lunes, 5 de octubre de 2015

Espadas valyrias: fuego, hechizos y sangre (1)

La mítica y misteriosa Valyria, surgida entre los fuegos de las Catorce Llamas y forjada gracias al poder de los Señores Dragón, se convirtió en una de las fuerzas más poderosas del mundo antiguo de Canción de Hielo y Fuego. Su poder se extendió a lo largo de gran parte del continente de Essos durante siglos y fueron muchas las maravillas que se crearon en el máximo apogeo de esta civilización, desde el corazón de la misma Volantis hasta la fortaleza de Rocadragón; pero si hay una obra de los antiguos valyrios que continúa asombrando y causando envidia en todo Poniente esa es el acero valyrio.
Lord Eddard con la espada valyria de la casa Stark: Hielo.
Para una cultura tan belicosa como la de los Siete Reinos poseer hojas forjadas con este acero, "mucho más liviano, más fuerte, y más afilado" que el mejor acero forjado en castillos se convierte en una cuestión de orgullo y prestigio. Las grandes casas nobles de Poniente se enorgullecen de poseer al menos una espada valyria que pase de generación en generación... y las que no la tienen hacen todo lo posible por hacerse con una.
Un buen ejemplo del prestigio que concede el poseer estas armas es cuando en Tormenta de espadas se nos habla de los intentos de Lord Tywin Lannister de hacerse con un mandoble de acero valyrio para su casa (huérfana de tal joya desde que el rey Tommen II de la Roca perdiera a Rugido en su insensato viaje a las ruinas de Valyria). Entonces se nos dice que "los señores [de casas menores] le entregarían de buena gana a sus hijas a cualquier Lannister que se las pidiera, pero conservaban las espadas familiares como tesoros".
El problema del acero valyrio, y  quizá también el origen de lo preciado que se ha vuelto, es que desde la caída de Valyria la forja de este metal es un secreto dominado por muy pocos. Las espadas que hay en el mundo son las que se conservan de los trabajos de los antiguos valyrios.
¿Sabemos su número? Pues según se dice en El Mundo de Hielo y Fuego:
Las espadas de acero valyrio que quedan en el mundo pueden contarse por miles, pero en los Siete Reinos solo hay 227 de tales armas de acuerdo a los Inventarios del archimaestre Thurgood, aunque algunas de los mismas ya se han perdido o han desaparecido de los anales de la historia.
Estas más de doscientas espadas que hay en Poniente sabemos que fueron llegando durante los dos siglos previso a que Valyria fuera destruida por la Maldición:
Dos siglos pasaron—siglos en los que las codiciadas espadas de acero valyrio comenzaron a llegar a los Siete Reinos con mayor rapidez que antes—pero no con tanta rapidez como para complacer a todos los señores y reyes que las deseaban.

La península de Valyria en la actualidad.
Debido a los siglos transcurridos y sobre todo al apocalíptico y repentino final de la civilización valyria es poco lo que sabemos sobre la forja de estas míticas armas, salvo que en un principio los valyrios extraían el acero de los propio volcanes que había en su península natal:
Las montañas ardientes de las Catorce Llamas eran ricas en minerales, y los Valyrios los anhelaban: cobre y estaño para el bronce de sus armas y monumentos; también hierro para el acero de sus legendarias espadas; y como siempre, también oro y plata para pagarlo todo.
Como ya he comentado arriba, hay una serie de características que hacen que el acero valyrio sea mucho mejor para la forja de armas: consigue que el metal sea más ligero y a la vez más fuerte, y el filo de estas armas nunca se pierde ni se embota por mucho que se use. No en vano, sabemos que muchas de las armas de acero valyrio que se mencionan en Canción de Hielo y Fuego siguen afiladas después de siglos en manos de algunas casas nobles.

¿Cómo se conseguían estos increibles resultados? Segun El Mundo de Hielo y Fuego:
Las propiedades del acero valyrio son bien conocidas, y son el resultado tanto del hierro plegado muchas veces para equilibrar y eliminar las impurezas, y el uso de hechizos (o al menos de artes que no conocemos) para dar una fuerza sobrenatural al acero resultante.  
El plegado múltiple del metal es el que le da el conocido aspecto ondulado a las hojas valyrias que siempre se menciona en Canción de Hielo y Fuego (y que nos lleva al inspiración histórica en la que se basó George R. R. Martin: el acero de Damasco). 
Pero sin duda, lo que más llama la atención es la referencia al "uso de hechizos" durante la forja. Como El Mundo de Hielo y Fuego está escrito desde el punto de vista de los maestres de la Ciudadela, encarnizados enemigos de todo lo que huele a magia o conocimiento arcano, no es extraño que añadan la coletilla "o al menos de artes que no conocemos" para intentar explicar un procedimientos que se han perdido.
La Antigua Valyria (por Ted Nasmith).
Sin embargo, todas las fuentes parecen coincidir en que en la Antigua Valyria se practicaba una magia poderosa, que se relacionaba de alguna manera con los sacrificios de sangre:
Un puñado de maestres influenciados por fragmentos de la obra del Septon Barth, sostienen que Valyria había usado hechizos para contener las Catorce Llamas durante miles de años, que su incesante hambre de esclavos y riquezas era tanto para sostener estos hechizos como para expandir su poder, y que cuando al fin esos hechizos decayeron, el cataclismo fue inevitable.
[...]
Algunos, enlazando la noción fantástica de la magia Valyria con la realidad de las ambiciosas casas Valyrias, argumentan que fue el incesante conflicto y engaño entre estas grandes casas lo que pudo desencadenar el asesinato de muchos de los respetados magos que renovaban y mantenían los rituales que contenían los fuegos de las Catorce Llamas.
Estos hechizos, por tanto, serían también parte fundamental a la hora de forjar las espadas. 
Ahora bien, ¿se olvidado el antiguo arte de la forja del acero valyrio con la Maldición? ¿Queda todavía algun lugar del mundo donde se puedan aprender los antiguos conocimientos de la civilización valyria? Parece que si, porque en Tormenta de espadas sabemos que Lord Tywin ordena fundir el mandoble de la casa Stark, Hielo, para forjar dos espadas diferentes. El artífice de tal obra es el maestro armero Tobho Mott que reconoce que:
[...]el acero valyrio es testarudo. Se dice que las viejas espadas tienen memoria y no cambian con facilidad. Lo trabjé con medio centenar de hechizos y aclaré el rojo una y otra vez, pero el color siempre se oscurecía, como si la hoja le estuviera bebiendo el sol. Y algunos pliegues no admitían el rojo en absoluto, como podéis ver.
Lamento de Viuda y Guardajuramentos en Juego de tronos de HBO.

