viernes, 16 de septiembre de 2016

Libros imaginarios que me gustaría leer


La literatura fantástica está plagada de referencias a libros y escritos inexistentes pero que en las páginas de las novelas cobran una existencia tan real como cualquiera de sus personajes. Escritos que tienen una importancia vital para el desarrollo de las tramas de las novelas, y que en muchas ocasiones se convierten incluso en obras más célebres que aquellas en las vieron la luz. Son libros de contenido oscuro, llenos de conocimiento arcano, profecías dificiles de interpretar e historia desconocida, en ocasiones tan malignos y terribles que solo ojearlas lleva a la locura o la muerte... 
Y sin embargo, seguro que muchos de nosotros daríamos lo que fuera por poder ojearlos aunque fuera solo un instante. No en vano son obras que capturan la imaginación, tanto por su contenido como por la compleja historia imaginaria que sus autores desarrollan para ellos. A continuación os dejo mi particular podio de obras imaginarias que desearía que tuvieran existencia real para poder leerlos con calma... aunque ello me llevara a la más terrible locura.


-NECRONOMICÓN. Si existe un libro ficticio que ha levantado polvareda sobre su posible existencia o no en el mundo real ese es el libro maldito por excelencia: el Necronomicón. Creado por el padre del horror cósmico Howard Philip Lovecraft en 1922 para su relato El sabueso, el escritor de Providence plagó su relatos de los Mitos de Cthulhu de referencias a esta obra supuestamente escrita alrededor del 730 d. C. por el poeta árabe Abdul Al-Hazred. Se dice que este sabio se pasó 10 años vagando por los desiertos de Arabia, donde aseguró haber encontrado las ruinas de la mítica Irem, la Ciudad sin Nombre. En cualquier caso, tras haber concluido la escritura del Necronomicón Al-Hazred murió a plena luz del día devorado por una bestia invisible delante de numerosos testigos, o según otras versiones que fue arrastrado por un remolino hacia el cielo.  La escritura de su blasfema 'opus magnam' le ganó para siempre el sobrenombre del árabe loco.



Según las referencias que tenemos de la obra sabemos que el Necronomicón es un libro de saberes arcanos y magia ritual cuya simple lectura puede provocar la locura y la muerte. En su interior pueden hallarse antiguas fórmulas olvidadas que permiten contactar con unas entidades sobrenaturales de un inmenso poder, los Antiguos, y despertarlas de su letargo para que se apoderen del mundo, que ya una vez fue suyo. Y es que como se dice en el propio Necronomicón "no está muerto lo que yace eternamente, y con los eones extraños incluso la muerte puede morir."
Son tantas las referencias al Necronomicón en los relatos del autor de Providence así como en los escritos de otros autores del círculo de Lovecraft como August Derleth o Clak Ashton Smith, que muchos lectores llegaron a convencerse de su existencia real. Algo que sorprendió al propio Lovecraft y que en una de sus cartas reconoce lo siguiente:
"Ahora bien, sobre «los libros terribles y prohibidos», me fuerzan a decir que la mayoría de ellos son puramente imaginarios. Nunca existió ningún Abdul Alhazred o el Necronomicón, porque inventé estos nombres yo mismo. Luwdig Prinn fue ideado por Robert Bloch y su De Vermis Mysteriis, mientras que el Libro de Eibon es una invención de Clark Ashton Smith. Robert E. Howard debe responder de Friedrich von Junzt y su Unaussprechlichen Kulten... En cuanto a libros escritos en serio sobre temas oscuros, ocultos, y sobrenaturales, en realidad no son muchos. Esto se debe a que es más divertido inventar trabajos míticos como el Necronomicón y el Libro de Eibon."
De hecho el nombre del árabe loco Abdul Al-Hazred es poco más que una broma privada del escritor de Providence ya que no era otra cosa que el apodo que el mismo Lovecraft se puso en la infancia, inspirado en la reciente lectura de Las mil y una noches (Al-Hazred = all has read, el que lo ha leído todo).
En 1927 H. P. Lovecraft escribió una breve nota privada (que solo compartió con sus amigos escritores) sobre la autoría del Necronomicón, en la que detallaba una completa historia de la obra, sobre su ficticio autor y sobre las diversas traducciones que ha conocidos a lo largo de los siglos. Podéis leerla en este enlace. Cabe destacar que se menciona la existencia de una traducción de la obra al latín realizada en España allá por el siglo XVII... ¿La encontraremos algún día oculta en alguna remota biblioteca de nuestro país?

