lunes, 30 de noviembre de 2015

Los Profundos: la amenaza viene del mar (2)

En la primera parte de este ensayo hablaba de las leyendas y mitos que se cuentan en Poniente sobre una antigua raza de criaturas marinas, muchas veces calificadas de tritones o sirenas, y que hasta podría haber engendrado una prole híbrida con los hombres: los Profundos. Como decía entonces, estas historias legendarias podrían ser el último rastro de una raza inteligente diferente (como los Hijos de los Bosques o los gigantes) que en un pasado remoto se extendió por diversas costas del mundo.
Porque la historias sobre estos seres no se restringen a las tierras de los Siete Reinos. Uno de los lugares donde se pueden encontrar más referencias a la existencia de extraños seres marinos hay que buscarlas en una de las mayores masas acuáticas del mundo: el extenso y frío mar de los Escalofríos. El gigantesco oceáno que se encuentra al norte de Essos es un lugar recorrido por centenares de barcos y marineros de diversas nacionalidades, por lo que las historias sobre él llegan a todas partes. No es este el sitio para referirnos a todos los misterios que según El Mundo de Hielo y Fuego parece esconder el océano septentrional (los dragones de hielo, la Bahía de los Caníbales o las nieblas heladoras), pero si para señalar que son muchos los marineros que dicen haber avistado en él extrañas criaturas marinas entre las que destacan:
las sirenas de pálida carne con escamosas colas negras, mucho más malignas que sus hermanas del sur.
Es cierto, que hasta los mismo maestres que redactan la información de la enciclopedia reconcen que "los marineros, por naturaleza muy crédulos y supersticiosos, aficionado a esas fantasías como bardos, cuentan muchas historias de estas gélidas aguas del norte", por lo que podrían no ser una fuente demasiado fiable. Otra posible explicación a estos avistamientos es que hayan confundido animales marinos (como los tiburones o las orcas) con seres míticos. 

No obstante, hay razones para suponer que en lo profundo del mar de los Escalofríos se esconde una terrible amenaza. La prueba más evidente se encuentra en un lejanísimo rincón del mundo, tan apartado que solo viajeros osados de los Siete Reinos como Corlys Velaryon la Serpiente Marina, han llegado hasta sus costas. Estoy hablando de las lejanas Mil Islas (aunque a pesar de su sonoro nombre su número está más cercano a las 300), en la región más oriental del mar de los Escalofríos:
Aún más al este se encuentran las llamadas Mil Islas [...] unas dispersas y sombrías rocas azotadas por el viento y rodeadas por el mar, que algunos consideran los últimos restos de un reino hundido cuyas ciudades y torres quedaron sumergidas bajo las aguas crecientes hace muchos miles de años.

Una vez más el pasado del lugar es todo un misterio, y los mismo maestres reconcen que la teoría de que las islas sean los restos de un continente hundido se basa en meras conjeturas. Pero lo que de verdad nos interesa es la población de estas frías y desapacibles islas (cuya breve descripción física nos recuerda a las Islas del Hierro ponientis):
Sólo los más valientes o los navegantes más desesperados tocan tierra aquí, porque la gente de estas islas, aunque pocos en número, son una gente extraña, hostil a los extranjeros, un pueblo sin pelo con la piel verdosa que liman los dientes de sus mujeres en puntas afiladas y cortan el prepucio de los miembros de sus hombres.  
Una mujer de las Mil Islas (por Rene Aigner).

