lunes, 26 de diciembre de 2016

Reseña: La tempestad del segador, de Steven Erikson

SINOPSIS: En el imperio letherii reina el desconcierto. El emperador Rhulad Sengar se precipita a la locura mientras el Errante, en otro tiempo un dios clarividente, parece ahora incapaz de ver el futuro. Además, los corrompidos cortesanos a los que escucha el emperador parecen empeñados en librar una guerra total contra los vecinos del imperio. 
Por otra parte, la flota edur se acerca cada vez más. Entre sus guerreros están Karsa Orlong e Icarium Robavida, y su mera presencia significa que va a correr la sangre. 
Pero una pequeña banda de fugitivos busca una salida. Entre ellos hay uno, Temor Sengar, que va tras el alma de Scabandari Ojodesangre, pues juntos quizá podrían detener a los tiste edur y salvar al emperador, su hermano. Sin embargo, Silchas Ruina, hermano de Anomander Rake, también viaja con ellos. Lleva las cicatrices provocadas por las hojas de Scabandari y busca venganza. Habrá un ajuste de cuentas… y será a una escala inimaginable.



RESEÑA: Ahora que la esperanza ha vuelto a reverdecer la saga de Malaz en manos de Nova (os recuerdo que el sello de Ediciones B recuperará la saga de Erikson desde el primer volumen a partir de abril de 2017) es un buen momento para retomar la reseñas del Libro de los Caídos. La séptima entrega de la saga, la última publicado por la desaparecida Factoría de Ideas antes de su cierre, reúne por fin las dos tramas que Steven Erikson llevaba cruzando en sus novelas desde Mareas de medianoche y Los Cazahuesos. Como es habitual en la saga malazana el autor canadiense aprovecha para despejarnos algunas dudas solo para sembrar multitud de nuevas preguntas sobre lo que está ocurriendo, y cuáles son las verdaderas intenciones de algunos de los jugadores más importantes de la partida que se desarrolla.
La tempestad del Segador nos lleva de vuelta al Imperio de Lether, ahora ya totalmente conquistado por las fuerzas tiste edur, aunque pronto empezaremos a descubrir que puede ser que los verdaderos conquistados sean los ocupantes. Con el Emperador Rhulad, conocido y temido como el Emperador de las Mil Muertes, cada vez más solo y más perdido en la locura, la idiosincrasia de Lether está empezando a emponzoñar la forma de pensar y de actuar de los edur. La búsqueda del beneficio y la riqueza está calando en la estoica forma de vida de los edur, seducidos por el brillo deslumbrante de la decadente civilización letherii.
Entre los propios letherii muchos aprovecharán estas circunstancias para escalar posiciones de poder, y entre estos destacan los patriotas, una organización político-policial encargada de mantener la lealtad de la población hacia los nuevos amos. Estos 'colaboracionistas' de la ocupación edur en realidad buscan su propio beneficio, a costa de la locura y la paranoia del nuevo Emperador que no se fía de nadie.
Steven Erikson vuelve a demostrar que lo suyo es una fantasía que nos golpea de cerca, tratando temas de un chocante realismo en una saga que algunos pretenderían calificar de evasión, y para eso el canadiense nos detalla con gran realismo lo que ocurre en un estado ocupado por un ejército invasor. La tortura, la persecución política de los intelectuales y el encarcelamiento de los disidentes del nuevo régimen nos recuerda demasiados elementos de momentos históricos reales como para resultarnos algo lejano o poco creíble. El realismo malazano golpea una vez más la conciencia del lector.
Lo mismo se puede decir de la trama de la novela ambientada en la frontera este del Imperio de Lether, donde vemos como la expansión de este lo ha llevado a chocar con las tribus nómadas que viven en sus límites más lejanos. El ejército letherii se lanza a una guerra de exterminio donde nada ni nadie será respetado y que pondrá a los edur cara a cara con lo peor de la raza humana.
Sin embargo las tramas más interesante de La tempestad del Segador se desarrollan en el corazón del Imperio. A este han regresado ya las flotas que partieron en busca de nuevos contrincantes para cruzar sus aceros con el Emperador inmortal, y entre ellos nada menos que Karsa Orlong e Icarium. Ambos parecen preparados para poner a prueba de una vez por todas la imbatibilidad del que empuña la espada maldita del Dios Tullido. 
Reconozco que esperaba bastante más de esta trama, que es la que mantiene en tensión al lector durante cientos de páginas a la espera de los espectaculares duelos en la arena entre el Emperador y sus nuevos contrincantes. Sin embargo Erikson apuesta por la contención, quitando de escenas muchos de los combates y dejándonos disfrutar solo de una pequeña parte de la acción. Una pena, porque podrían haber quedado escenas de acción muy espectaculares (a pesar de que el lector sepa cuál será el resultado de los enfrentamientos) y al final solo tenemos un gran duelo para leer.
Por suerte, la otra trama de acción compensa con creces. Como no podía ser de otra manera una vez más los p**** amos de la función son los sacrificados soldados de infantería malazanos que vuelven a verse inmersos en una guerra despiadada, en una tierra que no conocen y con unos recursos bastante limitados. Erikson nos mete en los diversos pelotones del ejército de invasión, que se infiltran en una misión casi suicida para cobrarse venganza de las violentas agresiones del Imperio de Lether por medio mundo. Su avance se convierte en una mezcla de osadía, locura y misión suicida que los lleva en dirección a Letheras para poner de rodillas al Imperio y a su despiadado gobernante. Sin embargo descubrirán que su llegada no es recibida como una liberación por la población, y tendrán que buscar una nueva forma de hacer frente a las adversidades.
La tempestad del Segador aprovecha para ir cerrando algunas de las tramas abiertas en el Imperio de Lether para al mismo tiempo ahondar en el misterio de cuáles son los verdaderos planos del Dios Tullido. Un misterio espera a los malazanos en el este más alejado de Lether, y aunque el domino del enemigo parece haberse desvanecido del Imperio (ahora en manos mucho más seguras, aunque nada convencionales) la guerra contra la Casa de Cadenas está lejos de haber terminado. La octave entrega de la saga, Toll the hounds, nos llegará en abril de 2017 de la mano de Nova y es seguro que el tramo final del Libro de los Caídos será una de las lecturas imprescindibles del año que está por empezar.



