miércoles, 22 de junio de 2016

Reseña: Aurora, de Kim Stanley Robinson

SINOPSIS: Una nave preparada para contener a varias generaciones de tripulantes viaja fuera del sistema solar por primera vez en la historia de la humanidad. Su destino es un planeta en el sistema Tau Ceti, a doce años luz, llamado Aurora en honor de la diosa romana del amanecer. Pero ¿será realmente este viaje un nuevo comienzo para la humanidad o nuestro fin?



RESUMEN: La colonización de otros mundos siempre ha sido uno de los grandes sueños de la carrera espacial y por esa misma razón ha sido tema de multitud de obras de ciencia ficción. Hasta el propio Kim Stanley Robinson exploró el tema en su célebre y premiada trilogía marciana donde ponía sobre la mesa el tema de la terraformación de otro planeta de nuestro Sistema Solar, y ahora regresa al tema para tratarlo desde una perspectiva completamente diferente con Aurora.
En esta ocasión el autor norteamericano nos lleva al futuro (el año 2545 en concreto) para convertirnos en testigos del asombroso viaje de una gigantesca nave que se dirige a 12 años luz de nuestro sistemas solar, la estrella Tau Ceti. Es interesante el inicio que plantea el autor norteamericano, porque el lector tarda en darse cuenta de que lo que está leyendo transcurre a bordo de la misma nave espacial. No en vano se nos presenta una espectacular nave formada por diversos ecosistemas o biomas repletos de vida, y que ha estado viajando durante siete generaciones a través del espacio profundo.
Sin embargo, al principio la novela no aclara la razón por la que han emprendido el viaje ¿están huyendo de una catástrofe en la Tierra? ¿son la primera misión de colonización a otro mundo solo por el ansia humana de explorar? Habrá que ir avanzando en la narración para descubrir las verdaderas razones de este primer viaje fuera del Sistema Solar.
Los que nos guiarán a través de la vida a bordo de la nave, y se convierten en protagonistas principales de la odisea espacial, son la joven Freya, una niña de pocos años al comienzo de la narración, y sus padres Devi y Badim. Devi es clave en el buen funcionamiento de la nave ya que ejerce de ingeniera jefe y principal líder de la expedición a Tau Ceti. Conforme crezca la relación entre la joven Freya y sus padres será el motor de la narración, y el que nos permitirá conocer más profundamente lo que ocurre en la nave y las distintos puntos de vista sobre la misión a Tau Ceti, así como los sacrificios a los que se han visto sometidos sus poco más de 2.100 habitantes.
El otro gran punto fuerte de la novela (el más llamativo y original de la obra) es la inclusión de la Inteligencia Artificial de la nave como protagonista y, lo que es todavía más importante, narrador directo de la historia. Kim Stanley Robinson presenta la consabida IA que rige multitud de actividades en la nave multigeneracional, pero que gracias a la intervención de Devi, que le pedirá que recopile los datos más importantes del viaje espacial y lo integre en una narración coherente, empezará a tomar un papel más importante todavía. A partir de entonces será la IA la que tome el papel de narrador ominisiciente de la historia que le permite su capacidad de controlar todo lo que ocurre dentro de ella, un inteligente recurso que toma un giro todavía más interesante cuando se vea obligada a tomar partido en lo que ocurre durante el viaje de colonización.
Y es que, una vez más, el principal peligro para la misión a Aurora serán las diferencias que surgirán entre los mismo colonizadores. Con un gran realismo el autor pone sobre la mesa los graves problemas de mantener en correcto funcionamiento una compleja nave espacial durante un viaje de siete generaciones; a ello hay que sumarle las muchas dificultades que se plantean a la hora de tratar de establecerse sobre un planeta con unas condiciones de vida (por llamarlo de alguna manera) muy diferentes a las de la Tierra. Todas esto hará que se vayan formado diferencias irreconciliables entre los habitantes de la nave que serán las que de verdad pondrán en jaque el éxito de la misión.
El tramo final de la novela nos deja bien claro que con Aurora Kim Stanley Robinson se muestra bastante escéptico sobre el posible éxito de la colonización de otros mundos por la raza humana. ¿Estamos hechos para vivir en otros mundos o las condiciones de vida en la Tierra nos limitan a nuestro propio mundo? La novela se torna en un claro alegato en contra de la colonización de otros mundos, que considera poco más que una locura; más aún cuando se pone sobre la mesa el hecho de que al mismo tiempo la humanidad se muestra despreocupada por la destrucción de nuestra misma cuna: la Tierra. ¿De verdad merece la pena lanzarse a la colonización y terraformación de otros mundos si no somos capaces de conservar la Tierra?, es el planteamiento último que vuela sobre la trama de Aurora.
Aunque es cierto que Stanley Robinson tiene tendencia a divagar y perder el hilo de la narración, son muchos los pros de la historia de Aurora: el increíble entorno de una nave multigeneracional que comparte diversos ecosistemas, los primeros pasos de la raza humana en un mundo completamente nuevo, la compleja relación entre los habitantes de la nave, las dificultades de adaptarse a un entorno completamente hostil para la vida... Aurora nos mete en la primera linea de la colonización espacial, en la atrevida singladura de una nave repleta de vida (una auténtica Arca espacial) para cumplir el sueño de la raza humana de colonizar en otros mundos. Sin embargo, esto no será nada fácil, tanto por las condiciones ambientales como por los mismos problemas planteados por la convivencia y los poco más de 2.100 habitantes de la nave y su IA verán puestas a prueba continuamente sus ansias de supervivencia en el lejano sistema de Tau Ceti.



VALORACIÓN 7/10

FICHA
Aurora
Kim Stanley Robinson
Minotauro
448 páginas
21,95 euros

3 comentarios:

  1. Hola :) He visto Tau Ceti y me ha venido Hyperion a la cabeza XD La novela es interesante, yo la tengo anotada, aunque no me llama tanto como Seveneves en su momento. Esa reflexión sobre por que ir a colonizar si no sabemos ni conservar nuestra propia Tierra, me parece interesante. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad, Tau Ceti Centro, bonito lugar! KSR es también de la ci-fi hard, pero con la ingenería espacial de Seveneves (guiño) lo puedes leer sin problemas
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Me ha llamado la historia y el argumento... apuntadísima

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...