Sin duda, con este aspecto es normal que causen espanto en los navegantes occidentales. Lo que no tiene explicación es porque su piel es verde o la costumbre de afilarse los dientes... aunque nos recuerda inmediatamente a la leyenda de los tritones de la que se habla en Festín de cuervos (citada en la primera parte de este ensayo):
Vistos de lejos parecen hombres, pero tienen la cabeza muy grande, y escamas en vez de pelo. También tienen la tripa blanca como la de los peces, y los dedos unidos por membranas. Siempre están húmedos y huelen a pescado, pero tras los labios gordos ocultan varias hileras de dientes verdes afilados como agujas. Hay quien dice que los primeros hombres los mataron a todos, pero no es verdad.
No hay evidencias de que los habitantes de las Mil Islas sean Profundos, una raza híbrida, pero no es descabellado pensar que se afilan los dientes como parte de una adoración cuasi-religiosa hacia la extraña raza acuática. De hecho, es algo que queda aún más claro en lo que se dice en El Mundo de Hielo y Fuego sobre los habitantes de este apartado rincón del mundo:
No hablan ninguna lengua conocida y se dice que sacrifican marineros a sus dioses escamosos con cabeza de pez, a semejanza de los cuales se elevan esculturas en sus costas pedregosas, visibles sólo cuando la marea retrocede. Aunque rodeados de agua por todos lados, estos isleños temen tanto al mar que nunca ponen los pies en el agua, incluso bajo amenaza de muerte.
La descripción de estos dioses escamosos casa a la perfección con la leyenda de los tritones de poniente. Y curiosamente la práctica de estos atemorizados adoradores de ofrecer sacrificios a las criaturas acuáticas es algo que podemos rastrear hasta en los Siete Reinos. En Danza de dragones Ser Davos Seaworth recala en Hermana Dulce, una de las islas que forma parte de las Tres Hermanas, cuyo señor Lord Godric Borrell tiene un cierto aire de 'profundo' o criatura híbrida:
Era un hombretón feo y gordo, con espaldas anchas de remero y cuello inexistente. Tenía el mentón y las mejillas cubiertas de una barba entrecana descuidada, blanca en algunas zonas. Por encima de la frente huidiza era completamente calvo, y tenía la nariz bulbosa enrojecida, los labios gruesos y tres dedos palmeados en la mano derecha. Davos había oído decir que algunos señores de las Tres Hermanas tenían membranas entre los dedos de pies y manos, pero siempre pensó que era otro cuento de marineros.
Y el mismo Lord Borrell nos confirma que en un pasado remoto se precticaban los sacrificios en el mar:
Cuando había reyes en las Hermanas, no tolerábamos a los enanos; los echábamos al mar como ofrenda a los dioses. Los septones nos obligaron a abandonar esa práctica.
El miedo ancestral y los sacrificios, sobre todos los realizados en las Mil Islas, nos lleva a preguntarnos si estas criaturas marinas pueden ser realmente una amenaza para la vida humana.
Lorath, en el mar de los Escalofríos.

La respuesta se encuentra en otra isla bañada por el mar de los Escalofríos: Lorath. El asentamiento de una de las nueve Ciudades Libres de Essos es en realidad un archipiélago de tres islas. Segun leemos en El Mundo de Hielo y Fuego "las islas lorathi son sombrías y pedregosas" (como las Islas del Hierro y las Mil Islas, lugares donde ya hemos visto que hay leyendas de tritones, sirenas y profundos).
Sin embargo lo que nos interesa en Lorath es el misterioso destino de los primeros habitantes del archipiélago:
En la antigüedad, las islas fueron hogar de la misteriosa raza de hombres conocidos como los constructores de laberintos, quienes desaparecieron mucho antes de los albores de la historia verdadera, no dejando rastro excepto por sus propios huesos y los laberintos que construyeron.
Sabemos muy poco de estos 'constructores de laberintos': eran una raza más alta que la actual, aunque no tanto como los gigantes, y como su nombre indica sembraron la islas lorathi con sus ciclopeas construcciones laberínticas.
Los estudiosos aún debaten el propósito de estos laberintos. ¿Fueron fortalezas, templos, ciudades? ¿O sirvieron para algún otro extraño propósito? Los constructores de laberintos no dejaron registros escritos, así que nunca lo sabremos. 
Como vemos, una de las posibilidades es que los grandes laberintos fueran fortalezas. Si ese fuera el caso, ¿de que se querían proteger los primeros habitantes de Lorath? Una vez más, nuestra única respuesta se encuentra en las confusas leyendas:
No sabemos por qué desaparecieron, aunque la leyenda lorathi sugiere que fueron destruidos por un enemigo proveniente del mar; tritones en algunas versiones de la historia, selkies y hombres morsa en otras.
Si estas tradiciones son ciertas y los seres de las profundidades pudieron acabaron con todo una civilización de hombres casi gigantes, sin duda serían una terrible amenaza. Lo suficientemente temibles como para que los pueblos bárbaros de las Mil Islas tengan un respeto mortal a las aguas y realicen sacrificios a sus "dioses escamosos".


