lunes, 11 de abril de 2016

Fragmento de un capítulo del Archivo de las Tormentas posterior a Palabras radiantes

Brandon Sanderson, entre otros cuantos proyectos más, se encuentra inmerso en plena escritura del tercer volumen de su monumental saga del Archivo de las Tormentas. Como podemos comprobar en su web personal ya lleva el 47% del primer borrador de la novela y la intención del autor de Nebraska es que Oathbringer salga durante la segunda parte de 2017. Así pues todavía nos queda más de un año para poder ver terminada la esperada continuación de la épica historia de Kaladin, Shallan, Dalinar y compañía en su lucha contra la terrible amenaza que se cierne sobre el mundo de Roshar.
Sin duda cualquier pequeña dosis de adelanto de lo que vaya escribiendo Sanderson es un pequeño alivio para sus ansiosos lectores. Hace algún tiempo os dejé la traducción del primer capítulo de flahsback de Oathbringer y hoy os traigo algo parecido. En 2014 la página Tor.com colgó un fragmento de un capítulo inédito del Archivo de las Tormentas que Brandon Sanderson ya había leído en alguno de sus actos públicos. Se trata de una escena situada cronológicamente durante la acción del segundo libro (Palabras radiantes) aunque Sanderson todavía no ha confirmado que vaya a formar parte de Oathbringer cuando se publique.
Antes de nada aclarar un par de cosas. La primera, y más importante, es que el fragmento está relacionado con un momento clave de la trama de Palabras radiantes, así que si todavía no habéis leído dicha novela salid de este post ya mismo porque os destripará la historia. En serio, hay SPOILERS grandes de lo que ocurre en Palabras radiantes.
Lo segundo es compartir las palabras del propio Brandon Sanderson en las que aclara algunos puntos importantes sobre este fragmento:
"Esta es una secuencia muy corta de la historia de fondo de Jasnah que he estado leyendo en las sesiones de firmas. No es un borrador pulido. A menudo en las firmas leo secuencias muy toscas (y potencialmente llena de errores en la continuidad) como un regalo especial para las personas que asisten. Esta escena es aún más tosca que la mayoría de los primeros borradores, y no debe ser tomada todavía como canon del todo, ya que no he concretado o fijado toda la terminología de las interacciones con el Shadesmar."
Sin más, aquí os dejo mi traducción del fragmento. ¡Disfrutadlo!


 
Jasnah Kholin abrió los ojos y se quedó sin aliento, los dedos rígidos, arañando el suelo de obsidiana. ¡Un cuchillo en su pecho! Podía sentirlo clavado en su huesos mientras se deslizaba entre dos costillas, rebotando en el esternón. Tuvo un espasmo, rodó haciéndose una bola, temblorosa.
"Jasnah."
No. No podía ponerse boca abajo. Luchó con sus rodillas, pero luego se encontró arañando el suelo con sus dedos, temblando, inspirando y expirando. Moverse -incluso respirar- fue perversamente difícil, no a causa de dolor o la incapacidad, sino debido a la abrumadora sensación de tensión. Le hacía temblar, le dio ganas de echar a correr, luchar, hacer cualquier cosa que pudiera para no morir.
Gritó, tropezando con sus pies, y se dio media vuelta, la mano en el pecho. 
Sangre húmeda. Su sangre. Un vestido cortado con un solo agujero de cuchillo.
"Jasnah." Una figura de negro. Un paisaje de suelo de obsidiana que reflejaba un extraño cielo y un sol que no cambiaban de posición.
Giró su cabeza de lado a lado, fijándose en todo pero registrando muy poco.
Tormentas. Podía sentir el cuchillo de nuevo, deslizándose en su carne. Sentía la misma impotencia, ese mismo pánico (emociones que habían acompañado al golpe del cuchillo). Se acordó de la oscuridad que la consumía, el desvanecimiento de los sonidos, el final.
Cerró los ojos y se estremeció, tratando de ahuyentar los recuerdos. Sin embargo, el esfuerzo de tratar de lograrlo sólo parecía hacerlos más sólidos.
Sabía que recordaría morir durante todo el tiempo que tardara la oscuridad en reclamarla de nuevo.
"Has hecho bien," dijo Marfil. "Bien, Jasnah."
 "El cuchillo", susurró ella, abriendo los ojos, enojada por cómo temblaba su voz, "el cuchillo fue inesperado." Ella respiró, inhaló y exhaló, tratando de calmarse. Así aspiró su última luz tormentosa, que había alcanzado en el último momento posible, a continuación la había utilizado como un látigo para tirar de sí misma hasta este lugar. La había mantenido con vida, sanándola.

