jueves, 7 de noviembre de 2013

Entrevista a Patrick Rothfuss

Estos días se encuentra visitando nuestro país el escritor norteamericano Patrick Rothfuss, conocido mundialmente por sus libros El nombre del viento y El temor de un hombre sabio, parte de la trilogía Crónica del Asesino de Reyes. El creador de Kvothe ha venido a Barcelona por primera vez desde que saltó a la fama y ayer se reunió con un grupo de lectores en un acto en el auditorio Penguin Random House donde respondió a todas las dudas que sus fans le plantearon. Hoy (7 de noviembre) Rothfuss firmará libros en la Casa del libro de la ciudad Condal a partir de las 17.00 horas, y el viernes viajará a Madrid, donde también firmará ejemplares de su obra en la Fnac de Callao  a las 19.30 horas. Para conocer más detalles sobre estos actos podeis pinchar aquí.
Pues bien, gracias a la página El rincón de Koreander podemos leer la entrevista completa que le realizaron a Patrick Rothfuss tanto los lectores como el periodista y escritor Ricard Ruiz Garzón, que actuó como moderador. Rothfuss nos aclara como trabaja, la forma de crear algunos personajes, de donde le viene su amor para la palabra escrita, lo que le ha costado sacar adelante el segundo libro de la trilogía o el problema de la escasez de personajes memorables en la literatura fantástica.
Fuente aquí.

Sobre su relación absolutamente mágica con las palabras, ¿de dónde proviene esa relación?, ¿cómo ha conseguido a lo largo de los años esa relación tan especial con las palabras que hace que vayan más allá del propio lenguaje?
Aprendí a leer sobre todo con mi madre. Leí muchísimo, muchísimo cuando era niño, pero creo que realmente el amor por las palabras vino cuando estuve en la Universidad leyendo otras cosas a parte de la literatura fantástica, porque igual es un poco una pena decirlo, pero no sé si realmente en la literatura fantástica en general puedes llegar a tener ese amor por el lenguaje. Así que en la Universidad empecé a leer a Chaucer, Shackespeare, poesía… también intenté escribir algo de poesía con un éxito más bien relativo y ahí surgió el amor sobre todo.

¿Siempre supiste desde el principio cómo se iba a desarrollar la historia y cómo iba a terminar?
No (aplausos del público). Creía que sí lo sabía, y de hecho tenía bastante o muy claro el final del libro, tenía también bastante claro lo que iba a ceder entre medias, pero la verdad es que me equivoqué la mayoría de las veces, por no decir todas. Pero aprendí mucho escribiendo, y mientras iba por el camino me encontré con cosas que acababan no siendo tan divertidas al escribirlas como yo las había planeado o previsto, pero estos accidentes del camino son una cosa fantástica porque te lleva el azar, hace que te pierdas y deambules, de forma que descubres cosas estupendísimas o también puedes caer evidentemente en un pozo de serpientes. Pero iba por este camino y precisamente por eso creo que soy un escritor lento, que tardo mucho tiempo en escribir, y también por eso tardé mucho tiempo en ser publicado.
Sin embargo, en ocasiones estos accidentes son fantásticos, hasta el punto de que te permiten encontrarte con personajes que no aparecían en la primera idea, en el primero borrador, como por ejemplo Auri o Devi, y si caes en el pozo y te pierdes también está bien porque descubres cómo acabar tirando un montón de papeles a la papelera (risas).

Desde que leí sobre los Chandrian tuve esta curiosidad, ¿te basaste el algún elemento mitológico para su creación, o fueron algo totalmente inventado por ti?
Pues lo inventé absolutamente a partir de la nada. Yo mismo, yo solito.

La tercera pregunta es sobre la magia. En la crónica del asesino de reyes queda bastante claro cómo funciona la Simpatía, y un poco menos cómo funciona la Nominación. ¿Tienes pensado ir describiendo en el resto de la obra cómo funcionan la Sigaldría, la Artificería y los otros tipos de magia que se mencionan menos?
Espero que lo que comentabas de la simpatía y la nominación no esté tan claro como dices, pero en la medida en que sea importante para la historia sí que iré explicándolo. No obstante, yo he construido todo un mundo, y dentro de este mundo sé cómo funcionan la religión, como funcionan las prácticas secretas, los acuíferos, cómo va la economía… Pero explicar todas estas cosas con mucho más detalle, realmente no mejorarían la historia.
Yo construyo mundos, y este construir mundos para mí es un hobby, y además me encanta que este hobby coincida con mi trabajo, pero también soy muy consciente de que un hobby es algo que haces para ti, para divertirte y solo para divertirte. Y si continuaras solo trabajando esta parte la historia sufriría, así que creo que todo tiene que estar siempre al servicio de la historia. La historia es absolutamente reina.
Y de vez en cuando voy colgando cosas en el BLOG, así que si os interesan cosas como la conversión de las divisas o los acuerdos comerciales que se suscriben podéis visitar la web. Solo si sois tan geeks como yo.


