sábado, 13 de diciembre de 2014

La carta de Nymor Martell o por qué Dorne nunca fue conquistado (1)

Rhaenys y Meria Martell.
La enciclopedia The World of Ice and Fire ha llegado repleta de datos y eventos históricos del mundo creado por George R. R. Martin de los que apenas sabíamos nada hasta el momento. Quizá uno de los periodos más interesantes de toda la historia de Poniente sea la conquista de los Siete Reinos por parte de Aegon Targaryen y sus hermanas. Aunque la verdad sea dicha, la conquista se limitó a seis reinos ya que Dorne no llegó a ser sometido por la fuerza, resistiendo al 'Fuego y Sangre' que derramaron los Targaryen sobre sus tierrras. Solo décadas después los Martell aceptaron un contrato matrimonial con los Dragones que los unió formalmente al gobierno Targaryen.
En este artículo pretendo hablar sobre uno de los sucesos más misteriosos relacionados con el intento de conquista de Dorne por parte de Aegon I, y al que ni siquiera los maestres de la Ciudadela han logrado dar explicación. No hace falta decir que viene repleto de spoilers de The World of Ice and Fire, así que a partir de este punto que cada cual siga leyendo bajo su responsabilidad.
(Nota: Las imágenes y las citas que acompañan al texto proceden de The World of Ice and Fire y son traducción propia).

LA FALLIDA CONQUISTA DE DORNE
Cuando la guerra de conquista de los Siete Reinos estaba a punto de terminar Rhaenys Targaryen voló al reino de Dorne para intentar someterlo. Sin embargo, los dornienses no pretendían plantar cara a sus dragones, porque ya sabían del destino de Harrenhal y el resultado del Campo de Fuego. En su lugar, los señores dornienses abandonaron sus ciudades y desaparecieron con sus ejércitos en lo más profundo de los desiertos. Por lo tanto, Rhaenys y Meraxes solo encontraron ciudades abandonadas a su paso... excepto Lanza del Sol.
En la capital dorniense la Reina Rhaenys pudo encontrar a la princesa gobernante de Dorne: la Princesa Meria Martell, una anciana de 80 años, obesa y casi calva, a la que sus enemigos llamaban el 'Sapo Amarillo de Dorne'. Era la única persona que quedaba en el abandonado castillo y le aseguró a la Reina Targaryen que nunca se someterían. Rhaenys le aseguró que regresarían con "Sangre y Fuego" y Meria le contestó que les podrían quemar, pero nunca se doblegarían recordándole el lema de su casa "Nunca doblegado, nunca roto". Y advirtió a Rhaenys que si volvía fuera consciente del peligo que correría. Así que a Rhaenys no le quedó más remedio que volver a montar en Meraxes y abandonar Dorne.

Así quedaron las cosas durante un tiempo, hasta que en el año 4 Después de la Conquista (DC) el Rey Aegon se propuso terminar de una vez lo que había empezado. Invadió Dorne con un poderosos ejército, pero los dornienses desaparecieron de nuevo ante ellos. Los Targaryen solo encontraron fortalezas vacías, y fueron emboscados en los pasos estrechos de las montañas en una guerra de guerrillas, que casi le cuesta la vida el propio Orys Baratheon. Sin más oposición Aegon y sus hermanas llegaron hasta Lanza del Sol, que encontraron también abandonada, y alli celebraron la victoria y declararon Dorne un reino más bajo el control del Trono de Hierro.
La muerte de Meraxes en Sotoinfierno.
Sin embargo, esto anuncio provó ser una simple ilusión porque en cuanto los dragones abandonaron Dorne para regresar a Desembarco del Rey estalló de nuevo la revuelta. Los ejercitos dornienses regresaron para tomar las ciudades y pasaron por la espada las guarniciones ocupantes.
A partir del año 8 DC la guerra tomó un aspecto diferente, cuando Aegon y sus hermanas volvieron a lomo de sus monturas para arrasar los castillos de sus enemigos con el fuegodragón. Mientras, los dornienes enviaron ejércitos para atacar ciudades fronterizas como la fortaleza de Canto Nocturno o las mismísima Antigua.
Sin embargo, en Sotoinfierno tuvo lugar un hecho en el año 10 DC que cambió por completo el signo de la guerra dorniense. Allí, cuando Rhaenys Targaryen atacaba la fortaleza de la casa Uller el cuadrillo de un escorpión atravesó el ojo de Meraxes:
y el gran dragón y la reina que cabalgaba sobre el cayeron del cielo. En sus últimos estertores, el dragón destruyó la torre más alta del castillo y parte del muro. El cuerpo de la reina Rhaenys nunca fue devuelto a Desembarco del Rey.
Los maestres siguen discutiendo todavía como murió Rhaenys, como se puede comprobar por este fragmento de la historia escrita por el archimaestre Gyldayn: 
Que Rhaenys Targaryen sobreviviera a su dragón sigue siendo motivo de controversia. Algunos dicen que ella perdió su asiento y cayó a su muerte, otros que fue aplastado por Meraxes en el patio del castillo. Algunos relatos afirman que la reina sobrevivió la caída de su dragón, sólo para morir una muerte lenta por tormento en los calabozos de los Uller. Las verdaderas circunstancias de su desaparición probablemente nunca se sepan.
Por lo tanto, parece que durante la misma guerra de Dorne hubo muchas dudas sobre lo que ocurrió en Sotoinfierno en el derribo de Meraxes, y existen versiones contradictorias sobre el destino de la más joven de los Targaryen, la Reina Rhaenys. Recordemos esto para entender lo que ocurrió unos años más adelante.
Los dos años siguientes son conocidos como 'los años de la Ira del Dragón', mientras Aegon y su hermana Visenya arrasaban ciudades enteras con las llamas de Balerion y Vhagar para vengar la muerte de su hermana. Así continuó la guerra durante años, hasta que en finalmente en 13 DC la princesa Meria Martell, el Sapo Amarillo, falleció debido a su avanzada edad y la corona de Dorne pasó a su hijo el Príncipe Nymor. Nymor Martell era un hombre mayor cansado de tantos años de guerra initerrumpida y para concluir con los combate decidió tomar una decisión que sigue llenando de dudas a los estudiosos de la historia de los Siete Reinos.

CONTINUARÁ...
Segunda parte


SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...