya madre, Sharra Arryn, gobernaba como Regente.
Harren Hoare, Rey de las Islas del Hierro y las tierras de los ríos.
Lorren Lannister, Rey de las tierras del oeste.
Mern IX Gardener, Rey del Dominio.
Argilac Durrendon, Rey de las tierras de la tormenta.
Mariya Martell, Princesa de Dorne, una mujer vieja y calva de 80 años, conocida como el Sapo Amarillo.
El ejército que partió de Rocadragón se cree que era de alrededor de 3.000 hombres. Otros creen que podría haber sido de unos pocos cientos. Desembarcaron en el Aguasnegras, en un lugar que cientos de reyes de la antigüedad habían reclamado. No había reyes ahora, sólo unos pocos pequeños señores vivían cerca y eran gobernados por Harren, a quien amaban poco. Aegon envió a sus hermanas a las cercanas Rosby y Stokeworth, que se rindieron sin derramamiento de sangre. Los Darklyn de Valle Oscuro y los Mooton de Poza de la Doncella optaron por luchar. Orys lideró al ejército mientras Aegon montaba en Balerion en las alturas. Conquistaron una fácil victoria.
La hermana mayor de Aegon, Visenya, era una guerrera que se sentía más cómoda con cota de mallas que con sedas. Esgrimía una espada de acero valyrio llamada Hermana Oscura. Se la describía como poseedora de una belleza de rasgos duros, y se rumoreaba que se interesaba en la brujería. Su hermana menor Rhaenys era todo lo que no era Visenya. Alegre y curiosa, interesada en la música y la poesía. De todas formas, le gustaba montar en su dragón Meraxes y dedicaba el doble de tiempo a montar que sus hermanos. Se rodeaba de hombres jóvenes y atractivos, y había rumores de que se divertía con ellos mientras Aegon estaba con Visenya. Aunque se ha de decir que Aegon pasaba diez noches con Rhaenys por cada una con Visenya.
Aegon el Conquistador y sus hermanas.
El propio Aegon era un misterio. Era una persona solitaria cuyo único amigo era Orys. Era un gran guerrero que empuñaba una espada llamada Fuegoscuro pero que sólo montaba en su dragón cuando iba a una batalla y jamás participaba en torneos. Se mantuvo fiel a sus dos hermanas y dejó el gobierno en sus manos, interviniendo solamente cuando era necesario. Mientras era duro con quienes le desafiaban, era generoso con quienes doblaban la rodilla.
Después del desembarco, un fuerte de madera fue construido en una de las colinas que dominaban el Aguasnegras, la que luego se conocería como Colina Alta de Aegon. Nombró a Daemon Velaryon Consejero naval, a Tristan Massey Consejero de leyes, y a Crispian Celtigar como Consejero de la moneda. A Orys Baratheon le nombró "Mi escudo, mi leal y fuerte mano derecha" y Orys se convirtió en la primera Mano del Rey. Visenya coronó a Aegon y Rhaenys le aclamó como Rey. Los señores y caballeros le aplaudieron, pero los que más fuerte lo hicieron fue el populacho.
En los Siete Reinos, los reyes izaron sus estandartes e hicieron alianzas. Dorne ofreció una alianza a los Targaryen, pero sólo como iguales. El Pequeño Rey Ronnel Aryn también ofreció una alianza. Aegon no respondió a ninguna. Todos esperaron a ver hacia dónde marchaban los Targaryen. Daemon Velaryon lideraría la flota hacia el norte donde se enfrentaría con la flota de los Arryn, que vencerían la batalla hasta la llegada de Visenya en su dragón, que quemó los barcos enemigos. Velaryon murió en la batalla. Orys sufrió una derrota, aunque fue capaz de llegar a Bastión de Tormentas sin bajas importantes. Aegon y Balerion abrasaron a los hijos de Harren en sus barcoluengos y acabaron con todos ellos. Las rebeliones empezaron a surgir. Los hombres de las Tres Hernanas se rebelaron contra el Valle, y fueron seguidos por los señores de los ríos. Edmyn Tully de Aguasdulces unió sus fuerzas a Aegon y otras grandes casas le siguieron: Mallister, Bracken, Blackwood y Frey entre ellas. Marcharon hacia Harrenhal, que fue sitiada. Las murallas eran enormes, y las reservas de agua y provisiones eran ilimitadas.