Marfil le había dicho que mientras una persona llevara la suficiente luz tormentosa solamente un duro golpe en la cabeza podría matarla. Ella lo había creído, pero por las tormentas que no había hecho que fuera más fácil esperar delante del cuchillo. ¿Quién habría esperado que ellos la apuñalarían? ¿No deberían haber supuesto que un golpe en la cabeza sería suficiente para...?
Un momento. ¡Shallan!
"Tenemos que volver", dijo Jasnah, hilando. "Marfil, ¿dónde está la unión?"
"No está."
Fue capaz de localizar el barco con facilidad. En Shadesmar, la tierra y el mar estaban invertidos, por lo que se encontraba en pie en tierra sólida, pero en el Reino Físico, Shallan y los marineros todavía estarían en su barco. Se manifestaban aquí como luces, similares a las llamas de las velas, y Jasnah pensaban en ellos como la representación del alma de la persona, a pesar de que Marfil le decía que era una simplificación extrema.
Manchaban el aire alrededor de ella, de pie en la cubierta. Esa llama solitaria podía ser la misma Shallan. Muchas luces más pequeñas se movían debajo de la tierra, apenas visible a través de la obsidiana. Peces y otras especies marinas.
Todavía tensa por los nervios, Jasnah buscó alrededor de la unión: una leve deformación del aire que marcaba el lugar de su paso a Shadesmar. Podía usarlo para volver a la nave, a... 
Una de las luces de encima se apagó.
Jasnah se quedó congelada. "Están siendo ejecutados. ¡Marfil! La unión."
"No hay unión, Jasnah," repitió Marfil. Se puso de pie con las manos cruzadas a la espalda, vestido con un traje rígido un poco extraño, todo negro. Aquí en Shadesmar, era más fácil de distinguir el brillo de madreperla de su piel, al igual que los colores parecían hechos con aceite sobre el agua.
"¿No?", dijo Jasnah, intentando analizar su significado. Se había perdido su explicación la primera vez. A pesar de  sus años juntos, sus construcciones de lenguaje todavía la desconcertaban en alguna ocasión. "Pero siempre hay una unión..."
"Sólo cuando un pedazo de ti está ahí", dijo Marfil. "Hoy, no lo está. Estás aquí, Jasnah. Lo siento."
"Me trajiste hasta el final a Shadesmar", preguntó ella. "¿Ahora?"
Él inclinó la cabeza.
Durante años había estado tratando de conseguir que la trajera a su mundo. A pesar de que podría mirar en el Shadesmar por su cuenta, e incluso caer con un pie, por así decirlo, entrar de lleno requería la ayuda de Marfil. ¿Cómo había sucedido? La académica quería grabar en su memoria sus experiencias y desentrañar el proceso, por lo que tal vez podría replicarlo. Había utilizado luz tormentosa, ¿o no? Un derramamiento de ella, empujándola a Shadesmar. Un latigazo que había tirado de ella, como la gravitación de un lugar lejano, sin ser vista...
Los recuerdos de lo sucedido se mezclaron con el terror de los últimos minutos. Empujó a un lado tanto las emociones como los recuerdos. ¿Cómo podía ayudar a la gente en el barco? Jasnah se acercó a la luz, flotando delante de ella, levantando una mano para acunarla. Shallan, supuso, aunque no podía estar segura. Marfil decía que no siempre había una correlación directa entre los objetos con su manifestación en Shadesmar.
No podía tocar el alma ante ella, no del todo. Su poder natural repelió su mano, como si estuviera tratando de empujar dos piezas de piedra imantada una contra la otra.
Un chirrido repentino rompió el silencio de Shadesmar.

Jasnah saltó, girando. Sonaba como el bramido de una bestia, solo que cubierto por el sonido de cristales rotos. El terrible ruido hizo que un escalofrío le corriera por la espalda. Parecía que había venido de algún lugar cercano.
Marfil se quedó sin aliento. Dio un salto hacia delante, agarrando Jasnah por el brazo. "Debemos irnos."
"¿Qué es eso?", preguntó Jasnah.
"Picadores", dijo Marfil. "Vosotros los llamáis dolorspren."
"Los dolorspren son inofensivos."

"En vuestro lado, inofensivos. Aquí, más dañinos. Mucho más dañinos. Ven." Tiró de su brazo.
"Espera
."
La tripulación del barco iba a morir por su culpa. ¡Tormentas! No había pensado que los Sangre Espectral serían tan atrevido. ¿Pero qué hacer? Aquí se sentía como un niño, un recién nacido. Los años de estudio le habían dicho tan poco. ¿Podía hacer algo por esas almas que estaban por encima de ella? Ni siquiera podía distinguir quienes eran los asesinos y quienes de la tripulación.
El chirrido sonó de nuevo, cada vez más cerca. Jasnah alzó la vista, cada vez más tensa. Este lugar era tan ajeno, con las crestas y  montañas de pura obsidiana negra, un paisaje perpetuamente tenue. Pequeñas cuentas de vidrio rodaron sobre sus pies, representaciones de objetos inanimados en el reino físico.
Quizás…