VALORACIÓN 7/10


FICHA
La tempestad del segador (Malaz, el Libro de los Caídos 7)
Steven Erikson
888 páginas
Edición descatalogada
Traducción de Marta García Martínez

8 comentarios:

  1. Genial! hace tiempo queria leer esta reseña tuya! justo hoy inicié con la lectura de Mareas de medianoche, libro que me estuvo intrigando mucho todo este tiempo junto con La tempestad del segador desde que lei por ahí que la saga de los caídos la conforman tres arcos argumentales generales que en algún punto llegarán a confluir, ya había identificado dos de ellos tras haber leído los cuatro primeros libros por lo que ya estaba ansioso por empezar con el quinto y enterarme de qué va el tercer arco de este triángulo caótico y complejo que es Malaz. Es que si algo me encanta de esta saga es la forma en como Erikson la ha estructurado.
    No veo la hora de comenzar con el séptimo libro y eso que apenas empezé el quinto!
    Gracias por la reseña y a la espera de Toll the hounds!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mareas de medianoche es uno de mis favoritos de la saga, impresionante novela de principio a fin. Como bien dices presenta el último arco argumental, que es interesantísimo y te aclara cosas que ya has leído... al tiempo que revoluciona mucho lo que ocurre en el mundo.
      Un saludo y a esperar Toll the hounds en español ¡Abril está a la vuelta de la esquina! :)

      Eliminar
  2. Que vaya ya llegando la fecha de la edición de Nova, por favor :)

    ResponderEliminar
  3. *editado
    Acabo de terminar los Cazahuesos y quería darme un respiro, quería coincidir la lectura de este libro con la publicación de los siguientes volúmenes con Nova, quería... hasta que he leído tu reseña y me he vuelto a picar! Por los huevos del Embozado, cómo me ha enganchado la saga Malaz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje normal. Yo lo tuve en reserva mucho tiempo, pero en cuanto se anunció que la saga volvía no pude resistirme a leerlo. Habrá que ir tachando los días hasta abril
      Saludos!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Lapsus mío, es Mareas de medianoche, evidentemente ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...