"De los Primero Engendrados, escripto está que esperan siempre al umbral de la entrada, é la dicha entrada se encuentra en todas partes é en todos tiempos, ca Ellos non conoscen tienpo nyn lugar, sino esisten en todo tiempo e en todo lugar, a la ves e sin parecer, é los ay dEllos que tomar pueden diferentes formas e maneras, é revestir una Fforma dada e un rostro sabido; é las entradas dEllos están en cualquier parte, mas la primera es aquella cuya fize abrir, a Saber: Irem, Cibdat de los munchos pilares, Cibdat so el desierto, mas sy ome alguno dixere la palabra prohibida avrir´a allí mesmo una Entrada é podrá aguardar a los que atraviesan la dicha entrada, que así podrán ser: Doles é el Mi-Go, é el pueblo Cho-Cho, é los Profundos de la mar, é los gugos, é las descarnadas animalias de la noche, é los Chogotes é los Vormis, é los Santacos que fazen custodia de la Kadat del desierto de los Yelos é la Meseta de Leng. Que todos por igual son fijos de los Dioses primeros. Pues aconsteció que, la Grande Rraca de Yit non aviendo concierto con los Primigenios, nin estos con aquella, nin ambos con los Dioses Primeros, é separados todos, dexaron a los Primigenios el señorío del Universo mundo, ca tornando de Yit la dicha Grande Rraca, tomó la su Morada, en un tiempo de la Tierra por venir é todavía non conoscido de los que agora caminan por sobre della. E aquí mesmo aguardan Ellos fasta que tornen otra vegada los bientos é las Vozes que ante los llebaron é Lo Que Caminó sobre los Bientos Del Mundo é de los espazios vacios que están entre las Estrellas por siempre." 
Abdul Al-Hazred [Necronomicon]. Según la traducción castellana (León, ¿1300?), hallada por F. Torres Oliver en el Archivo Histórico de Simancas.



-COMPENDIO JADE. El saber de los Siete Reinos de George R. R. Martin está atesorado principalmente por la orden de los maestres de Antigua, y son estos los que escriben y conservan la mayoría de libros. Sin embargo, no todo el conocimiento reunido en sus bibliotecas procede de Poniente y de hecho uno de los libros más célebres y arcanos fue escrito por un viajero de l antigua y asombrosa Ciudad Libre de Volantis. Estoy hablando del célebre Compendio jade de Colloquo Votar. En este grueso y antiguo tomo este aventurero volantino describe su viaje hasta el lejano Mar de Jade, un lugar poco más que mítico para los reinos de Poniente y donde se localizan sitios como la selvática Yi Ti, la prohibida Leng, Gran Moraq y la célebre (y siniestra) Asshai-de-la-Sombra.

