lunes, 29 de mayo de 2017

Reseña: Las Cortes de la Tormenta, de Tomás Sendarrubias

SINOPSIS: Desde que Dariel Acheron, Santo entre los Santos, acoge al niño Cai en el Monasterio de Término, los signos del regreso de los Dioses comienzan a sucederse por toda la faz de Occidente. Y mientras, las familias de los DeDaanan y los Shaleedor, señores de Allesyr y Llyr, parecen decididas a no alcanzar la paz entre ellas hasta que una de las dos sea exterminada, y las nuevas generaciones no tardarán en verse atrapadas en este conflicto. Con las dos poderosas naciones al borde de una guerra continuada, el regreso de los predicadores del Dios Muerto y su enfrentamiento con la Ciencia, y la reaparición de los misteriosos Sidhri en Allesyr, parecen las piezas que harán que Occidente de vea incendiado por una guerra sin final



RESEÑA: No es ninguna revelación que la fantasía actual vive una época en la que el realismo, la brutalidad descarnada y los personajes de moralidades grises han copado tanto gran parte de las historias de las nuevas novelas como de los gustos de los propios lectores. No se si uno es consecuencia de lo otro, o al revés. Lo cierto es que estos elementos podemos encontrarlos también en diversas obras escritas en español, como en Los Que Ignoran de Roberto Alhambra o Delbaeth Rising de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya. Lo mismo ocurre con la novela que reseño hoy, la primera parte de una saga en la que el escritor madrileño Tomás Sendarrubias sigue la senda abierta por escritores como George R. R. Martin o Joe Abercrombie, apostando por una fantasía de tono oscuro y con una ambientación muy realistas. Y lo mejor de todo es que lo hace aportando su propia dosis de originalidad a la mezcla, de una forma realmente fascinante y compleja que consigue meterse al lector en el bolsillo durante gran número de páginas.
Las Cortes de la Tormenta nos lleva hasta un mundo de marcado tono Bajo Medieval y profundamente feudal, con diferentes reinos en conflicto en un extenso continente. La novela arranca con la llegada de una humilde madre al monasterio de Termino, donde los monjes atribulados todavía adoran al Dios Muerto. Es una simple campesina que deja a su cuidado a un hijo no deseado, Cai, en el que el líder de esta orden monástica pronto verá una clara señal del retorno de su dios difunto... de los nueve restantes que han desparecido del mundo.
Mientras tanto al otro lado del continente los reinos vecinos de Allesyr y Llyr, que tienen una extensa y compleja historia de enfrentamientos bélicos, parecen decididos a sellar una nueva paz. Sin embargo los tejemanejes de las diversas cortes, y de poderes ocultos interesados en desestabilizar el mundo, propiciarán que los reyes de las casa DeDanaan y Shaleedor vuelvan a enfrentarse por los tierras fronterizas que tanto anhelan ambos. Ni siquiera el todopoderoso Imperio de Haavgard logrará verse libre del todo de la inestabilidad político-militar de este conflicto en el corazón del propio mundo occidental.
Tomás Sendarrubias construye una historia con una profunda y creíble pátina realista, casi hasta el punto de hay momentos en que parece que estamos leyendo una novela histórica. Tanto la estructura social, como las descripciones de arquitectura, vestuario o gastronómicas están tan cuidadas que parece que estamos inmersos en un mundo real. Gran parte de este efecto se logra debido a las fuentes históricas de la que bebe el autor, que toma como influencia diversos momentos de la historia medieval europea (desde la Guerra de los Cien Años a la Inglaterra de Enrique Tudor, desde el Sacro Imperio Romano hasta las ciudades estado de la Italia renacentista). Sendarrubias logra mezclar con acierto estos diferentes elementos dotando de gran profundidad a la historia de este mundo imaginario.
Por contra hay que señalar que ciertos momentos de la trama se vuelven en exceso predecibles al beber de momentos clave de la historia (como ocurre con algunos tramos de la historia de Allesyr en los que apenas sorprende al lector por sus paralelismos con el gobierno de Enrique VIII de Inglaterra).
Sin embargo la novela consigue fascinar al lector por esta compleja recreación de los diversos reinos y sus intereses enfrentado. Como ocurre en novelas como Juego de tronos asistiremos a las cambiantes alianzas entre reyes y nobles, y donde la traición y la muerte son monedas corrientes. No en vano Las Cortes de la Tormenta nos ofrece también grandes dosis de acción y brutalidad, con combates y enfrentamientos de todo tipo a lo largo de sus más de 600 páginas.
La historia también cuenta con sus pequeñas dosis de magia y elementos sobrenaturales, aunque bastante contenidos en esta primera entrega. Tenemos un mundo donde la Fe (la creencia en los Diez: el Dios Muerto y otros nueve dioses desaparecidos) ha cedido terreno frente al empuje de la mucho más realista Ciencia. Sin embargo lo hermanos Atribulados del monasterio de Termino empezarán a moverse por el mundo para demostrar que esto va a cambiar. A esto también tenemos que añadir la existencia de los misteriosos e inmortales Sidhri, una raza de estilo "élfico" que ahora vive en declive pero que después de muchos siglos sometidos al gobierno de los reyes de Allesyr están decididos a cambiarlo.
Todo ello se disfruta gracias a una cuidada y fascinante narración, en la que Sendarrubias demuestra que sabe contar una historia engarzando con mucha habilidad todos los elementos necesarios para atrapar la atención del lector (salvando los primeros pasos en la lectura de la novela, donde los complejos y difíciles nombres de sus numerosos personajes pueden atravesársele un poco al lector). Cabe que señalar que a pesar de tratarse de una autoedición, sin ninguna editorial detrás de todo el proceso de revisión y edición, la novela apenas cuenta con un puñado erratas, algo muy de agradecer y que habla del cuidado con el que se ha publicado esta historia.
Las Cortes de la Tormenta es una historia que impacta por su realista ambientación medieval, donde Tomás Sendarrubia recrea con habilidad un complejo y violento mundo lleno de reinos y personajes muy diferentes. Una novela fantástica con marcado acento histórico, donde las traiciones y ambiciones marcan los movimientos de sus protagonistas, con mucha acción, una pizca de elementos sobrenaturales y personajes de tonos grises y moralidades más que dudosas. En algún momento la historia puede perder un poco de interés debido a que se mueve demasiado pegada los elementos históricos que la inspiran, pero en conjunto es una novela profunda y con numerosos elementos realistas que harán las delicias de los amantes de la fantasía al estilo de Juego de tronos del maestro Martin.


VALORACIÓN 9/10

FICHA
Las Cortes de la Tormenta (Las Crónicas del Dios Muerto, 1)
Tomás Sendarrubias
Autoedición
Rústica sin solapas, 652 páginas
16,59 euros (5,59 euros en epub)
Podéis comprar el libro desde Lektu.


2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta, me lo apunto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a sorprender muy gratamente: muy bien escrito y con una patina de realidad que asombra.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...