Aegon llegó y propuso un parlamento con Harren. Había maestres presentes que escribieron la conversación.
Aegon:" Ríndete ahora y te nombraré Señor de las Islas del Hierro. Tengo 8.000 hombres aquí"
Harren: "¿Qué son 8.000 hombres? ¡Yo tengo murallas!"
Aegon: "Yo tengo dragones."
Harren: "La piedra no arderá"
Aegon: "Al anochecer, tu linaje desaparecerá"
Aegon montando a Balerion, el Terror Negro.
Harren ofreció una gran recompensa al hombre que matara al dragón. Aegon montó en Balerion y subió muy alto en el cielo. De pronto, descenció a gran velocidad y aterrizó tras las murallas. Balaerion desencadenó su fuego. La piedra puede no arder, pero la madera, la paja y los hombres sí lo hicieron. La piedra se agrieta, de todas maneras, y las enormes torres pronto parecieron velas. Harren y su linaje perecieron. Las espadas, ennegrecidas y combadas, fueron enviadas en carretas hacia el fuerte de Aegon en Desembarco. Al día siguiente, Edmyn Tully juró lealtad a Aegon y fue nombrado Señor del Tridente.

Mientras los hombres de Harren se habían rebelado, los de Argilac permanecieron fieles. Juró que no moriría en el castillo como un cochinillo con una manzana en la boca, sino en batalla. Lideró su ejército para enfrentarse al invasor. Visenya vigilaba desde el cielo e iba informando a Orys de los movimientos de Argilac. Cuando los dos ejércitos se acercaban, una gran tormenta cayó sobre ellos. Los hombres de Argilac le aconsejaron prudencia, pero tenía ventaja de dos a uno y la lluvia caía contra las caras de los Targaryen. Argilac avanzó y comenzó la Batalla de la Última Tormenta. Sus caballeros cargaron, pero el barro les entorpecía los movimientos. Finalmente rompieron la formación del ejército de Orys, pero en ese momento apareció delante suyo Rhaenys montada en Meraxes. El dragón era tan mortífero en el suelo como en el cielo. En la confusión, Argilac cayó del caballo y se encontró cara a cara con Orys Baratheon. Ambos resultaron heridos, pero pronto Argilac tuvo lo que deseaba y murió luchando. Su muerte significó el final de la batalla.
En Bastión de Tormentas, la hija de Argilac se declaró a sí misma Reina de la Tormenta y cerró las puertas desafiante. De todas maneras, sus hombres no estaban tan deseosos de morir y se la entregaron a Orys desnuda y cargada de cadenas. Orys la trató de forma gentil. Le quitó las cadenas y le dio su capa y también le ofreció comida y vino. Tomó como suyos el escudo y el lema de la Casa Durrandon, y se casó con Argella.
En el Valle, la Reina Sharra Arryn meditaba su próximo movimiento. Se decía de ella que era muy bella, así que envió un retrato a Aegon proponiendo un matrimonio. Su única petición era que su hijo Ronnel debía ser el heredero de Aegon. Este no contestó. Mientras, en el Norte el Rey Torrhen Stark convocó a sus vasallos.
La batalla del Campo de Fuego.
