lunes, 20 de junio de 2016

Juego de tronos 6x09: The Battle of the Bastards

Después de mucho esperar al fin ha llegado el siempre interesante noveno capítulo de Juego de tronos. Una vez más toda le emoción se ha concentrado en la acción, a través de dos batallas (una en la asediada ciudad de la Bahía de los Esclavos, la otra en el frío Norte) pero sobre todo gracias al climático enfrentamiento entre los dos bastardos que llevaba gestándose desde el comienzo de la sexta temporada. The Battle of the Bastards nos ha dejado un enfrentamiento muy bien rodado que ha mostrado a las claras las debilidades de ambos bandos y que los guionistas han resuelto torpemente (o demasiado facilmente) con una aparición por sorpresa que no por esperada podemos dejar de criticar. En lo que no cabe duda de que Miguel Sapochnik ha vuelto a dejarnos una batalla muy bien narrada pero que no tiene la fuerza de otros 'capítulos nueve' de la serie, por lo que en mi opinión no alcanza el sobresaliente y se queda con el notable.
¿Vemos lo que nos ha dejado esta batalla de bastardos?




MEEREEN. El asedio de la ciudad liberada por Daenerys se ha resuelto con una rapidez que debe haber chamuscado las mismísimas barbas de George Martin. "¿Para esto me mato escribiendo y reescribiendo la enrevesada trama del nudo de Meereen?", habrá pensado el escritor. Ojo, que eso no quita que el autor no vaya a resolverlo de la misma manera, pero todo parece indicar que en Vientos de invierno tendremos una batalla tanto marina como terrestre mucho más extensa y que seguro nos quitará el hipo. Aquí todo se ha solucionado con una reunión con los líderes esclavistas (realmente espectacular lo bien que ha quedado el paraje del faro de Mesa Roldán) y con un rápido vuelo rasante de Miss Targaryen (con deux ex-machina incluido [primero pero no último del capítulo] de la salida a tiempo de los otros dos dragones), que ha hundido un par de barcos de la flota y (muy lista) se ha quedado con el resto. Eso si, de diez al trabajo digital, realmente asombroso el ataque de los dragones.
Todo esto ha venido de la que en mi opinión es la mejor actuación de Tyrion Lannister en la temporada (lo que también nos deja claro el nivel bajísimo [chiste fácil, no aplaudáis que Tyrion se enfada] que ha mostrado el Lannister este año). El consejero le ha dejado bien claro a Daenerys que su comportamiento se está acercando peligrosamente a las actitudes de su padre, el añorado Rey Loco. ¿Qué es eso de ir quemando indiscriminadamente soldados y ciudades? Mucho mejor negociar con la amenaza de desencadenar el infierno, que hacerlo. Bien jugado, gnomo.
Después de esto la llegada de los Greyjoy a Meereen ha sido una descafeinada visita de cortesía. ¡Por el Dios Ahogado, ni siquiera han llegado a tiempo para saquear un poquito! Así que la situación dista mucho de lo que parece que ocurrirá en los libros (con Victarion llegando a punto para acabar con el bloque marítimo). En la serie todo se ha reducido al acuerdo de transportar al ejército de Daenerys hasta Poniente y con su apoyo para instaurar a Yara como señora de las Islas del Hierro (¡chúpate esa Euron!) ¿La veremos desembarcar en las costas de los Siete Reinos antes de que termine la temporada? Me parece poco probable, pero viendo lo rápido que se viaje en el mundo de bolsillo de HBO nunca se sabe...


