sábado, 10 de octubre de 2015

El mundo de El Mar Quebrado

La trilogía juvenil de Joe Abercrombie titulada genéricamente El Mar Quebrado, y de la que ya se han publicado en España los dos primeros volúmenes Medio Rey y Medio Mundo, nos lleva a una historia de inspiración claramente vikinga. A pesar del 'realismo' con la que el escritor inglés narra su historia, hay también un elemento mítico en toda ella: la existencia de los elfos. En sus dos libros hay multitud de referencia a las antiguas ruinas élficas que han quedado repartidas por el mundo, lugares malditos en los que muy pocos se atreven a entrar, así como al suceso que causó la desaparición de los elfos: la Ruptura de la Diosa.
Aunque todavía queda mucho por aclarar, en Medio Mundo Abercrombie nos deja una serie de pistas muy reveladoras sobre la ambientación de su saga juvenil.
[A partir de aquí SPOILERS importantes de Medio Mundo y El Mar Quebrado]



Para empezar, la nueva novela de la saga deja bien claro que el mundo donde transcurren las aventuras de Yarvi, Espina y Brand es el nuestro. Eso sí, en un futuro más o menos lejano donde una catástrofe ha acabado con los avances tecnológicos y científicos devolviéndonos de esa manera a una época cuasi medieval.
Los legendarios 'elfos', constructores de ciclopeas ciudades y poseedores de grandes conocimientos 'mágicos', sería por tanto nuestra civilización actual que desencadenó esa catástrofe todavía desconocida que ha pasado a la leyenda como la "Ruptura de la Diosa".

Como es habitual en Joe Abercrombie el escritor ha ido dejando pistas de esta trasfondo en Medio Rey, pero queda totalmente claro con la lectura de Medio Mundo. Para empezar, todas las descripciones de ruinas élficas son claramente de ciudades modernas, como podemos leer en el capítulo Preparada o muerta cuando atraviesan los restos de la "ciudad élfica" de Smolod:
Las ruinas élficas se agolpaban a las dos orillas del río: altísimas torres, bloques y cubos, cristal élfico hecho añicos que relucía con lo tenues rayos del sol.
[...]
Delante del barco había un puente, si se podía llamar puente a algo construido a semejante escala. En algún tiempo una esbelta calzada debió de cruzar el río sobre un solo e inmenso ojo, entre dos impresionantes torres que dejaban enana la construcción más alta de la ciudadela de Thorlby. Pero el puente se había derrumbado hacía siglos y quedaban enormes piedras colgando de enmarañadas cuerdas de metal, una de las cuales osciló un poco con el más leve de los crujidos mientras el Viento del Sur pasaba por debajo.
[...]
-Es una ciudad entera.
-La ciudad élfica de Smolod. -Skifr estaba apoltronada en la toldilla, mirándose las uñas como si unas colosales ruinas élficas apenas fueran dignas de mencion-. Antes de la Ruptura de la Diosa, tenía millares de habitantes. Millares de millares. Refulgía con la luz de su magia y el aire estaba cargado de la canción de sus máquinas y el humo de sus poderosos hornos. -Dio un largo suspiro-. Todo perdido. Todo olvidado.
Pero por si esto no fuera lo suficentemente esclarecedor, mas adelante en el capítulo Júbilo de batalla la mercenaria Skifr da muerte a unos cuantos miembres del Pueblo del Caballo haciendo uso de la "magia élfica": nada más y nada menos que un arma de fuego de algún tipo. Hasta el padre Yarvi examina con atención los casquillos que salen de la "reliquia élfica" sin poder explicar que tipo de instrumento es.
Ahora bien, si la trilogía de El Mar Quebrado transcurre en nuestro mundo ¿podemos identificar con mayor exactitud los lugares geográficos? En esta búsqueda contamos con la ayuda de la nomenclatura y en especial de una conversación muy reveladora que tiene lugar en el capítulo La furia de los dioses:
-¿Por qué se llama el Divino, a todo esto? -preguntó Koll [...]-. No le veo yo mucho de sagrado.
-He oído que es porque la Diosa Única bendijo su agua por encima de todas las demás -dijo la voz ronca de Dusdovoi.
Odda miró con gesto interrogativo la lúgubre espesura que los acechaba desde las dos orillas.
-¿A tí esto te parece muy bendecido?
-Los elfos conocía los auténticos nombres de estos ríos -dijo Skifr, que se había preparado una especie de lecho entre el cargamento para guarecerse-. Nososotros los llamamos Divino y Denegado porque es lo más que llegan nuestras torpes lenguas humanas.
Y efectivamente Divino y Denegado (Divine y Denied en inglés) tienen mucho parecido con dos nombres de ríos actuales: el Dviná y el Dniéper, cuyos cursos sirven de enlace entre el Mar Báltico y el Mar Negro (y precisamente, así los usaron en la Edad Media los vikingos, y así los usan los tripulantes del Viento del Sur en Medio Mundo).
Guiándose por esta referencia el blogero Adam Whitehead se ha atrevido a situar en un mapa de Europa diversos lugares del Mar Quebrado y el Mar Dorado.


En otros foros algunos lectores también se han atrevido a identificar los lugares donde transcurre la acción de las dos novelas de Joe Abercrombie. Este segundo mapa resulta particularmente revelador porque muestra que solo hay que girar la proyección cartográfica para comprobar el gran parecido con el mapa de Medio Mundo.

