miércoles, 7 de junio de 2017

Reseña: Luna de Lobos, de Ian McDonald

SINOPSIS: Un Dragón ha muerto. Corta Hélio, una de las cinco corporaciones familiares que gobiernan la Luna, ha caído. Sus riquezas se han dividido entre sus muchos enemigos, sus sobrevivientes se han dispersado. Ya han transcurrido dieciocho meses. 
Los restantes hijos de Helio, Lucasinho y Luna, están bajo la protección de los poderosos Asamoahs, mientras que Robson, todavía asustado de haber presenciado las muertes violentas de sus padres, es ahora un pupilo -prácticamente un rehén- de Mackenzie Metals. Y el último heredero nombrado, Lucas, ha desaparecido de la superficie de la luna. 
Solamente Lady Sun, la viuda de Taiyang, sospecha que Lucas Corta no está muerto, y más aún, que sigue siendo un jugador importante en el juego. Después de todo Lucas siempre fue el intrigante, e incluso en la muerte sería capaz de todo para recuperar y reconstruir una nueva Corta Helio, más poderosa que antes. Pero Corta Hélio necesita aliados, y para encontrarlos el hijo que huye emprende un viaje audaz e imposible... a la Tierra. 
En un ambiente lunar inestable, las lealtades cambiantes y las maquinaciones políticas de cada familia alcanzan su cenit en sus parcelas más fértiles cuando estalla abiertamente la guerra.



RESEÑA: La primera parte de la trilogía lunar de Ian McDonald (tenéis la reseña en esta entrada) dejaba una extraña sensación final en el lector: el asombro de disfrutar de una ambientación selenita realmente espectacular y realista, con una trama que no resultaba todo lo potente que uno esperaría en principio. Es cierto que su último tramo quitaba la respiración al lector y dejaba la trama por todo lo alto, con lo que las expectativas para esta segunda parte no podían ser mejores.
El resultado final de esta nueva entrega deja un sabor bastante más positivo que Luna Nueva, con un ritmo realmente imparable durante su mayor parte, pero que todavía arrastra algunos momentos irregulares que estropean un poco la experiencia. McDonald vuelve a hacer creíble esta sociedad lunar, sus luchas y ambiciones, y añade mucha más dinamita a la mezcla al añadir una situación de guerra abierta y despiadada. Sin embargo, el desarrollo de algunas de las tramas menores queda bastante coartada y no llegan a satisfacer del todo las expectativas del lector.
Luna de Lobos continúa esta historia de ambiciones lunares 18 meses después de los terribles sucesos que llevaron a la caída en desgracia de Corta Hélio. Los supervivientes de la familia Corta tratan de adaptarse a sus diferentes situaciones, muy alejadas de sus anteriores vidas como miembros de una las más poderosas sagas lunares. La mayoría viven en el exilio, refugiados entre aquellos que les ofrecen refugio, mientras que otros son mantenidos como rehenes por sus enemigos. Solo Lucas Corta, al que la mayoría dan por muerto, ha conseguido huir y se prepara para recuperar todo lo que ha sido arrebatado. Solo hay un lugar al que puede recurrir en busca de ayuda: la Tierra, aunque en dicho viaje hay muchas posibilidades de que acabe muerto.
Si algo cabe destacar de Luna de Lobos es que su arranque es potente y ágil, que parece contagiarse del gran ritmo del final de la primera parte, y logra que se mantenga durante la mayor parte de su extensión (y que el lector la devore casi sin darse cuenta). La situación de guerra abierta entre los Cuatro Dragones supervivientes pronto convierte la Luna en un cambo de batalla despiadado, donde las muertes, las alianzas inestables y los giros de la suerte se suceden uno tras otro. La novela vuelve a mezclar de una forma ágil su ambientación altamente creíble con un cruel mundo donde de las ambiciones corporativas a la lucha con cuchillos solo están separadas por una fina línea. La caída de los Corta solo ha señalado el final de las 'buenas maneras' y todas las familias supervivientes se lanzan unas sobre otras sin disimulos.
Sin duda el viaje de Lucas a la Tierra es una de las tramas más interesantes de Luna de Lobos, ya que nos permite por primera vez en esta trilogía lunar pisar nuestro mundo. El heredero de la familia Corta no solo se tiene que enfrentar al reto del viaje a un planeta con gravedad, algo casi mortal para cualquier selenita de nacimiento, sino que nos deja ser testigos de primera mano de la vida en este mundo (aunque lo cierto es que el lector se queda con ganas de más, pero bastante trabajo ha tenido McDonald recreando una Luna de lo más creíble). Además, cuenta con el extra de que podremos averiguar que ha sido de la familia Corta terrestre, aquellos pariente que quedaron atrás en el viaje de la matriarca Adriana a la Luna, añadiendo sabia fresca a la historia.
El principal problema con el que me he encontrado en esta segunda parte es la forma desigual e incluso insatisfactoria con la que McDonald desarrolla algunas de las tramas secundarias, que parecen perderse en la maraña de historias que se entrelazan y resurgen de una forma bastante chapucera. Durante algunos momentos del tramo final de la novela me he sentido un poco perdido, cuando reaparecen algunos personajes que se quedan un poco colgados a lo largo del desarrollo sumamente coral de la trama.
Luna de Lobos tiene un arranque potente, y logra mantener un ritmo imparable durante la mayor parte de su lectura, donde McDonald logra llevarnos de regreso hasta una sociedad lunar altamente creíble envuelta ahora en una despiadada guerra abierta por el control de los recursos. Debido a su situación de vulnerabilidad los miembros de la familia Corta son puestos en situaciones mucho más interesantes que en la primera parte, mientras que las demás familias lunares se lanzan unas sobre otras en un sangriento enfrentamiento, sin piedad para ellos ni para el resto de inocentes que tratan de vivir en la Luna. Esta segunda parte se desarrolla con un gran ritmo narrativo, aunque por desgracia en algunos momentos McDonald parece perder el control de ciertas subtramas, lo que le deja al lector la sensación de que podría haber sido una lectura mucho más satisfactoria y completa. Aún así la trilogía lunar sigue manteniendo su interés gracias a su espectacular ambientación y una historia que se desarrolla casi sin dejar respirar... y ya sabemos que en la Luna el oxigeno vale más que el oro.



VALORACIÓN 8/10

FICHA
Luna de Lobos (Luna 2)
Ian McDonald
Nova
396 páginas, rústica con solapas
Traducción de José Heisenberg
20 euros

Disponible en ebook por 7,99 euros en Lektu.

2 comentarios:

  1. El primero me dejó un sabor muy amargo y a pesar de lo bien que lo estáis dejando la mayoría, creo que voy a pasar de esta segunda parte.

    Saludos y buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto por ritmo como por desarrollo me parece superior al primero, pero todavía le echo en falta algo al estilo de McDonald. Habrá que ver como está el último libro, porque parece que va de menos a más.
      Saludos y gracias!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...