LA BATALLA BASTARDIL. Pero sin duda el plato fuerte de este noveno capítulo es el enfrentamiento entre los ejércitos Stark y Bolton, que nos ha confirmado lo poco que "el Norte recuerda" en la serie (¡¡Larga vida a Lyanna Mormont, la única norteña de palabra!!). Ni una sola de las casas norteñas acampadas a las puertas de Invernalia se he vuelto contra los Bolton y han contemplado con absoluta tranquilidad como el heredero de Eddard Stark ha sido asesinado como un simple perro. Ningún otro acontecimiento de este 6x09 alcanza en profundidad y dolor esta descorazonadora verdad.
Una vez más Juego de tronos no ha decepcionado a la hora de plasmar en pantalla una batalla, tanto en sus preliminares como en el mismo combate. Como en toda buena batalla que se precie los líderes de ambos bandos han tenido una reunión previa para dejarse bien claras sus intenciones. En ella Jon se ha mostrado como un comandante hábil provocando a su enemigo, y Ramsay ha dejado claro (de nuevo) el monstruo que es (menos mal que estaba Lyanna Mormont para mirarlo con la misma cara de desprecio con la que lo vemos los televidentes, ¿verdad?).
También hemos sido testigos de las diferencias de pensamiento entre Jon Nieve y Sansa a la hora de encarar la batalla (muy comprensible el miedo de la Stark a volver a caer en las garras del monstruo), la forma en la que Davos y Tormund se enfrentan a la noche anterior al combate, o el papel altamente decepcionante que ha tenido Melisandre esta temporada (si, ha resucitado a Jon, pero hasta eso lo hizo por la insistencia de Ser Davos. Será muuuy sorprendente que la Mujer Roja pase de esta temporada, ¿no creéis?).
Luego ya nos metemos en lo que es propiamente la materia de las hostias como panes con la batalla en sí. Muy bonito el plan de Jon de no dejarse envolver, pero como ya le avisó Sansa es Ramsay el que tiende las trampas. Así que cuando aparece en pantalla Rickon todos sabemos que la cosa se va a ir a la mierda. Parece que Ramsay es aficionado al cine de Mel Gibson y, lógicamente, ha disfrutado muchísimo con Apocalypto, así que se pone a jugar con el pequeño Stark a "corre que te pilla la flecha".
Con la muerte de Rickon todo se precipita y Jon se deja llevar por sus emociones, y empieza el festival de entrañas y sangre con la carga de los dos ejércitos. Sin duda muy bien rodada, y realmente espectacular el plano secuencia con Jon inmerso en la locura que es un combate, donde los golpes llegan de todas partes y sobrevivir es casi un milagro. De 10.
Lo que sin duda chirría bastante es la resolución de la batalla, y como decía arriba no por imprevisto. Desde que Meñique dijo que el ejército Arryn estaba acampado en el Cuello ya podíamos imaginar que tomarían sin problemas la mejor fortaleza defensiva del Norte y que cruzarían sin que ningún mensaje llegara hasta Ramsay, cogiéndole por sorpresa en el momento justo.
Sobre el fin de Ramsay creo que hay poco que añadir, porque resulta perfecto en todo: tanto en la forma en la que lo derrota Jon y se ceba con él (no entiendo a que viene esa cara Sansa ¡¡¡acaba de matar a tu hermano!!!), como en el final poético que recibe en las fauces de sus propias bestias (tan poético que hasta voy a obviar que los perros hayan tenido el detalle de esperar a ponerse a cenar hasta el momento en que Sansa se pasa a burlarse de Ramsay). 
Por cierto, ¿quién se convertirá ahora en el monstruo oficial de Juego de tronos? ¡Te esperamos para el final de temporada, Rey de la Noche!



¿Qué os ha parecido a vosotros la Batalla de los Bastardos?
También en FACEBOOK y TWITTER

11 comentarios:

  1. Un capítulo con buenas batallas, tanto la breve como la extensa.

    https://www.youtube.com/watch?v=kUJTuy7BVLA
    https://www.youtube.com/watch?v=B5q5q6807eA
    https://www.youtube.com/watch?v=EtJHNTIQzzA

    Ahora falta la hoguera que prepara Cersei para el próximo fin y que será memorable seguro.

    ResponderEliminar
  2. Bastante de acuerdo con todo lo que has dicho. Un capitulazo, pero pocas sorpresas. De todas formas creo que es el mejor de la temporada por como se han representado las batallas. Tengo muchas ganas de ver el 6X10, a ver si nos llevamos alguna sorpresa. Yo tengo mis apuestas :P
    Saludos!!! ^^

    ResponderEliminar
  3. y por fin Davos se da cuenta de lo que pasó con su pequeña princesa.

    ResponderEliminar
  4. Para mí la cara de Sansa ha sido más de "me dejarás ostiarle un poquito Jon?"

    ResponderEliminar
  5. muy gracioso lo de la llegada de meñique, muy señor de los anillos. no causo el mismo impacto que la llegada de stannis a la pelea del muro.
    los norteños son unos fuckyn traidores a los stark, yo me imaginaba una traicion de ultimo momento en favor de jon y sansa, pero evidentemente el norte no recuerda
    meli revivilo a rickon, no te cuesta nada

    ResponderEliminar
  6. Yo tambien pense eso cuando vi la cara de Sansa. Despues me di cuenta que su cara era onda "es mio...no lo mates vos"

    ResponderEliminar
  7. ¿No pensáis que el guión, cuando Daenerys conoce a Yara y Theon, chirría un poco, sobre todo por parte de Tyrion? Es en plan "E, Theon, me caes al y te ríes de mí por enano? Pues tú mataste a los niños Stark... AAh... que no... Pero da igual, eres malo y mereces dolor".