Pero si por algo es célebre este Compendio jade es por la gran cantidad de información que recopila sobre la historia y las leyendas de estos lejanísimos reinos. No en vano en Festín de cuervos el maestre Aemon le recomienda al Lord Comandante Nieve que lea un cierto pasaje del "Compendio jade, de Colloquo Votar, un grueso tomo de historias y leyendas del Este". Por lo que leemos en Danza de dragones descubrimos que una de las historias que Colloquo Votar recoge en su documentado tomo de viajes es la célebre leyenda del héroe Azor Ahai:
"He mirado el libro que me dejó el maestre Aemon, el Compendio jade, sobre todo las páginas que hablan de Azor Ahai. Su espada era Dueña de Luz y fue templada con la sangre de su esposa, si es que se puede considerar fidedigno a Votar. Por eso, Dueña de Luz nunca está fría al tacto, sino cálida, igual que Nissa Nissa. Durante la batalla, la hoja ardía de calor. Una vez, Azor Ahai luchó contra un monstruo, y cuando clavó la hoja en el estómago de la bestia, su sangre empezó a hervir. Le salieron humo y vapor de la boca, los ojos se le derritieron y le corrieron por las mejillas, y su cuerpo estalló en llamas."

Sabemos que el Compendio jade también nos trae información sobre otro hecho legendario que parece que tuvo eco en todo el mundo conocido, desde Poniente hasta el extremo más oriental de Essos. Se trata del cataclismo ancestral conocido en los Siete Reinos como la Larga Noche. Gracias al tomo escrito por el aventurero de Volantis tenemos la visión legendaria sobre este suceso en el lejano reino de Yi Ti:
"En el Compendio jade, Colloquo Votar refiere una curiosa leyenda de Yi Ti en la que se explica que el sol ocultó su faz a la tierra durante lo que dura una vida, avergonzado de algo que nadie pudo descubrir, y que solo las hazañas de una mujer con cola de mono lograron evitar el desastre."

Como si esto no fuera suficiente el Compendio jade también recoge los escasos conocimientos que se tienen de lugares tan poco conocidos como la isla de Leng, un sitio terrible con "fama de estar habitada por demonios y hechiceros", y cuyas selvas están llenas de ruinas abandonadas que harían las delicias de H. P. Lovecraft o Abdul Al-Hazred. Y es que según cuenta el incansable viajero volantino "la emperatriz de Leng tenía comunicación con los Antiguos, unos dioses que vivían en lo más profundo de las ciudades en ruinas subterráneas, y de vez en cuando estos Antiguos le pedían dar muerte a todos los extranjeros de la isla." Colloquo Votar registra que hubo hasta cuatro de estas terribles matanzas de extranjeros ordenadas por los Antiguos... razón de sobra para mantener a los curiosos alejados de la remota isla oriental.




-LA LOCURA DE GOTHOS. El mundo de Malaz, el Libro de los Caídos de Steven Erikson tiene una abigarrada historia que se remonta a milenios atrás, con multitud de razas y pueblos en continuo conflicto. Por eso no es extraño que abunden las referencias a textos y escritos arcanos que los magos y hechiceros atesoran con extremo cuidado. Sin embargo entre todos ellos destaca especialmente un oscuro texto, incompleto para más inri, cuyo mismo nombre nos advierte de su terrible contenido: La locura de Gothos.


Se trata de una serie de antiguos pergaminos escritos por el hechicero jaghut Gothos. De este oscuro personaje podemos saber un poco más gracias a lo que menciona Baruk, el anciano alquimista de Daruhjistan que conocemos en Los jardines de la Luna:
La biblioteca del alquimista incluía algunas copias de los tomos que habían sobrevivido de la obra La locura de Gothos, escritos jaghut que databan de hacía milenios. En ellos, los tiste andii eran mencionados de vez en cuando con cierto temor, recordó Baruk. Gothos mismo, un mago jaghut que había descendido a las sendas más profundas de la magia ancestral, había alabado a los dioses de aquellos tiempos porque los tiste andii fueran tan pocos en número.
Tampoco sabemos mucho más sobre el contenido de los pergaminos escritos por este jaghut en la noche de los tiempos. Según el Errante, un dios ancestral, la obra sería en realidad una "una nota de suicidio de varios volúmenes [...], que era de presumir que concluía en algún momento, aunque el Errante no había visto ni oído que existiera dicha conclusión." No sabemos si esto es cierto porque como ya he comentado la obra se conserva solo en parte, aunque al comienzo de Los jardines de la Luna nos enteramos de que el ejército de ocupación malazana en el continente de Genabackis ha localizado nuevos pergaminos de la obra.
—No es tan aventurado como parece —respondió el mago supremo—. Bellurdan ha estado investigando en Genabackis, hechicera. Se descubrieron algunos pergaminos nuevos pertenecientes a La locura de Gothos en un lugar recóndito de una montaña que se alza más allá del bosque de Perrogrís.

