viernes, 3 de julio de 2015

La maldición de Harrenhal (2)

Después de concluida la conquista de los Siete Reinos Aegon Targaryen necesitaba asegurarse de que la paz se asentaba en sus nuevos dominios. Uno de los lugares que echaba en falta un nuevo señor era la abandonada y calcinada fortaleza de Harrenhal. Debido a su estratégica posición y sus todavía impresionantes fortificaciones defensivas, Aegon el Conquistador quiso dejarla en manos de un vasallo que fuera de su plena confianza. Para ello se volvió hacia alguien que conocía perfectamente: Ser Quenton Qoherys, maestro de armas de Rocadragón.
Harrenhal (por Ted Nasmith).
Quenton fue nombrado señor de Harrenhal y recibió el tratamiento de Lord, así como el control de las amplias tierras que rodeaban Harrenhal. A partir de entonces sería vasallo directo del Señor de las Tierras de los Ríos: Edmyn Tully. Para afianzar sus alianzas con el señor de Aguasdulces, Lord Quenton Qoherys se casó su hija (como se nos narra en El Mundo de Hielo y Fuego) :
el recién nombrado Lord Quenton Qoherys -una vez maestro de armas en Rocadragón, y para entonces señor de las ruinas de Harrenhal y de sus considerables tierras- tomó la hija de Lord Tully por mujer.
Emblema de la casa Qoherys.
Lo que sin duda fue una decisión acertada de ambos señores, pero que a la larga traería numerosos problemas a la tierras aledañas al Tridente como bien nos dicen los cronistas:
esta demostraría ser una conexión problemática, aliviada sólo por el rápido y triste final de la casa Qoherys
No sabemos mucho más del gobierno de Lord Quenton, pero debió cumplir bien con sus funciones y ser un vasallo leal, ya que su nieto acabó heredando sus títulos. Este fue Lord Gargon Qoherys, que bien pronto demostró ser un hombre muy diferente a su antecesor.
Gargon debió heredar Harrenhal unos años antes de la muerte de Aegon el Conquistador y pronto fue conocido en sus dominios como Gargon el Invitado debido a su costumbre de asistir a todas las bodas que tenían lugar en sus tierras para ejercer su derecho a la primera noche.
A la muerte de Aegon I en 37 Después de la Conquista (DC), este fue sucedido por su hijo Aenys I que muy pronto tuvo que hacer frente a numerososo problemas (como la rebelión de la Fe Militante, que no podía soportar el origen incestuoso de los Targaryen, y revueltas entre algunos de sus vasallos más importantes).
Sin embargo, el comportamiento de Gargon Qoherys fue uno de los primeros conflictos a los que tuvo que enfrentarse al rey primerizo, y de una forma que nadie podría haber imaginado. Evidentemente, el comportamiento del señor de Harrenhal le había ganado el rechazo de gran parte de sus vasallos, que veían como sus hijas eran ultrajadas el día de su boda, así que en su desesperación buscaron ayuda en un bandido de la Tierra de los Ríos conocido como Harren el Rojo. Este aseguraba ser nada menos que uno de los hijos supervivientes de Harren el Negro (algo bastante difícil de creer sabiendo el final que tuvieron los miembros de la casa Hoare).
En todo caso, los bandidos de Harren el Rojo decidieron golpear en el propio Harrenhal y, con los antecedentes relatados arriba:
No es ninguna sorpresa que el padre de una dama a la que Lord Gargon desfloró abriera una poterna a Harren el Rojo y su banda de forajidos
Gracias a esta ayuda, Harrenhal sufrió la primera traición interna de su historia, y los bandido se hicieron con el control absoluto de la fortaleza y capturaron vivo a Lord Gargon Qoherys. Debido a sus desmanes cometidos con el pueblo llano, la 'justicia' que se le aplicó fue de todo menos piadosa:
Lord Gargon fue castrado en el bosque de dioses del castillo y se le dejó morir desangrado
Aenys I (por Amok).
Tras esto, Harren el Rojo se nombró a si mismo Señor de Harrenhal y Rey de los Ríos.
Si el nuevo "rey" pretendía tener un dominio placentero sobre Harrenhal se equivocaba. Por entonces el verdadero rey de los Siete Reinos, Aenys I, se encontraba de visita en Aguasdulces. En cuanto las noticias de lo ocurrido en Harrenhal llegaron hasta sus oídos, el rey ordenó marchar sobre la fortaleza del Ojo de Dioses para restaurar la paz.
Las tropas del Rey y de Lord Tully se pusieron en marcha inmediatemante, pero cuando llegaron al lugar:
encontraron Harrenhal vacío, los hombres leales a Gargon pasador por la espada, y Harren el Rojo y sus seguidores volvieron a bandolerismo.