    Es bastante irónico que esto lo diga un parricida...

    ResponderEliminar
  8. Que paso con fantasma? Xq no participo de la batalla?

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido uno de los mejores, sino el mejor capítulo de la serie por muchas razones. Pero no me voy a poner a comentar eso porque me saldría mejor escribir un blog. El caso es que veo muy desmerecida a Sansa en este artículo, cuando para empezar, lo más llamativa de la conversión que mantiene con Jon la noche antes de la batalla, NO es el miedo a volver con Ramsay, es, ni más ni menos la desesperación por no hacer entrar en razón a Jon, ya que ella conoce muy bien al enemigo y él no, pero a pesar de todo no da su brazo a torcer.
    Me parece muy bien que Meñique entre y salve la situación, pero no nos olvidemos que es gracias a Sansa, sin ella Meñique no habría movido un dedo por ayudar.
    Para seguir, cuando Jon está pegando a Ramsay, Sansa PONE ESA CARA porque está disfrutándolo y a la vez es ELLA la que quiere terminar con él, precisamente por eso Jon deja de pegarle.
    Y para terminar de añadir y revisar esta entrada, al final Sansa no entra "para burlarse" entra para presenciar su muerte y saborear su victoria.
    Que infravalorada tenéis a Sansa madre mía...
    Este capítulo era necesario, era necesario que ganasen los Stark (no si antes sufrir un poquito más), era necesario que volviesen a Invernalia y era necesaria la muerte de Ramsay. Predecible pero necesario y uno de los mejores. Repito.

    ResponderEliminar
  10. Uno de los mejores capítulos de la temporada y la de los bastardos una de las mejores batallas de GoT (¿y de la ficción televisiva?) a pesar de que, como dices, se resuelve un poco de aquella manera. A ver qué quiere ahora Meñique de Sansa. Espero que con todo lo que ha pasado, la chiquilla espabile de una vez y se lo meriende.

    La llegada de los hermanos Greyjoy y el trato con Dany no me gustó mucho, me esperaba algo más que un "ey, cuantas cosas tenemos en común, vamos a ser amigas".

    Volviendo a los bastardos, Ramsay estuvo enorme hasta el final. Sabía que no iba a salir con vida de allí y aún así estuvo comiéndole la cabeza a Sansa hasta el último momento. Y cuando le dijo que ya estaba dentro de ella o algo así... ¿Podría estar Sansa embarazada de Ramsay? La verdad es que sería un puntazo. Soy muy fan de Ramsay y me alegro de que le dieran ese final tan digno, pensé que igual moriría sin más en batalla y fue maravilloso verle morir devorado por sus fieles perros mientras Sansa se iba con su sonrisa de satisfacción.

    ResponderEliminar
  11. Yo voy a ir un poco contra la corriente mayoritaria. La batalla es sencillamente espectacular... pero es ridícula. Y es ridícula porque de la que tenían prevista originalmente a la que al final rodaron fueron metiendo la tijera por temas de tiempo y presupuesto.

    El muro de cadáveres de 3 metros de altura (originalmente iba a ser la infantería Bolton) ya es bastante mala (ay, que muertos más majos que deciden ir a caer todos unos encimas de otros, en vez de caer de forma más o menos uniforme, como cabría esperar), pero la envolvente de los piqueros (que estaba previsto que fuera la caballería de los Bolton) clama al cielo.

    Si te paras a analizarlo, lo que ves es básicamente un ejército que marcha en 2 columnas de 4 filas y 1) consigue rodear por completo a todo el ejército enemigo, hasta el último hombre y 2) el otro ejército se queda mirando mientras lo hace, en vez de coger y destrozar a una de las dos columnas antes de volverse contra la otra. Y una vez cerrado el cerco (recordemos, son apenas 4 filas de hombres) se van tirando de uno en uno contra los escudos. A nadie se le ocurre apartar las picas en un lado (que gracias a los escudos están demasiado separadas entre sí para darse apoyo como haría una falange) y entrar en tromba por ese hueco, o simplemente aprovechar los destrozos del gigante (que por cierto, tampoco nadie pensó en darle una maza cual troll de las cavernas o algo) para presionar en un punto concreto..

    Eso sí, reconozco que siempre he sido un tanto friki con estos temas, que la secuencia está rodada estupendamente y que el capítulo es absolutamente maravilloso si no te paras a pensar en las inconsistencias tácticas; el problema es que si lo haces el conjunto desmejora una barbaridad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...