¿Se hará una banda sonora de las canciones que salen en el libro? De verdad que quiero oír esas canciones.
(Ríe). Me han hecho muchísimas veces esta pregunta, y hay escritores que me han pedido que les dé las letras para poder hacer la música de las canciones. Pero la respuesta es no. Y es por una buena razón. El motivo por el que amas esas canciones es porque nunca las has escuchado. Es un poco como el primer flechazo que has tenido en tu vida. Es un flechazo total porque en realidad no sabes nada todavía de esa persona. Y además es muy posible que uno haya imaginado esa canción con música clásica, otra persona con música barroca, o como un rock and roll. Es algo que tenemos en nuestra mente, y por lo tanto es la creación de cada cual, como la mía propia.
Y además, aunque la canción la hiciera un música absolutamente espectacular, nunca sería tan fantástica porque se convertiría en algo concreto y dejaría de ser muchísimas cosas. Sería algo maravilloso, insisto, pero no una suma de elementos. Es como una mariposa. A partir del momento en el que la tienes fijada con unos alfileres deja de ser una criatura maravillosa.
Dicho esto, la verdad es que estaría muy, muy bien tener un CD con un montón de canciones fantásticas sobre el mundo, y no sé si la conocéis pero yo tengo una especie de ONG, Worldbuilders, y estaría muy bien pensando precisamente en los proyectos de esa organización juntar a un grupo de músicos, y hemos pensado en ello, para que cada uno pudiera hacer una canción bien basada en el mundo, o bien basada en cualquiera de los libros. Eso estaría bastante bien y supongo que os gustaría bastante escucharlo, como imagino que os gustaría leer ya el tercer libro.
La verdad es que todos estos proyectos me roban muchísimo tiempo, y hay un montón de proyectos interesantes que me rondan por ahí. Por suerte a lo largo del último año me he ido rodeando de todo un equipo de gente que a partir de ahora me van a ayudar a gestionar la fundación, la ONG, y otros tipos de proyectos. Así que cuando surja algo interesante se lo encargaré.

Cuando esté con la ouija y con Tolkien, le diré: “Espíritu de John Ronald Reuel, tú eres muy bueno, te sigue queriendo mucha gente, seguramente sigues siendo el rey, pero hay dos tíos que te están dando mucha caña con personajes femeninos y uno de ellos se llama Patrick Rothfuss”. Denna, Felurian… pero la pregunta se la quiero hacer sobre alguien que cautiva a muchos lectores y lectoras que es Aurin. 
¿Cómo consigues hacer personajes femeninos en fantasía épica de esa hondura, de esa calidad, pero al mismo tiempo de Auri, que la sentimos tan frágil en su dolor, tan profunda?
En literatura fantástica tenemos el problema de no tener suficientes buenos personajes femeninos. Incluso me atrevería a decir, y creo que con bastante razón, que en  literatura fantástica tenemos problemas para encontrar buenos personajes. Punto.
Esto ha mejorado a lo largo de los últimos 10 ó 20 años, pero si esto es así, seguramente es porque estamos todos dentro de la literatura fantástica siguiendo la sombra o el legado de Tolkien. Y es que Tolkien mismo seguía los pasos de otro tipo de literatura, que era básicamente una literatura épica de eventos, de acontecimientos, o de aventuras en sí. Y si supiera exactamente cómo he construido el personaje de Auri, si lo supiera, pues seguramente usaría la misma pauta con todos los personajes. Además os lo contaría y vosotros también podrías hacerlo. Sería como una fórmula, algo científico y por lo tanto replicable y repetible. Pero la narrativa, la escritura en sí, no es una ciencia. Al menos no mi estilo de narrativa, sino que es una mezcla de química y de alquimia. La química sí tiene parte de receta… la alquimia no.
Leí un artículo de una persona que decía que estaba harta, hastiada, de que se reclamaran estos personajes femeninos fuertes. El tema no es personajes femeninos fuertes o potentes, sino personajes femeninos buenos. De hecho, si pensáis en los personajes preferidos en general puede aparecer Don Quijote, que no lo definiríamos como un personaje fuerte, si no como un magnífico personaje, o Sherlcok Holmes, de quien diríamos que no es un personaje fuerte, sino alguien brillante.
Amo a Don Quijote, y no porque sea un personaje fuerte, si no porque es un tío que está absolutamente loco. (Menciona una cita del Quijote). De Sherlock Holmes qué decir, pues que es un drogadicto, un misántropo, un detective brillante, estupendo, pero no precisamente un personaje fuerte. Y repito, necesitamos personajes femeninos maravillosos, como necesitamos personajes maravillosos, punto. Y de aquí algunos, pues que sean mujeres. Estoy un poco ya hasta las narices del tema seis personajes y una mujer. Mira qué bonito, ya hemos dado un paso hacia delante, ya hemos ido un poco más allá que Tolkien. Gracias, estupendo. No, queremos algo más. Lo siento (risas).

