domingo, 8 de noviembre de 2015

Rebels 2x05: Brothers of the Broken Horn

Si hay algo que no puede faltar en cualquier historia de Star Wars son los contrabandistas, los piratas y demás moralla galáctica. Desde Han Solo a Lando Calrissian, son muchos los sinvergüenzas que se ganan la vida de forma poco honesta en la galaxia, y la serie de animación Rebels no puede escapar de este tópico. Este quinto episodio ha traído de vuelta tres de los más descarados contrabandista de las series de animación de Star Wars.

Brothers of the Broken Horn comienza una vez más con Ezra entrenándose bajo las órdenes de Kanan y Rex, lo que sin duda lo va a convertir en una extraña mezcla de jedi y soldado clon. Cuando los rebeldes parten en una misión para ayudar a los habitantes del helado planeta Rinn, el joven Ezra no puede acompañarlos por que tiene trabajo que hacer en el 'Fantasma' y se queda atrás. Mientras el joven padawn sigue enfadado por tener que quedarse arreglando la nave en compañía del astromecánico Chopper, recibe una señal de socorro de la 'Broken Horn' (Cuerno Roto), la nave del pirata Cikatro Vizago. Rapidamente se convence a si mismo de que el deber de un jedi es acudir en socorro de los que lo necesitan. Esta decisión desencadena una interminable secuencia de engaños, traiciones y cambios de bando que son la base del episodio.


Recordemos que la última vez que supimos de Vizago fue cuando ayudo a Ezra a encontrar información para salvar la vida de Kanan al final de la primera temporada, así que sigue estando en deuda con él. Sin embargo, cuando Ezra sube a bordo de la 'Broken Horn' se encuentra a todos los droides desactivados y en la cabina un nuevo y desconocido dueño: Hondo Ohnaka.

Bueno, desconocido solo a medias. Todos lo que siguierais la anterior serie de animación de Dave Filony (The Clone Wars), habréis reconocido de inmediato al carismático pirata weequay que tantos quebraderos de cabeza les produjo durante cinco temporadas a Kenobi, Skywalker, Tano, Dooku, Maul y un largo etcétera de personajes desde su base en el planeta Florrum. Ahora, con la llegada del Imperio, Hondo sobrevive como solitario contrabandista. Gracias a su imperdible labia es capaz de convencer a Ezra de que ha ganado la nave y todo lo que contiene en una honorable partida de sabacc. El joven accede a ayudarle en sus nuevos negocios, hasta el punto de que llega a plantearse convertirse en parte de su tripulación.
Es así como Hondo acude a su cita de negocios con otro viejo conocido del crimen espacial: el repulsivo Azmorigan (que todavía tiene cuentas pendientes con nuestros rebeldes). No hace falta decir que las cosas no saldrán como esperan, y el traicionero Azmorigan tratará de asesinar a Hondo y Ezra. Sin embargo, con la ayuda de Chopper y el entrenamiento jedi del joven lograrán escapar de la trampa... no sin antes permitirle a Hondo descubrir que su nuevo ayudante es un usuario de la Fuerza ("Como uno de mis mejores amigos", dice el pirata, pero no creo que Kenobi comparta ese pensamiento).

De vuelta a la Broken Horn, Ezra descubrirá otro nuevo engaño de su nuevo "amigo": Vizago está encerrado en una de las celdas de la nave porque en realidad Hondo le ha robado todas sus pertenencias. Otro giro más, y los tres se enfrentarán por quedarse con las células de combustible. Aunque Hondo escapa a la menor oportunidad, dejando abandonado a Ezra, pero el joven logrará escapar con la ayuda de la Fuerza.
Todos se reunen en la base de los rebeldes, donde se separan de una forma bastante amistosa después de todos los enredos. Lo más interesante, es que Ezra reconoce ante Kanan que antes se parecía demasiado a Hondo y que no quiere volver a ser así. Ahora tiene familia y amigos, y el camino de los jedi para guiar su vida. 

En definitiva, un capítulo de tono mucho más ligero protagonizado por piratas y contrabandistas, donde la traición y el enredo le han recordado a Ezra Bridger su antigua vida y todo lo que ha dejado atrás. El joven padawan ha abrazado con más fuerza su entrenamiento jedi, y ha servido para reencontrarnos con un viejo amigo que parece haber cambiado muy poco: el siempre escurridizo Hondo Ohnaka. Seguro que volveremos a verlo esta temporada para causarles más quebraderos de cabeza a nuestros protagonistas.
 
¿Qué os ha parecido el capítulo Brothers of the Broken Horn?
También en FACEBOOK y TWITTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...