El Rey Meryn Gardener y el Rey Lorren Lannister juntaron un enorme ejército de 55.000 hombres y marcharon hacia Aegon. Se considera el mayor ejército que ha habido jamás en Poniente: 55.000 hombres; 600 Señores; y alrededor de 5.000 caballeros montados. Aegon tenía una quinta parte de hombres. Se reunió con sus dos hermanas, todos a lomos de sus dragones, en Septo de Piedra. Meryn Gardener comandaba la mayor fuerza, así que exigió el mando de la vanguardia. Jon Mooton de Poza de la Doncella, uno de los primeros señores en unirse a Aegon, tenía el mando del ejército Targaryen. Las historias cuentan que la hierba estaba muy seca ese día. Los aliados cargaron y empezaron a romper fácilmente las líneas Targaryen. Los dragones volaron y empezaron a quemar el campo en todas direcciones, sobretodo haciendo que el viento jugara en contra de los aliados. Estos quedaron ciegos por el fuego y el humo, y se extendió el pánico. La batalla fue conocida como "Campo de Fuego". Murieron 4.000 soldados del ejército aliado, mientras 10.000 hombres sufrieron quemaduras. Otros miles quedaron heridos. El ejército Targaryen perdió menos de 100 soldados, mientras que Visenya recibió un flechazo en el hombro. El Rey Meryn de Altojardín y sus hijos murieron en la lucha, pero el Rey Lorren escapó. Fue atrapado al día siguiente y dobló la rodilla. Aegon cumplió su promesa y nombró a Lorren Señor de Roca Casterly y Guardián del Oeste. Aegon voló hasta Altojardín y el castillo fue rendido por el mayordomo Harlen Tyrell. Aegon le nombró Señor del Dominio y Guardián del Sur. Cuando iba a dirigirse a Dorne, llegaron noticias del Norte. Torrhen Stark había convocado un gran ejército de 30.000 soldados y había cruzado el Cuello.
Torrhen Stark, el Rey que se Arrodilló.
Aegon avanzó a su encuentro con un ejército de 15.000 hombres. Los Stark esperaron en Foso Cailin y celebraron un Consejo. El hermano bastardo de Torrhen, Brandon Nieve, se ofreció a entrar en el campamento enemigo sin ser visto y matar a los tres dragones. Pero cuando Torrhen vio el tamaño del ejército de Aegon y a los dragones, no se atrevió. Envió a tres maestres a cruzar el Tridente y negociar, antes de arrodillarse y jurar lealtad. Después de aquello, se le conoció para siempre como "El Rey que se arrodilló".
Después de esto, los hermanos se separaron y Visenya voló al Valle de Arryn. Sharra había convocado a su ejército en la Puerta de la Sangre, pensando en desafiar a Aegon. Visenya tomó tierra en el jardín interior del Nido de Águilas. Cuando la Reina Sharra fue a su encuentro, encontró a su hijo jugando con Visenya. "Mamá, ¿puedo volar con la señora?". Sharra se rindió y él voló dos veces con ella.
Rhaenys, por su parte, viajó hasta Dorne para encontrar fortaleza tras fortaleza vacía excepto por niños y mujeres. Los dornienses rehusaban plantear batalla, sólo hostigaban con lucha de guerrillas y volvían a desaparecer. Cuando preguntaba dónde estaban los hombres, sólo contestaban "Lejos". Frustrada, finalmente voló directamente a Lanza del Sol para exigir la rendición de la Princesa de Dorne, Mariya Martell. Tenía 80 años, gorda, ciega, y casi calva. Argilac el Arrogante la llamaba "El Sapo Amarillo de Dorne". Mariya le contó a Rhaenys que ni lucharían ni se rendirían. "Esto es Dorne. No eres bienvenida aquí, si vuelves que sea por tu cuenta y riesgo". Rhaenys le contestó que si volvía sería con "Sangre y Fuego", pero Mariya le recitó el lema de la Casa Martell. El ejército Targaryen marchó sin tomar Dorne.
Aegon se dirigió a la mayor ciudad de Poniente, Antigua. Allí residía el Septon Supremo. Este rezó durante siete días y la Vieja le respondió. Le avisó que si luchaba, Antigua caería. El Señor de Antigua, Banfred Hightower, era un hombre cauteloso. Escuchó al Septon Supremo y pronto Antigua se rindió. En el Septo Estrellado, Aegon fue ungido con aceites y proclamado Aegon, Primero de su Nombre, Rey de los Primeros Hombres, los Ándalos y los Rhoynar. Como los maestres estaban en la coronación, se considera ésta la fecha correcta. Muchos pensaban que Aegon escogería Antigua como su capital o quizá Rocadragón. Pero sorprendió a todos escogiendo su pequeño fuerte como su nueva capital, Desembarco del Rey. Y desde allí gobernaría en un poco confortable trono llamando el Trono de Hierro, construido con las espadas de los señores derrotados en batalla (pero no los que se habían rendido con honor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...