Ahora bien, ¿acechan todavía en las profundidades del mar de los Escalofríos, esperando el momento para volver a atacar? ¿O tenemos pruebas de que queden todavía miembros vivos de esta raza submarina?
Pues curiosamente la referencia más probable, dejando de lado el folklore ponienti y la religión de las Mil Islas, a la existencia de un pueblo híbrido se encuenta muy lejos, hacia el trópico y en otro continente. Al sur de Essos se encuentra el gigantesco y tropical Sothoryos, poblado por impenetrables selvas y repleto de misterios. Pero lo que nos interesa ahora es el arichipielago de islas que se extienden en su costa norte:  las Islas Basilisco. Entre ellas se encuentra la Isla de los Sapos. ¿Por qué se llama así? El Mundo de Hielo y Fuego nos lo aclara:
En la Isla de los Sapos se puede encontrar un antiguo ídolo, una piedra negra de aspecto grasiento toscamente tallada con la apariencia de un sapo gigante de aspecto maligno, de unos cuarenta pies de altura.  
No se conoce el origen de esta gigantesca estatua (son 12 metros de altura, para que os hagáis una idea), pero es inevitable que la descripción del material con esta tallada (piedra negra de aspecto aceitoso) nos recuerde inmediatamente el misterioso Trono de Piedramar de Pyke. Pero es que además del aspecto batracio de la roca que adoran tiene una conexión aún más siniestra:
Los habitantes de esta isla, segun creen algunos, son descendientes de aquellos que tallaron el Sapo de Piedra, porque tienen un desagradable aspecto de pez en sus rostros, y muchos tienen palmeados las manos y los pies. Si es así, son el único remanente vivo de esta raza olvidada.
Esperemos que los maestres tengan razón en sus suposiciones y estos sean los últimos miembros vivos de los Profundos... porque en caso contrario algún otro lugar bañando por el oceano podría correr la misma suerta que la antigua Lorath.


También en FACEBOOK y TWITTER

7 comentarios:

  1. Lo de los dientes afilados me recuerda a los primeros klingon de la serie original de Star Trek, o a los ferengi de The Next Generation.

    Genial artículo.

    ResponderEliminar
  2. Ahora que lo pienso, hay lugares que aunque no especifican ninguna devocion a ningun dios o ser pescado, si que esta junto a un lugar el cual predomina eso. Por ejemplo, en las Islas Basilisco, la isla de los huesos o las calaveras no recuerdo bien el nombre, donde tienen una montaña de craneos, trofeos de los piratas recojidos de los saqueos, el cual los Maestres piensan que sea en devocion a dioses crueles (justamemte esta isla esta cerca de la de los sapos). Tambien me da curiosidad lo de que los Tritones se apareaban con mujeres en las leyendas, y justamente en lugares como Gogossos donde los Valyrios cruzaban a mujeres con bestias y otras atrocidades se desencadeno una plaga mortal que la dejo maldita y tambien esta al lado de la isla de los sapos. Y el bosque de Mossovy, en los confines del mundo, oscuro y lleno de nigromantes y cambiaformas esta junto a las Mil Islas. Y tambien en la ciudad libre de Qohor se hacen sacrificios humanos continuamente y no esta lejos de Lorath. Muy interesante que esten tan cerca estos lugares de sacrificios y oscuridad.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el amigo Martin ha demostrado muchas veces que ademas de un gran escritor es un grandisimo lector y admirador de grandes escritores. Estos seres son su propia version de los Profundos de H.P. Lovecraft que ayudan a darle un par de pinceladas de horror sobrenatural al maravilloso lienzo que es el mundo de Hielo y Fuego.

    A bote pronto me recuerda a esa ciudad que aparece en uno de los mapas y de la cual no he podido averiguar mucho, (aunque igual en el libro de el mundo de HyF aparece descrita, no lo he leido) que es K'dath, trasunto de la ignota Kadath de los relatos del de Providence

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante K'Dath. Leí su artículo en la wiki y decía que se piensa que los primeros habitantes del mundo provenían de allí. Dice que la ciudad es más antigua que el tiempo y allí se realizan sacrificios a dioses oscuros.
      Me llamó mucho la atención lo de "primeros habitantes del mundo". Sin duda es un misterio más en el universo de CdHyF, y espero que pronto Martín nos revele más información sobre las tierras mas lejanas.

      Eliminar
  4. Lo que me da mas miedo al pensar en estos profundos, es la frase de Melisandre y su vision, el primer gran ataque sera en las torres rodeadas de mar, o algo asi. Lo que me hace pensar que o los otros rodearan el muro y atacaran Pike, o seran directamente los profundos, aliados con los otros, o huyendo de estos.
    Mi teoria en todo caso, es que Pike caera antes incluso que el norte, y eso lo veremos gracias a nuestro amigo Aeron Pelomojado.
    De solo pensarlo me da nervios.

    ResponderEliminar
  5. Spoiler!!
    para los que no leyeron el adelanto del capitulo de vientos de invierno
    Euron Greyjoy tiene toda la pinta de que convocara a una fuerza sobrenatural, ya sea un kraken o tal vez a estos profundos con el sacrificio de sangre que esta por realizar :)
    si ya vimos dragones, zombies, niños del bosque (que pueden pasar como elfos o duendes), por que no sirenas?? jajaa me encantaria que entren en juego estas criaturas (junto con los dragones de hielo)... jajaa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...