¿Dónde aprendió Tobho Mott tales habilidades? Una vez más El Mundo de Hielo y Fuego nos aclara nuestras dudas al respecto:
Esas artes ahora se han perdido, aunque los herreros de Qohor afirman todavía conocer los hechizos para reforjar el acero valyrio sin que este pierda su fuerza o su capacidad sin igual para mantenerse afilado.
Sin duda esto último es cierto, porque sabemos que tanto Lamento de Viuda como Guardajuramentos (las dos espadas forjadas a partir de Hielo) conservan todas las características del acero valyrio original.
La Ciudad Libre de Qohor, último refugio de la forja del acero valyrio.
Son muchas las referencias en Canción de Hielo y Fuego a las habilidades de los herreros de la Ciudad Libre de Qohor, algo que se repite en la enciclopedia El Mundo de Hielo y Fuego al hablarnos del lugar:
[...]las forjas de la ciudad no tienen paragón. Las espadas, cuchillos y armaduras qohorienses son incluso superiores al mejor acero forjado en castillos de Poniente, y los herreros de la ciudad han perfeccionado el arte de la infusión de colores profundos en los metales que trabajan, produciendo armaduras y armamento de belleza perenne. De todos los lugares del mundo, solo aquí se ha preservado el arte de reforjar el acero valyrio, un secreto celosamente custodiado.
El maestre Pol, un ponienti que vivió durante largo tiempor en Qohor para investigar la forja de metales, nos confirma el gran celo que se tiene sobre el asunto:
El tratado del maestre Pol acerca del trabajo de los metales qohoriense, escrito durante sus varios años de residencia en la Ciudad Libre, revela cuán celosamente se guardaban los secretos: fue tres veces azotado públicamente y echado fuera de la ciudad por hacer demasiadas preguntas. La última vez, también le cortaron la mano después de acusarlo de robar una hoja de acero valyrio.
Este secretismo podría deberse a ser el único lugar del mundo donde se conserva el valioso secreto de la forja, pero parece que también está relacionado con un aspecto más siniestro de Qohor. No en vano se dice que:
En el folklore, incluso tan lejos como en Poniente, Qohor es usualmente llamada la Ciudad de los Hechiceros, ya que se cree que las artes oscuras aún se practican aquí. Los rumores hablan de adivinación, magia de sangre, y necromancia, aunque tales informes rara vez pueden ser probados.
Es cierto que la Cabra Negra, la oscura deidad que se adora en Qohor desde hace milenios:
demanda sacrificios de sangre diarios. Terneros, bueyes, y caballos usualmente son entregados como sacrificios en los altares de la Cabra Negra, pero en los días sagrados los criminales condenados pasan bajo los cuchillos de los sacerdotes encapuchados, y se dice que en tiempos de peligro y crisis los nobles de la ciudad ofrecen a sus propios hijos para aplacar al dios, de modo que éste defienda a la ciudad.
Altar de sacrificios de la Cabra Negra en Qohor.
Sin embargo parece que los herreros de Qohor no tienen nada que ver con esto y que en su lugar utilizan su propia versión de los sacrificios de sangre con un motivo más mundano: la forja de espadas valyrias. No en vano los escritos del maestre Pol citado más arriba, que fue expulsado de Qohor por sus investigaciones sobre el acero valyrio, nos sirven para sospechar que la magia de sangre tiene cierta importancia para replicar lo que se hacía en la Antigua Valyria antes de la Maldición:
De acuerdo con Pol, la verdadera razón de su exilio final fue su descubrimiento de los sacrificios de sangre –incluyendo el asesinato de esclavos tan jóvenes que llegaban a ser niños– que los herreros qohorienses utilizaban en sus esfuerzos para producir un acero que igualara al del Feudo Franco.
¿Era por tanto la magia de sangre la fuente última de las particularidades del acero valyrio? Las fuentes, tan dispersas y perdidas a lo largo de los siglos transcurridos desde la Maldición, no llegan a aclararlo lo suficiente. En todo caso si esto fuera cierto cabría preguntarse que tipo de hechizos utilizó el maestro armero Mott en su forja de Lamentos de Viuda y Guardajuramentos.


SEGUNDA PARTE
TAMBIÉN en FACEBOOKTWITTER

4 comentarios:

  1. muy buen ensayo, me llama mucho la atencion que podria haber hecho el herrero para forjar guardajuramentos y lamento de viudas.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Yo creo que la batalla del amanecer se gana gracias a que Azor Ahai forja dueña de luz la primera espada de acero valyrio, conociendo asi la forma de forjar ese tipo de acero, con hechizos y sacrificios de sangre.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...