Buscó entre ellos, y éstos los pudo identificar de inmediato a través del tacto. Tres platos de la cocina, una perla cada uno. Un baúl lleno de ropa.
Varios de sus libros.
Su mano vaciló. Oh tormentas, esto era un desastre. ¿Por qué no se había preparado mejor? Su plan de contingencia en caso de un intento de asesinato había sido hacerse la muerta, usando cantidades pequeñas de luz tormentosa de las gemas cosidas en su dobladillo para mantenerse con vida. Pero estúpidamente ella había esperado que los asesinos aparecieran en la noche, la eliminara y luego huyeran. No se había preparado para un motín, un asesinato dirigido por un miembro de la tripulación.
Ellos matarían a todos a bordo.
"¡Jasnah!", dijo Marfil, sonando más desesperado. "¡No debemos estar en este lugar! ¡Las emociones del barco los atraen!"
Dejó caer las esferas que representaban sus libros y pasó los dedos por las otras esferas, buscando... allí. Cuerdas, que ataban a los marineros, ya que había sido ejecutados. Encontró un grupo de ellas y se apoderó de las esferas. 
Tomó la última reserva de su luz tormentosa, el valor de unas pocas gemas. Tan poco.
El paisaje reaccionó inmediatamente. Los perlas en el suelo cercano se estremecieron y rodaron hacia ella, buscando la luz tormentosa. Las llamadas del dolorspren se intensificaron. Estaba aún más cerca ahora. Marfil aspiró bruscamente, y muy por encima, varias cintas largas de humo descendieron de las nubes y empezaron a dar vueltas a su alrededor.
La luz tormentosa era preciosa aquí. Era el poder, la moneda, incluso tal vez la vida. Sin ella, Jasnah estaría indefensa.
"¿Puedo usar esta Luz para volver?", le preguntó.
"¿Aquí?" Negó con la cabeza. "No. Hay que buscar una unión estable. Perpendicularidad de Honor, tal vez, aunque es muy lejano. ¡Pero Jasnah, los picadores llegarán pronto!"
Jasnah agarró las perlas en su mano.
"Vosotras," les ordenó, "vais a cambiar."
"Soy una cuerda," dijo una de ellas. "Soy una..."
"Vais a cambiar."
Las cuerdas se estremecieron, transformandose (una por una) en humo en el reino físico.

Jasnah Kholin.


También en FACEBOOK y TWITTER

7 comentarios:

  1. !!!!
    Ay.
    Me ha encantado. Y da una /explicación/ al final de Palabras Radiantes que me dejó descolocadísima y pensando si Sanderson se estaba sacando ases de la manga y rompiendo la baraja.

    Pero la verdad es que Jasnah es un personaje que me gusta tanto que casi hubiera pasado por una solución cogida por los pelos para salvarla o revivirla o lo que fuera.

    Muchas gracias por la traducción.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro que te haya gustado :) Como siempre Sanderson demuestra que tiene las cosas muy bien atadas, este tipo tiene que tener una mente prodigiosa (o un montón de papeles con esquemas) para tener claro que pasa en cada momento en cada una de sus sagas.
      Saludos y gracias por comentar! :)

      Eliminar
    2. Desde luego, no deja un cabo suelto. Cuanto más leo suyo, más me convence como escritor.

      Eliminar
  2. Genial, gran aporte, muchas gracias por traducir el fragmento! La verdad es que tenía claro desde el principio del libro que Jasnah no podía estar muerta :)

    ResponderEliminar
  3. Estupenda entrada. Querría hacerte una pregunta ¿Hay en algún sitio un resumen de "El camino de los reyes"? Te lo pregunto porque acabo de empezar "Palabras radiantes" y no me acuerdo demasiado de los detalles de la trama. Y es que no querría volver a leer el primero, que son mil y pico páginas... Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rick! Normal, es casi imposible tener frescos todos los detalles de un libro tan enorme. Si te apañas con el inglés en la wiki hay un resumen de la trama, aunque no excesivamente detallado
      http://stormlightarchive.wikia.com/wiki/The_Way_of_Kings

      Disfruta de Palabras radiantes, un libro brutal ;)

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tu ayuda. Lo intentaré, pero sinceramente me está costando mucho. Creo que abarca demasiado, es demasiado extenso, muy detallista en algunas cuestiones que parecen menores. El número de páginas tan elevado tampoco ayuda. Y yo, que voy para los 50 y llevo más de treinta años leyendo fantasía, no alcanzo a comprender la profundidad de sus mundos y su magia. Me da la impresión,después de casi 2000 páginas entre los dos libros, de que no me entero de nada...

    Eso sí, lo intentaré porque es un narrador magnífico.

    Gracias de nuevo y un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...