¿Tienes ya en mente lo que vendrá después de la historia de Kvothe? Si es así, adelántanos algo.
Dormiré muchísimo y pasaré tiempo con mi hijo (aplausos). Y también escribiré otras historias. Hay muchísimas más historias dentro de este mundo, así que no lo voy a dejar. Lo prometo.

Una pregunta en inglés. Le interrogan sobre el software que utiliza para escribir, a ver si ha actualizado su antigua versión del Word, y sobre cómo combate la procrastinación.
No lo he actualizado. Sigo con Word 95 (el público reacciona como asustado). Pero no estoy escribiendo en una piedra, ¿no? ¡Tampoco pasa nada! (ríe). Es más. La verdad es que me molestó muchísimo tener que pasar a Word, porque yo trabajaba con Wordstar, que además te permitía pasearte con todo el software y el documento en sí del libro en un disco de 3,5 pulgadas, que era una cosa estupenda. Yo podía pasearme con aquello en aquel momento en el que yo tampoco tenía tanto dinero como para tener un portátil con el que ir dando vueltas.
En cuanto a la segunda parte de la pregunta, aprendes a trabajar y a escribir a medida que lo haces. Pero tengo que decir que durante 14 años yo estuve escribiendo el libro cuando en realidad tenía que hacer otras cosas. Por ejemplo, cuando tenía que estudiar escribí el libro, cuando tenía que fregar los platos escribía el libro, cuando tenía que dormir otro tanto. Y claro, ahora es un poco al revés. A partir del momento en el que el libro se publica, lo que debería de estar haciendo es seguir escribiendo, pero todos sabemos qué sucede con las cosas que uno debe de hacer. Es que cuando debes de hacer una cosa ya no tiene tanta gracia. Ya no es tan divertido.
No es tanto que deje de ser divertido,o que no tenga gracia, sino que prácticamente desarrollas una especie de aversión psicológica hacia el tema, y precisamente por eso también tardé tanto con el segundo libro. Si a un grupo de chavales tú les das un montón de cintas, de celos, de cartones, se van a pasar todo el día divirtiéndose como locos con un montón de actividades. Van a construir castillos, rampas… en fin, un montón de genialidades. Pero si en cambio les dices: “Mira, te doy un dólar, y a ver qué haces con esto”, al cabo de un rato van a dejarlo, y dedicarse a otra cosa. A partir del momento en el que te piden, o te pagan por algo, hay montón de términos psicológicos, pero realmente desarrollas esa aversión. Y seguramente para otros autores esto no supondría ningún problema porque trabajan un año, dos años o tres años en un libro, y después lo publican. Pero yo estuve 14 años jugando con él. Realmente era mi hobby, y de repeten ese hobby se convierte en mi trabajo, y ahora vosotros queréis un libro, y yo necesito tiempo para acostumbrarme a todo esto. Ya lo voy superando. Voy siendo cada vez un poco más eficaz, y voy aprendiendo.
Esto me lleva a la historia que no tendría que contar, y que ahora no sé si tengo que contar. La historia viene de dos años antes de que me publicaran. Me llama una amiga y me dice: “Ven aquí, que vamos a hacer una sesión de libro, porno y pizza con mi amiga Amanda. Va a ser estupendo”. Así que dos hermosas y atractivas mujeres me invitan a su casa a mirar pornografía y comer pizza. Y yo les digo: “Perdona, perdona pero es que tengo mucho trabajo con el libro”. En ese momento yo pensé realmente ahora soy un autor. Claro, no me habían publicado en ese instante, pero pensé que es lo que un autor tiene que hacer. Evitar cualquier tipo de tentación y trabajar en su libro.

¿Cómo ha construído las diferentes lenguas del libro?
Me gustaría mentirte, la verdad, pero vamos, yo es que yo no soy Tolkien. Él era lo más parecido a un lingüista excelso que uno se pueda  imaginar, pero yo no soy así. Yo tengo un vocabulario, un cierto marco, y a partir de aquí todo lo demás es falso.

Muchos hemos idealizado al personaje de Kvothe, pero también me gustaría saber cómo lo ves tú. ¿Lo ves como un personaje a seguir, o es un niño lleno de traumas? y ¿cómo llegas a un personaje así?
Estabas haciendo muchas preguntas, así que la respuesta es sí (bromea). En realidad no hay una respuesta exacta, porque mi relación con Kvothe es muy distinta de la vuestra. Yo soy responsable absoluto de la calidad de la historia, y Kvothe trabaja para mí. Yo soy su Dios. Mis sentimientos respecto a Kvothe son muy distintos porque soy el autor. Y además, si os explicara realmente cuáles son os estaría hablando mucho del personaje, y si hubiera querido contar todas estas cosas del personaje ya estarían en el libro.

2 comentarios:

  1. Interesantísima entrevista. ¿Por qué no cuelgas algunas de tus entradas en asshai, Lord Beric? Saludetes.
    ¡Nos vemos ahí! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola asshaita! (seas quien seas jeje) :) Alguna vez he colgado alguna información interesante por alli.
      Nos vemos en Asshai ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...