Este fue el final del dominio de la casa Qoherys sobre Harrenhal, añadiendo un eslabón más a la sangrienta historia del lugar.
Aenys I sabía que Harrenhal era vital para el control de las tierras del Tridente, así  que rapidamente buscó un nuevo señor para la fortaleza de Harren el Negro. El elegido fue Lucas Harroway, que se trasladó al lugar con su hija Alys.
El dominio de la casa Harroway sobre Harrenhal demostraría ser breve, y nuevamente acabaría con un final inesperado y sangriento. Mientras tanto, Aenys tenía que seguir haciendo frente a diversas revueltas en el Valle de Arryn o las marcas dornienes, así que recurrió a su hermano Maegor. Este era un hábil y brutal guerrero, que portaba la espada Fuegoscuro (la espada de Aegon el Conquistador) y que por entonces ya estaba casado con Ceryse Hightower, sobrina del Septón Supremo.
Alys Harroway (por Magali Villeneuve).
Maegor puso pronto fin a las rebeliones, y para premiarlo su hermano Aenys I le nombró Mano del Rey. Sin embargo, su nombramiento solo duró dos años porque en 39 DC (cuando todavía vivía su esposa Ceryse Hightower):
Maegor conmocionó al reino con el anuncio de que había tomado una segunda esposa -Alys de Casa Harroway- en secreto. Se había casado con ella en una ceremonia valyria oficiada por la Reina Visenya a falta de una septon dispuesto a casarlos. La protesta pública fue tal que Aenys finalmente fue obligado a exiliar a su hermano.
Maegor marchó a Pentos acompañado por Aly, donde vivirían hasta 42 DC, cuando falleció Aenys I. A pesar de que había varios hijos varones herederos del Trono de Hierro, Maegor regresó inmediatamente a Rocadragón y se coronó Rey de los Siete Reinos. El nuevo rey tuvo que hacer frente a la oposición de los hijos de Aenys y a diversos señores contrarios a su gobierno, pero en el 43 DC derrotó y mató a Aegon Targaryen (primogénito de Aenys I) junto a Ojo de Dioses.
En esa época Maegor I no ocultaba ya que tenía varias esposas. La reina oficial era Alys, hija de Lucas Harroway el señor de Harrenhal que como premio por apoyar a Maegor fue nombrado Mano del Rey. Al mismo tiempo seguía viva la primera esposa del rey, Ceryse, y en 42 DC se casó con su amante de Pentos Tyanna de la Torre (hija bastarda de un magíster de la Ciudad Libre). Tyanna pronto ascendió en importancia al convertirse en Consejera de los rumores, y era temida por todos en la corte porque se decía que practicaba la brujería.
Sin embargo, el principal quebradero de cabeza para Maegor era que seguía sin heredero. Su hermano Aenys I había dejado otros dos hijos varones (aparte del fallecido Aegon). Mientras Maegor no engendrara un heredero su dominio sobre los Siete Reinos siempre sería puesto en duda. 
Hasta entonces ninguna de sus tres esposas había concebido. Finalmente, la reina Alys Harroway quedó encinta:
Ella fue la primera mujer en quedar embarazada del rey en el año 44 DC, pero perdió al bebé poco después. Lo que expulsó de su seno era una monstruosidad, sin ojos y retorcido, y en su furia Maegor culpó y ejecutó a sus parteras, septas, y el Gran Maestre Desmond.
Maegor ya había demostrado ser un hombre brutal, pero ahora la situación tomó un rumbo realmente peligroso para los Harroway debido a las maquinaciones de la ambiciosa Tyanna de la Torre. Según leemos en El Mundo de Hielo y Fuego:
Emblema de la casa Harroway.
Tyanna de la Torre convenció al rey de que el niño era el producto de los amoríos de Alys, lo que le llevó a ordenar la ejecución de la reina Alys, sus damas de compañía, su padre y Mano, Lord Lucas, y cada Harroway o pariente de Harroway que el Rey Maegor pudo descubrir entre Desembarco del Rey y Harrenhal.
Una vez más en la historia, una casa entera fue borrada de Poniente en un sangriento y desproporcionado castigo. Más aún si tenemos en cuenta que unos años más tarde, en 48 DC, la propia Tyanna fue ejecutada debido a que:
confesó ser la responsable de las monstruosidades nacidas de las otras esposas del rey, afirmando que había envenenado a las reinas.
Maegor en persona le arrancó el corazón con Fuegoscuro y se lo dio a comer a sus perros. Por entonces, ya todo el mundo lo conocía como Maegor el Cruel.

Solo habían trascurrido 44 años desde que Harren el Negro y su estirpe había perecido calcinados entre los muros de la fortaleza, y la maldición de Harrenhal ya se había llevado por delante a tres casas nobles enteras. Sin embargo, no serían las últimas.


TERCERA PARTE
SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...