Aquí os dejo mi propia versión, señalando los nombres que podemos identificar con mayor claridad.


Como podemos ver hay una serie de cambios muy importantes (como que el Mar Báltico se ha hecho más pequeño al convertirse en el Mar Quebrado,que Bulgaria ha desaparecido bajo el Mar de los Sueños, o que Crimea y Riga son ahora islas) que parecen sugerir que el cataclismo que asoló nuestra civilización fue lo suficientemente destructor como para cambiar la geografía global.
De hecho ya hemos visto que en las leyendas tiene un nombre lo suficientemente esclarecedor: la Ruptura de la Diosa. Queda por descubrir qué fue este suceso catastrófico que acabó con la "civilización élfica", del que solo nos llegan mitos y leyendas lejanos. La referencia más clara al respecto (en el capítulo Preparada o muerta) dice:
[...] la isla encantada de Strokom, que la Clerecía había prohibido que hollara el hombre. En ella acechaban la enfermedad, la muerte y cosas peores que la muerte, ya que los elfos habían blandido una magia capaz de romper a la Diosa y destruir el mundo.

Solo la tercera parte de la saga, Media Guerra, podrá arrojar un poco de luz sobre este enigma que ha ido construyendo Joe Abercrombie.

¿Qué os parecen estas suposiciones geográficas? ¿Localizáis algun sitio más de nuestro mundo actual en los mapas de El Mar Quebrado?
TAMBIÉN en FACEBOOK y TWITTER

15 comentarios:

  1. ¡Uao! ¡Pedazo de entrada! La verdad es que yo no me había parado a buscar estos paralelismos geográficos y hacen que esta saga sea todavía más brutal. Me quedo alucinada y estudiando los mapas un poco más. Mil gracias por esta pedazo de entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Soy un loco de la cartografía fantástica y la referencia a los nombres de los ríos me escamó muchísimo. Fue ponerse a buscar por la red y ver que habia más gente que se había fijado en lo msimo :)

      Eliminar
  2. Hola :) Me quito el sombrero con esta entrada. Cuanto paralelismo hipotetico escondido bajo esas paginas la verdad, creo que nunca se me hubiera ocurrido tanto. Además todo tiene bastante sentido, leeré atento Media guerra cuando nos llegue, a ver si arroja más pistas hacia estas impresionantes suposiciones. De ser ciertas, Abercrombie es todavía más grande de lo que ya es. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que es un lujo poder leer un libro llenos de detalles escondidos, esperemos que como dices Media Guerra traiga más información. Seguro que Abercrombie se guarda más ases en la manga para su final.
      :)

      Eliminar
  3. ¡Impresionante! A mí no se me habría ocurrido nada de esto, lo que nos demuestra que Abercrombie es incluso mucho mejor escritor de lo que pensamos, escondiendo la verdad delante de nuestros ojos sin que la podamos ver con claridad, a eso llamo yo maestría.
    Gracias por la entrada, ahora leeré Media Guerra con otros ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Yo también estoy deseando saber que revelaciones nos tendrá preparadas Abercrombie para Media Guerra :)

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Esto mismo hablé con "Lectora Naufraga" cuando ambas acabamos la trilogía. Pls, es que es tan putamente obvio. Aunque claro, el nombre de la Diosa tiene 7 letras. Adivina e.é

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no recordaba yo eso, se repite varias veces en la trilogía... ahora ya me he quedado pillado xD

      Eliminar
  6. hay gente que se aburre muxo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Una entrada muy interesante!
    No sabía que hubiera teorías respecto a estos detalles, hasta que alguien me ha recomendado entrar en tu blog. Me siento un poco torpe por no haber visto esas pistas en Medio Mundo, creo que estaba más centrada en la historia en sí que en fijarme en este tipo de detalles. Eso sí, el paralelismo resulta bien claro y más obvio en Media Guerra, y cuanto más lo pensaba más sentido tenía. ¡Es genial!
    Son los primeros libros que leo del autor y me ha encantado descubrir que esconde tantos mensajes en su historia.
    Gracias por la entrada =).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Lo del "arma élfica" me parece el punto clave, claro que si no lo piensas mucho te puede pasar desapercibido en un primer momento.
      Gracias por comentar :)

      Eliminar
  8. Y yo creyéndome inteligente por haber pensado todo esto sin saber que desde el principio se establecía que era nuestro mundo jajajaj.
    Yo había visto muy claro lo de las armas de fuego y estaba casi segura de que eso de romper a la Diosa podía ser un arma atómica o parecida, pero, ¡qué entrada más completa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en el primero no me percaté de nada, pero en el segundo las cosas quedan bastante claras. Y lo del mapa es una genialidad, me encanta.
      ¡Gracias por comentar! :)

      Eliminar
  9. Buenas. Genial entrada. Sin embargo hay alguna cuestión que distorsiona las posibilidades de encontrar más localizaciones comunes al Mar Quebrado y el Báltico. En el mundo de Yarvi no existe el golfo de Botnia, está cerrado por lo que yo creo que Vasterlandia debe situarse en el sur de Finlandia. Gracias por tu blog, es muy interesante para los que amamos la literatura fantástica. Saludos, Rick.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...