En cualquier caso durante la lectura de las diez novelas del Libro de los Caídos nos encontramos con las citas de algunos breves fragmentos de La locura de Gothos, principalmente versos difíciles de interpretar y repletos de referencias a antiguas razas y pueblos:

Thelomen, Tartheno, Toblakai…
he aquí los nombres de un pueblo
tan reacio a desaparecer
en el olvido…
Su leyenda pudre
mi cínica forma, y destruye
mis ojos con reluciente gloria…
«No atravesar la fiel jaula
para abarcar su inexpugnable corazón…
… No cruzar estos flemáticos menhires
siempre leales a la tierra».
Thelomen, Tartheno, Toblakai…
aún en pie, estos elevados pilares
dañan el gélido bohordo
de mi mente…
La locura de Gothos (II.iv)


Los vi en las playas,
los profundos abismos de sus miradas
juraban guerra eterna
contra la suspirante calma
de los mares jaghut…


Lo cierto es que la oscura sabiduría transmitida por estos viejos pergaminos todavía resuena entre los habitantes más leídos del mundo Malaz y en diversas ocasiones se recurre a citar algún fragmento de La locura de Gothos  como fuente de sabiduría primordial. Son frases tan potentes como "En una guerra entre fanáticos y excépticos, los fanáticos ganan siempre", o "Cuando la sabiduría se desangra, los tontos se alzan triunfantes".




¿Qué libros imaginarios os gustaría poder leer a vosotros?
También en FACEBOOK y TWITTER

9 comentarios:

  1. Maravilloso artículo muy original.

    A mí me encantaría poder leer los pergaminos que escribe Jaskier sobre las andanzas de su amigo el brujo en Geralt de Rivia y, por supuesto, "el camino de los reyes". Aunque del mundo del Archivo de las Tormentas hay varias cosas ahí que <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Pues la selección original era de cuatro, y en ella estaba precisamente 'El camino de los reyes'. Pero cuando me puse a redactarlo me di cuenta de que revelaba demasiado de la trama del Archivo de las Tormentas y lo eliminé. Pero otro libro que sería perfecto, si
      Saludos! :)

      Eliminar
  2. A mi me gustaría leer el libro perdido de la saga de Canción de Hielo y Fuego, "Señales y Portentos" escritos por Daenys Targaryen la soñadora, que predijo la maldición de Valyria. Podría resolvernos la duda de que fue lo que causo la caída del reino de Valyria y mas secretos de los dragones... curioso que este perdido. Martin nos deja en el misterio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, otro libro misterioso más de Martin. Seguro que recogería más información sobre el Príncipe que fue prometido, sería muy interesante de leer...

      Eliminar
  3. Existe una reseña de libros imaginarios, "Vacío Perfecto" de Snatislaw Lem, donde el último capítulo está dedicado... a una reseña al mismo libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Lem. Me suena ese libro, aunque no lo he leído (y me recuerda a La literatura nazi en América de Bolaño, que también son reseñas ficticias). Me lo apunto.

      Eliminar
  4. El Octavo, de la serie de Mundodisco de Pratchett

    ResponderEliminar
  5. Hay uno que todos quiséramos leer: Vientos de invierno :D

    Fuera coñas, me gustaría tener en mis manos, además de todos los mencionados hasta ahora, el Manual ilustrado para jovencitas, mencionado y pilar básico de La era del diamante, de Neal Stephenson.

    ¡Muy buen artículo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...