martes, 13 de septiembre de 2016

Reseña: La casa en el límite, de William Hope Hodgson

SINOPSIS: Publicada originalmente en 1908, "La casa en el límite" es la obra maestra del escritor británico William Hope Hodgson y uno de los libros más importantes e influyentes del género de horror sobrenatural de todos los tiempos. Dos amigos van de vacaciones a Kraighten, una diminuta aldea situada en la parte occidental de Irlanda. Explorando aquella zona yerma, despoblada, la pareja llega hasta el umbrío caos de lo que en tiempos pretéritos debió ser un jardín y, más tarde, descubren los restos de un edificio construido en el borde de un abismo con forma de cráter. Al hurgar entre el montón de escombros, hallan un libro estropeado por las piedras. Cuando comienzan a leerlo, este resulta ser el diario de un hombre viejo, de identidad desconocida, que vivía solo en la antigua casa con su hermana y su perro. Se trata del extraño e inverosímil relato de "La casa en el límite". Y por él sabrán de la caverna que existe bajo la casa, de los monstruosos seres porcinos que habitan más adentro y de las planicies desoladas que se esconden en otra dimensión, más allá del espacio-tiempo, a la que es transportado en una espantosa visión el infortunado narrador del diario.



RESEÑA: Uno de los autores más llamativos de comienzos del siglo XX fue el inglés William Hope Hodgson, y no solo por su interesante producción literaria. Gracias a la nueva edición de su obra más célebre, La casa en el límite, que nos llega en la colección Letras Populares de Cátedra podemos descubrir mejor tanto al autor como profundizar en la novela que influyó en autores tan relevantes de horror moderno como H. P. Lovecraft.
Y es que la edición de Cátedra llega una vez más acompañada de una completa introducción, a cargo de Jesús Jiménez Varea que se encarga de desvelarnos los entresijos de la vida este creador de historias oscuras. Una trayectoria vital que parece sacada de una novela de aventuras escrita por Emilio Salgari o Jack London: el joven William Hope, nacido en Essex en 1877, se convirtió en grumete con solo 15 años y durante otros cuatro navegó alrededor del mundo, endureciéndose a marchas forzadas y descubriendo una de sus grandes pasiones, el mar. Fue a su retorno a Inglaterra cuando sus derroteros lo llevaron por el culturismo, a desafiar al mismísimo Harry Houdini, y finalmente a la escritura.
Gracias a la introducción tenemos una completa revisión de su obra, tanto los relatos breves (de ambientación principalmente marina gracias a sus experiencia de juventud pero también protagonizados por el "detective psíquico" y cazafantasmas Thomas Carnacki) como sus novelas (Los botes del Glen Carrig, Los piratas fantasmas, El reino de la noche y el libro que tenemos entre manos).
¿Y qué nos encontramos en La casa en el límite? Pues un absorbente juego de muñecas rusas en la que Hodgson utiliza el recurso cervantino de presentarnos la historia como un manuscrito que llegó a sus manos para atrapar con rapidez la imaginación del lector. En el manuscrito en cuestión se nos cuenta el viaje de un par de tranquilos excursionistas que pasan sus días pescando y paseando por la verde campiña de Irlanda del Norte, en uno de sus rincones más remotos y apartados. La paz empezará a desaparecer cuando se topan con lo que parecen las ruinas de un antiguo caserón, situado al borde de una gigantesca sima de la que no se ve el fondo. Una sensación de amenaza insana rodea todo el lugar, por lo que cuando encuentran un viejo manuscrito escondido entre los escombros de la edificación huyen inmediatamente del lugar. Esa misma noche empiezan a leer el relato de un extraño y anónimo ermitaño, el habitante de La casa en el límite.
Con un arranque casi idílico, el escritor inglés William Hope Hodgson lográ crear un in crescendo siniestro en que cada nuevo paso nos acerca cada vez más a lo blasfemo y antinatural. Los tranquilos y estoicos campistas ingleses serán testigos de primera mano (y el lector con ellos) del terrible asedio al que se verá sometido el narrador anónimo, habitante de un caserón digno de la mejor historia gótica. Y es que el incomparable marco natural del comienzo de la historia, donde el sol y la tranquilidad parecen dominar, se verá pronto sustituido para la solitaria y amenazante naturaleza donde unos seres siniestros, de los que apenas podemos adivinar su origen, campan a sus anchas con objetivos desconocidos.
Sin duda el primer tramo de la novela es más el que interés despierta, con un gran ritmo narrativo donde se mezcla a la perfección el misterio, la tensión, el terror y la acción. El anónimo protagonista tendrá que hacer frente a las extrañas criaturas que parecen querer entrar en el caserón a toda costa. Su defensa desesperada le llevará a tratar de averiguar de dónde vienen estos invasores ajenos a la raza humana y qué buscan...
Pero si por algo destaca en La casa en el límite es por las terribles visiones (entre lo onírico y el viaje en el tiempo astral) que tendrá el protagonista y que parecen servir de punto de partida del horror cósmico que años después desarrollarían H. P. Lovecraft y sus émulos. No en vano, el mismo 'solitario de Providence' reconoció siempre su deuda con W. H. Hodgson, llegando a escribir en su ensayo El horror sobrenatural en la literatura que "los vagabundeos del espíritu del narrador durante ilimitados años-luz del espacio cósmico y su asistencia a la destrucción final del sistema solar, son algo casi único en la literatura fantástica."
Y es que el ermitaño anónimo será lanzado a través de las insondables distancias del espacio y el tiempo para ser testigo de los secretos más oscuros del universo. Este segundo tramo de la novela quizá no sea tan intenso y marca una ruptura demasiado radical con lo narrado anteriormente, pero la voz de Hodgson se vuelve poderosa, logrando trasmitirnos con una descripción envolvente el viaje a lo desconocido del protagonista y donde el lector asistirá en una estática odisea a los secretos más oscuros y profundos del cosmos.
La edición de Cátedra viene acompañado de una serie de notas que ayudan a desentrañar las claves que se esconden tras la extraña narración de Hodgson, tanto de las posibles influencias como de las referencias más oscuras. Sin duda, una excelente manera de conocer mejor las posibles lecturas de la extraña aventura del anónimo protagonista de la historia.
La casa en el límite, más de cien años después de haber sido escrita, sigue presentándose como una lectura altamente adictiva y moderna. W. H. Hodgson logra crear una historia con un primer tramo que se devora a un gran ritmo debido a su mezcla de misterio y terror, para luego avanzar hacia un segundo tramo más estático plagado de imágenes poderosas que nos trasladan hasta la misma muerte del universo, hasta el límite último de la existencia y la consciencia.


VALORACIÓN 8/10


FICHA
La casa en el límite
William Hope Hodgson
Cátedra
272 páginas
15,90 euros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...