lunes, 15 de diciembre de 2014

Reseña: Los Diez Mil, de Paul Kearney

SINOPSIS: Rictus es el último superviviente del ejército de su ciudad natal, Isca, una polis famosa por su destreza militar aun entre el aguerrido pueblo macht que, sin embargo, no ha podido evitar ser destruida por la alianza de sus enemigos. Sin patria y sin familia, Rictus no cuenta más que con su formación de soldado. Como mercenario, pondrá su habilidad al servicio de Phiron, un ambicioso general que ha reunido un ejército de diez mil guerreros a sueldo para internarse en el Imperio asurio y tomar el poder sobre él. Aunque las primeras escaramuzas se decantan del lado de los Diez Mil, pronto un inesperado revés pondrá las cosas más difíciles para la expedición macht, que deberá emprender una agónica retirada a través de territorio hostil, abriéndose paso por la fuerza y dejándose el pellejo en el empeño hasta entrar en la leyenda.

RESEÑA: Hay historias reales que parecen sacadas de la mente del escritor más imaginativo, aventuras épicas que superan cualquier narración que puda surgir de la mente humana. No en vano, muchos son los autores que se sirven de la historia real para darle mayor fuerza a sus mundos fantásticos (ahí tenemos a George R. R. Martin y el inteligente uso que ha hecho de la Guerra de las Dos Rosas en su saga de Hielo y Fuego). El irlandés Paul Kearney es otro de esos autores actuales que cultivan una fantasía sucia que se nutre de la realidad, y que se dio a conocer a finales de los noventa con su pentalogía Las Monarquías de Dios.
Para el comienzo de su nueva saga (La trilogia de los Macht) Kearney recurre a uno de esos momentos históricos que parecen pura ficción: la historia de un grupo de más de 10.000 mercenarios griegos que son contratados para instaurar en el trono del Imperio persa a un pretendiente. Cuando la rebelión fracasa, los mercenarios griegos se encuentran de pronto abandonados a su suerte en el corazón del país de sus enemigos ancestrales. El viaje de retorno de estos mercenarios griegos se convierte en una verdadera odisea, que es narrada en el texto clásico Anábasis de Jenofonte (y que fue uno de los propios capitanes del ejército griego).
Esta la base histórica real sobre la que Kearney cimenta su novela, porque Los Diez Mil es fantasía épica pura y dura, pero que transcurre en un mundo creado que bebe claramente de la imagineria de la Grecia clásica. El propio autor recurre sin ningún pudor a multitud de términos griegos para nombrar personajes, objetos y realidades del mundo de los Macht (Antimone, aichme, quitón, kerusia, othismos, y un largo etc) que hacen que con cuatro pinceladas el mundo Harukush resulte de lo más creible al lector. Lo mismo se puede decir del Imperio Ashurio, claro trasunto del Imperio persa.
Aunque Kearney nos presenta una historia narrada a través de diversos puntos de vista, podríamos decir que son tres los protagonistas principales de la novela: Rictus, Gasca y Jason. Los tres son mercenarios macht, pero cada uno ha llegado a su oficio de una manera diferente. Rictus es el único superviviente de una ciudad arrasada, que ha perdido a todo lo que hasta entonces era su vida; Gasca es un novato que no ha probado el combate con sueños de gloria y oro; y Jason es un veterano de cien batallas que ahoga su vacío interior en vino y mujeres. A través de sus ojos conoceremos la aventura descabellada de los más de 10.000 macht que se internan en el territorio de sus enemigos ancestrales.
Y es que otro de los puntos fuertes de Los Diez Mil es la habilidad de Kearney para tratar las escenas de combates (que son unas cuantes en esta novela de poco más de 300 páginas). El irlandés se suma a esos autores modernos (entre los que se pueden contar grandes como Abercrombie, Sanderson o Erikson) que se mueve con maestría en las escenas de acción, y todos los combates de esta primera entrega de la trilogía resultan de lo más visuales y dinámicos. También hay que reconocerle el mérito de saber trasladar a las páginas de la ficción fantástica una forma de combate histórica, la falange griega, con gran realismo y autenticidad. Se nota que Kearney es un enamorado de la historia bélica, y que los macht se armen de corazas, escudos, lanzas, jabalinas y cascos de bronce no es casualidad.
El punto más flojo de toda la obra quizá sea el dibujo de los personajes, que parece bastante simple y sencillo, sin penetrar demasiado en lo que podía dar de si su diversidad. Es como si Kearney se hubiera quedado en la superficie de los diversos estereotipos de guerreros, esbonzándolos pero sin desarrollaros del todo. A lo largo de toda la novela la historia general prevalece sobre los diferentes personajes, que quedan un poco en segundo plano.
Los Diez Mil es una novela bélica que se lee con rapidez, con capítulos breves que nos permiten movernos entre los puntos de vistas de varios personajes, tanto macht como del Imperio Ashurio. Además, esta primera parte es bastante autoconclusiva por lo que cualquiera puede enfrentarse a ella sin tener que verse comprometido a leer entera la trilogía de la que forma parte. Por lo tanto no tengáis miedo de embarcaros con los mercenarios macht en busca de aventuras al otro lado del mar, cruzando cargados solo con escudos y lanzas las tierras plagadas de enemigos del mayor imperio existente.
FICHA
Los Diez Mil (Trilogía Los Macht 1)
Paul Kearney
Editorial Alamut
312 páginas
21,80 euros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...