domingo, 21 de diciembre de 2014

La carta de Nymor Martell o por qué Dorne nunca fue conquistado (2)

Aegon lee la carta de Nymor Martell.
En la primera parte os resumía los intentos de conquistar Dorne por parte de Aegon I y sus hermanas Visenya y Rhaenys. Los Targaryen se embarcaron en una larga e infructuosa campaña para intentar someter al Trono de Hierro el último reino libre de Poniente. Como bien sabemos todos, no lo lograron. 
En su lugar se empantanaron en una guerra de guerrillas con los dornienses, con los ejércitos sureños escondiéndose de los dragones Balerion, Vhagar y Meraxes, abandonando las ciudades a los ejércitos invasores y refugiándose en lo más recóndito de los desiertos.
Finalmente, los dornienses lograron uno de sus mayores logros en la guerra y algo que nadie en la historia de los Siete Reinos había hecho hasta entonces: matar un dragón. En Sotoinfierno, los Uller derribaron a Meraxes con el cuadrillo de un escorpión, y su jinete, la Reina Rhaenys, cayó con él. Los estudiosos de la historia difieren en cuanto al destino de la joven Targaryen: unos dicen que murió junto con el dragón, otros que sufrió un largo tormento en manos de los Uller hasta finalmente fallecer en sus calabozos. En todo caso, los maestres dan como su fecha de fallecimiento ese año 10 DC (Después de la Conquista).
A continuación llegaron los años llamados de la Ira del Dragón, y el fallecimiento de la Princesa Meria Martell, el Sapo Amarillo. Despúes de casi 9 años de guerra ininterrumpida se sentaba en el trono de Dorne un nuevo Príncipe: Nymor Martell.

Nymor era un hombre mayor, cansado de tantos años de combate y guerra contra los Dragones que habían convertido Dorne en un lugar lleno de ruinas quemadas. Los dornienses eran un pueblo orgulloso, dispuesto a resistir hasta el final, pero su nuevo Príncipe pensaba de manera diferente.
Por lo tanto, nada más sentarse en el trono de Lanza del Sol envió una delegación a Desembarco del Rey encabezada por su propia hija y heredera, la Princesa Deria. La delegación llevaba con ellos la calavera de Meraxes, como regalo para el Rey Aegon, y fue recibida con mucho recelo en la capital (Lord Oakheart llegó a sugerir que enviaran a Deria al burdel más humilde de la ciudad para complacer a cualquier hombre que quisiera tenerla). Sin embargo, Aegon no permitió tal cosa y dejó que la delegación hablara.
Deria Martell aseguró que su padre quería la paz, pero la paz de dos reinos iguales, no entre un vasallo y un señor. Los cortesanos se mostraron en desacuerdo, y aconsejaron a Aegon que rechazara la oferta con la frase "no hay paz sin sumisión".
El Conquistador estaba dispuesto a hacer esto cuando de repente la Princesa Deria se acercó para entregarle una carta escrita por su propio padre, el Príncipe Nymor.
Aegon la leyó en el Trono de Hierro, y los hombres dicen que cuando se levantó, su mano estaba sangrando, pues con tanta fuerza la había apretado. Quemó la carta y se fue de inmediato en la espalda de Balerion a Rocadragón. Cuando regresó a la mañana siguiente, estuvo de acuerdo con la paz y firmó un tratado en ese sentido.
¿Sorprendente? Desde luego. Un hombre de la voluntad de Aegon, firme y decidido, cambia totalmente de opinión después de leer una carta (que solo el pudo leer). ¿Qué ponía en esa carta que hizo que el Conquistador cambiara radicalmente de pensamiento?
Solo podemos especular al respecto, como han hecho desde entonces los maestres de los Siete Reinos. Unos cuantos sostienen la teoría de que Rhaenys Targaryen seguía viva en Dorne, presa de los Uller en Sotoinfierno desde la muerte de Meraxes. Ya hemos visto en la primera parte de este artículo que el cadáver de la Reina Targaryen nunca fue devuelto a Desembarco del Rey (al contrario que la calavera de Meraxes), algo bastante raro.
Ya hemos visto que en otras negociaciones de paz en los Siete Reinos, por cortesía, se devolvían los cadáveres de enemigos caídos, aunque solo fuera en forma de huesos (como en Choque de Reyes, cuando Tyrion envía los restos de Eddard Stark a Aguasdulces). Si los Martell querían firmar la paz con los Targaryen, que menos que enviar el cuerpo de Rhaenys a Desembarco del Rey como gesto de amistad. Por lo tanto, existen muchas posibilidades de que la más jóven de los hermanos Targaryen siguiera prisionera, mutilada o torturada, en Sotoinfierno o alguna otra fortaleza dorniense.
Quizá en su carta el Príncipe Nymor amenzaba con asesinar a Rhaenys de una forma cruel, o justo lo contrario, acabar de una vez con sus tormentos dándole una muerte rápida si Aegon terminaba de una vez con las hostilidades contra Dorne. Recordemos que Rhaenys era la hermana preferida de Aegon, así como su esposa más amada. No cabe duda de que Aegon haría cualquier cosa por su bienestar, hasta pnerle fin a una guerra que duraba años.
Sin embargo, hay algo muy raro en todo el comportamiento del Rey, y es su actitud nada más terminar de leer la carta. Aegon marchó inmediatamente a Rocadragón, como si necesitara comprobar algo. Esto nos lleva a una segunda opción, también insinuada en The World of Ice and Fire:
¿Le amenazaba con tomar toda la riqueza de Dorne para contratar a los Hombres Sin Rostro para matar al joven hijo y heredero de Aegon, Aenys?
Rocadragón seguía siendo la fortaleza preferida de Aegon, y en ella moraba en ese entonces su hijo y heredero Aenys. Quizá el Rey tuvo que volar inmediatamente hasta la isla volcánica para asegurarse de que seguía con vida. Un Hombre Sin Rostro quizá fuera amenaza suficiente para que el Rey Targaryen se repensara sus intereses en Dorne.
Pero hay una tercera opción que no se menciona explícitamente en la enciclopedia, pero igualmente válidad. El vuelo de Aegon a Rocadragón sigue resultando significativa para esta teoría.
Huevos de dragón.
¿Qué había en esa época en la isla que fuera igual de importante para los Targaryen? Pues algo clave para mantener su preponderancia sobre el resto de casas nobles de los Siete Reinos: huevos de dragón.
Antes de la construcción de Pozo Dragón en la capital del reino durante el gobierno de Maegor el Cruel, los dragones se criaban en libertad en la la isla del Mar Angosto donde los Targaryen llevaban aposentados desde hacía más de 100 años, así que no es descabellado pensar que en ese tiempo debía existir alguna camada fruto de Balerion, Vhagar y Meraxes.
¿Se atrevieron los Martell a hacerse con una camada de huevos de dragón para intentar criarlos en Dorne? ¿Voló a Rocadragón Aegon para comprobar que todo seguía en orden? Recordemos que los dornienses también pudieron tener cautiva durante un tiempo a Rhaenys antes de morir, por lo que se puede llegar a pensar que lograron que la Reina Targaryen les transmitiera sus conocimientos sobre como criar dragones... o que los Martell llegaran a creer que los podrían criar. Es más, ¿habrían sido capaces los Martell de tratar de mezclar su sangre con los Targaryen para obtener una casta de bastardos 'jinetes de dragón'? Con Rhaenys, inerme y cautiva, sus captores podrían hacer con ella lo que quisieran...
¿Que opinais vosotros de estas teorías? 


SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER

6 comentarios:

  1. Las 3 opciones son válidas. Pero la tercera es la peor de todas.

    ResponderEliminar
  2. la última me da escalofríos, es espantosa y por ello mismo muuuy posible de que sea verdad, y si lo sumas a la teoría de la mutilación...por los Siete!

    ResponderEliminar
  3. Siendo Aegon como era un conquistador, sí Rhaenys hubiera sido cautiva y "violada" para mezclar sangre Targaryen con Dorniense, acabaría con la "sangre pura" Valirya y no creo que hubiera sido pasado por alto, por eso no creo que haya sido por ahí. Sí ese fuera el caso Aegon hubiera destruido Dorne hasta sus cimientos, después de todo ya tenía 6 partes del reino de lado.
    A todos los territorios conquistados, se les permitió conservar sus tierras y su cultura lo único que difería es que le debían lealtad a la corona. Esto tarde o temprano hubiera mermado en Dorne, hubieran ganado los Targaryen pero a que costo, pero Aegon quería conquistar y por eso no le tomó mucha importancia a Dorne.

    En primer lugar no sé porque no arrasó completamente Dorne, sí no lo podía conquistar podían acabar con toda su civilización, no hubiera sido la primera vez que lo hacían.

    Todo lo de los dornienses matando a Meraxes, suena a cuento infantil aún dentro de la mitología de CDHyF. ¿Cómo es que apostaban estos escorpiones dentro de su guerra de guerrillas? ¿Fue un Mega "Lucky Shot?

    ResponderEliminar
  4. lo que yo creo es que, Nymor salvo a Rhaenys y la mantuvo oculta hasta que el se convirtio en la cabeza de la casa Martell, en ese tiempo Rhaenys se enamoro de algun Martell, o les tomo cariño, la cosa es que la carta la escribio la misma Rhaenys, diciendole a Aegon que deje en paz a Dorne,y que ademas habia tomado los huevos de dragon y los tiene en Dorne.

    eso explicaria el viaje de Aegon, porque no volvio a atacar a Dorne, porque Doran martell esta tan tranquilo, y el porque quiere tanto una alianza con los Targaryen que quedan

    ResponderEliminar
  5. con todo lo que ha pasado en los libros y viendo de lo que son capaces en los 7 reinos, me quedo sin duda alguna con la tercera teoría.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...